eldiario.es

Menú

Un museo de referencia de arte moderno en una zona de sensibilidad arqueológica

El proyecto 'Montsant. Centre d'art i arqueologia' podría llevar a Xàtiva una de las mejores colecciones estatales de arte moderno

Se proyecta en la ladera del castillo, BIC de alto valor arqueológico, por lo que requiere de autorizaciones especiales y modificaciones legales

- PUBLICIDAD -
Imagen del proyecto que se quiere construir en la ladera del castillo de Xàtiva

Imagen del proyecto que se quiere construir en la ladera del castillo de Xàtiva

Una colección de las más punteras de España de arte moderno podría instalarse de forma permanente en Xàtiva. Y para ello debería alojarse en un museo de nueva creación de más de 14.000 metros cuadrados que se quiere incrustar en la ladera del castillo de la ciudad, declarada Bien de Interés Cultural (BIC) por su alto valor arqueológico.

Se trata del proyecto 'Montsant. Centre d'art i arqueologia', que como principal atractivo tendría la Coleción Inelcom, una colección perteneciente a la empresa tecnológica del mismo nombre, también ubicada en Xàtiva, y fundada por Vicente Quilis. La Colección Inelcom está compuesta de 160 obras de 52 artistas, con disciplinas que van desde el dibujo, la pintura y la escultura, a la fotografía y el videoarte. Actualmente está ubicada en la sede de Inelcom en Pozuelo de Alarcón (Madrid), y fue distinguida con el Premio "A" de la Feria de Arte Contemporáneo (ARCO) 2016.

El proyecto cuenta con la dirección de Vicent Todolí, asesor de la colección Inelcom desde 2011, y quien fue director de la Tate Modern entre 2002 y 2010. Todolí además asesora a varios museos y fundaciones, como la Fundación Botín en Santander, y es el director del área de Arte de la Fundació Per Amor a l’Art, asesorando la colección del nuevo centro Bombas Gens Centre d’Art, en Valencia.

El proyecto en números

El proyecto 'Montsant. Centre d'art i arqueologia' ha sido presentado esta semana en Xàtiva con un desarrollo a medio plazo que se calcula podría estar en funcionamiento ya en el año 2020. Para su materialización los impulsores calculan que se haría una inversión que, como mínimo, rondaría los 20 millones de euros.

Con su apertura, calculan los promotores del proyecto, Xàtiva podría disparar su número de turistas con 200.000 vistantes más al año, turistas de perfil medio-alto que supondrían un impacto económico de de 51 millones de euros al año en toda la provincia de València -afirman que se quiere potenciar un triángulo museístico entre el Caixa Fòrum, Bombas Gens y el museo de Xàtiva-. Además aseguran que el proyecto supondría la creación de 527 puestos de trabajo directos e indirectos, a lo largo de las diferentes fases del impulso del museo.

Las nuevas instalaciones serían tres. La primera vincula el proyecto a un aumento de las plazas del Hotel Montsant en la zona, incremento que se calcula duplicaría su actual capacidad hasta alcanzar alrededor del medio centenar.

Después estaría el Museo Menor, de 876 metros cuadrados, que incluiría el centro de recepción de visitantes y aparcamiento. Finalmente el Museo Mayor, de 13.659 metros cuadrados, donde se ubicaría la exposición.

Imagen de localización del proyecto en la ladera del castillo de Xàtiva

Imagen de localización del proyecto en la ladera del castillo de Xàtiva

Cronología prevista

Según los plazos previstos por los impulsores del proyecto, y tras la superación de los trámites adminitrativos que podrían ser los que más dilataran el proceso, dentro de dos años empezaría la intervención.

El primer paso sería la realización de excavaciones arqueológicas en la parcela original del Montsant, para a continuación realizar las obras de ampliación del hotel. Esta ampliación se acompañaría de otras excavaciones en la zona donde se levantaría el Museo Menor, las de mayor afección arqueológica puesto que se sitúa sobre una aljama musulmana, y la posterior construcción de estas dependencias. La última fase de todas sería la construcción del Museo Mayor, que se haría en un espacio en principio sin afección arqueológica.

Para estas cuestiones de incidencia arqueológica en el equipo que impulsa el proycto también se encuentra la arqueóloga Reyes Borredá, codirectora desde 2006 del proyecto 'Excavaciones arqueológicas en La Solana del Castell', financiado por la Generalitat. Además es coordinadora del Hotel Restaurante MontSant y directora de sondeos, estudios y excavaciones que se desarrollan en la zona. 

Visión del ayuntamiento

Desde el Ayuntamiento de Xàtiva se ha recibido con cautela el proyecto. El alcalde de la ciudad, Roger Cerdà, a la vez que destacaba el valor artístico de la colección que se promete a Xàtiva, advertía de que la ejecución del museo debe ser cuidadosamente estudiada.

Entre los detalles iniciales se ha pedido que, ante un museo de estas magnitudes, se reciba positivamente la pearmibilidad de la sociedad de Xàtiva, que se les explicara el proyecto a los ciudadanos y se les escuchara. Por ello está expuesto del 9 al 20 de marzo en la Casa de la Cultura y se ha abierto un buzon de sugerencias tanto en este espacio como en su web.

Pero además Cerdà advierte de que su gobierno quiere tener todos los detalles del proyecto: "se ha de hacer un estudio en profundidad, no sólo de la viabilidad de la construcción del proyecto, sino también de la viabilidad de la sostenibilidad a largo plazo del museo". Por ello habla de fórmulas que se pueden estudiar como la creación de una fundación, como se ha hecho en otros museos de titularidad privada en otras partes del estado.

Recuerda también el alcalde que para la ejecución se requiere la aprobación de la Dirección General de Patrimonio de la Generalitat Valenciana, por las características especiales que tiene la intervención en un espacio BIC. Además Cerdà apunta que desde el ayuntamiento se requiere que el museo "no ha de tener ningú impacto visual en la ladera del castillo, ha de estar perfectamente integrado".

Por ello destaca que se tiene que valorar detenidamente el proyecto inicial presentado por el arquitecto Arturo Sanz, que planea la mayor parte de la superficie, el Museo Mayor, enterrada en una hondonada detrás de la muralla de Levante, pero el Museo Menor sí presenta volumen. Así el alcalde reclama que el proyecto "no tiene que deteriorar la imagen del entorno del castillo".

Por otra parte, toda la intervención requiere la modificación del conocido como Plan Especial del Montsant, un plan de protección de dicha zona de alto valor patrimonial histórico que tendría que aprobar el ayuntamiento. Roger Cerdà explica: "Con la situación actual el Hotel Montsant no puede hacer ningún tipo de ampliación, así que si se quiere hacer este incremento de sus dependencias el ayuntamiento tendrá que tener garantías de que va a ejecutarse de forma íntegra y sostenible el proyecto, y que no va a quedarse a medias".

Roger Cerdà insiste: "Vemos positivo el proyecto, pero necesitamos tener una información muy detallada y todas las garantías de viabilidad y sostenibilidad a futuro del museo, porque su localización en una zona tan sensible de valor patrimonial no nos permite afrontar la iniciativa con ligereza ni con irresponsabilidad".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha