eldiario.es

Menú

Ximo Puig blinda el pacto de gobierno valenciano frente a la crisis del PSOE

El presidente de la Generalitat asegura que su proridad es garantizar el buen funcionamiento del Consell y ratifica su confianza en la consellera de Sanidad, afín a Pedro Sánchez

- PUBLICIDAD -
El PSOE enmienda la reforma del aborto para impedir la interrupción sin consentimiento

Carmen Montón y Ximo Puig. EFE

El presidente de la Generalitat ha vuelto a defender su participación en la maniobra para tumbar a Pedro Sánchez de la jefatura del PSOE - pérdida de confianza, falta de diálogo, maniqueismo al dibujar a sus contrarios como favorables a un gobierno del PP...-  pero ha descartado cualquier consecuencia de la crisis socialista en el gobierno valenciano.

"La Comunidad Valenciana es mi absoluta prioridad, mi ocupación fundamental, y quiero preservar por encima de todo la buena salud del gobierno del Botànic", el acuerdo por el que PSPV-PSOE y Compromís, con el apoyo parlamentario de Podemos, gestionan la Generalitat.

Puig cree que las otras fuerzas progresistas implicadas en el Consell  -"nunca he pactado con la derecha", ha reiterado, comparten su "compromiso inquebrantable" con el pacto del Botànic. Éste, en consecuencia, no debe verse afectado por la guerra civil en el PSOE. En esa línea, el presidente ha dado su apoyo total a la consellera de Sanidad, Carmen Montón.

"Tiene mi confianza", ha dicho. Montón, secretaria de igualdad del PSOE y afín a Pedro Sánchez, no dimitió de la ejecutiva, a diferencia de Puig. Este miércoles, sin embargo, ha mantenido su agenda y  no ha acudido a la ejecutiva en la que ya solo quedan partidarios al aún secretario general de los socialistas.

Algunas voces en Compromís ( Ignasi Candela, diputado en Madrid) o Podemos si han criticado la operación que quiere tumbar a Sánchez porque allanaría el camino a un nuevo gobierno del PP. Por ejemplo, estos tuits del líder valenciano del Podemos, Antonio Montiel, y un diputado autonómico, Antonio Estañ.

Montiel, sin embargo, ha hablado este miércoles con Puig y se ha limitado a recordarle las tareas pendientes de su gobierno. En principio, si se cumplen los programas, no hay riesgo de ruptura con Podemos, a diferencia de lo que ha sucedido en Castilla-La Mancha.

Además, la vicepresidenta de la Generalitat, Mónica Oltra (Compromís) ha reafirmado esta misma semana su satisfacción con la gestión del Consell, aunque ha pedido por activa y por pasiva un gobierno de cambio para España. De momento, el marasmo del PSOE parece no afectar al gobierno valenciano.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha