eldiario.es

Menú

Diputación de València reabre las vías afectadas por el temporal y repara los daños

En la la CV-391 de Requena a Villar de Olmos el quitanieves pasó en un par de ocasiones y la carretera no llegó a cortarse al tráfico

- PUBLICIDAD -
En Moixent se desprendió una roca junto a la CV-652

En Moixent se desprendió una roca junto a la CV-652

El área de Carreteras e Infraestructuras de la Diputación de València ha dado por finalizada la situación de emergencia por el temporal y ha hecho un balance positivo de la situación en la red viaria provincial, donde se encuentran abiertas al tráfico la totalidad de las carreteras. El diputado de Carreteras, Pablo Seguí, ha explicado que “ahora estamos reparando los daños causados en diversas carreteras de titularidad de la Diputación para que estos no afecten ni a la seguridad ni al uso diario de estas vías”.

En la jornada del lunes, se vieron afectadas principalmente algunas carreteras de la Demarcación de Utiel-Requena, muy especialmente la CV-391 de Requena a Villar de Olmos, con acumulación de nieve entre el punto kilométrico 20 y el 30. El quitanieves pasó en un par de ocasiones y la carretera no llegó a cortarse al tráfico.

En la demarcación de Villar del Arzobispo varias carreteras quedaron afectadas por la nieve y esta fue retirada durante la mañana. Las vías con mayores complicaciones fueron la CV-478 desde Vallanca a Negrón, la CV-483 en el acceso a Arrollo Cerezo y la CV-363 de Losilla a Mas del Olmo, por la Puebla de San Miguel, entre el punto kilométrico 11 y el 25.

En la Demarcación de l’Alcudia de Crespins, la CV-580 se cortó durante la tarde del lunes a la altura del kilómetro 21 (de Quesa a Bicorp) por desprendimientos, pero se ha reabierto al tráfico durante la mañana del martes. También fue cortada la CV-656 entre Fontanars y el límite de la provincia por aterramientos, pero la carretera ha sido abierta también en la mañana del martes.

En la Demarcación de Alzira se ha pedido precaución en la circulación por la CV-543 en elacceso a Cogullada desde Alberic, al detectarse acumulaciones de agua, aunque no ha sido necesario cortar la carretera.

En la Demarcación de Buñol, la CV-580 entre Dos Aguas y Millares también se ha visto afectada por desprendimientos producidos durante la tarde del lunes, aunque se dejó libre un carril y el martes se ha limpiado por completo la calzada. Y en la CV-428, en el acceso a Cortes de Pallás, la carretera está afectada por pequeños desprendimientos, al igual que la CV-425 en  Venta Guaeta, aunque en ambos casos se dejó libre un carril y se ha limpiado por completo la calzada.

También se ha detectado la caída de un muro de propiedad privada en el punto kilométrico 4 de la CV-427, entre Buñol y Yátova por Rio Juanes, pero ya ha sido atendido por Protección Civil y será el propietario quien se hará cargo de la reconstrucción.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha