eldiario.es

Menú

La paja de arroz se abre paso como alternativa ecológica al corcho en las fallas

Tres artistas de València se interesan por el proyecto que desarrollan investigadores de la Politécnica y que transforma la paja en material para modelar ninots.

Este material reduciría las quemas en los arrozales, tarda más en arder que el corcho, que en realidad se derrite, y presenta un olor muy parecido al de la madera.

- PUBLICIDAD -

"No estamos en contra del poliestireno expandido (corcho), lo que planteamos es una alternativa basada en un nuevo material de paja de arroz que arde en lugar de derretirse como el corcho, que tiene un mayor tiempo de combustión y que debe de ser más respetuoso con el medio ambiente y en el entorno de trabajo del artista ya que se genera muy poco residuo".

Así han explicado los investigadores y profesores de informática de sistemas y computadores, Miguel Sánchez, y de Bellas Artes, Rubén Tortosa, el objetivo del proyecto que vienen desarrollando en la Universitat Politècnica junto a los también investigadores Xavi Mas del Departamento de Restauración y Bienes Culturales y Jose Ramon Albiol del Departamento de Construcciones Arquitectónicas, basado en la creación de una masa realizada a base de serrín y paja de arroz que se pueda usar para elaborar fallas y que no sea contaminante.

"La otra parte del proyecto consiste en aplicar este material, por un lado con un sistema de impresión en 3D que permita crear una figura y por otro mediante moldes", han comentado.

Dos de los investigadores trabajando con un molde

Dos de los investigadores trabajando con un molde

Gracias a un convenio de I+D+I con el Ayuntamiento de València a través de Las Naves se han podido ver los primeros resultados en las pasadas fallas en el monumento de la plaza del Ayuntamiento, que contó con ninots realizados con este material a modo de prueba piloto.

La experiencia no ha pasado desapercibida y de hecho, según han informado Sánchez y Tortosa, "tres artistas falleros se han interesado por este nuevo material y se han puesto en contacto con nosotros para utilizarlo en sus monumentos de cara a las próximas fiestas".

Y es que, "el objetivo final es producirlo a gran escala e industrializar el proceso para que pueda competir en costes con el corcho, con la ventaja de que es más limpio al ser utilizado de una manera aditiva frente al modelo actual que genera mucho residuo de partículas de diferentes tamaños en el taller del artista". También se esta probando "para ser utilizado directamente en moldes."

El nuevo material realizado a base de serrín y paja de arroz

El nuevo material realizado a base de serrín y paja de arroz



Así, la idea cuenta con un doble beneficio: "Por una parte se reducirían mucho las molestias que generan las quemas masivas de paja de arroz en los campos de la zona del Saler, y por otro lograr una cremà de fallas más respetuosa con el medio ambiente".

Pese a todo, son conscientes de que ese momento aún tardará en llegar y que el corcho se seguirá trabajando: "Actualmente es el material más utilizado porque es barato y fácil de manipular, pero mezclado con la pintura cuando arde desprende un humo negro que no es agradable ni limpio; sabemos que será muy difícil que se elimine por completo y tampoco es lo que se pretende, pero si conseguimos que se reduzca su uso por materiales más ecológicos, como el que hemos creado, se habrá logrado un gran avance”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha