eldiario.es

Menú

Una versión minimalista de Ricardo III para el Teatro Principal

La esencia de la crueldad y ambición de poder del Ricardo III de Shakespeare llega a Valencia de la mano de Noviembre Teatro

- PUBLICIDAD -
Ricardo III, de Noviembre Teatro

Ricardo III, de Noviembre Teatro

La esencia de la crueldad y ambición de poder del Ricardo III de Shakespeare, despojado de toda rétorica y parafernalia, llega al Teatro Principal de Valencia de la mano de la compañía Noviembre Teatro con un montaje que guarda "un paralelismo terrible con la realidad que nos rodea".

Los actores Arturo Querejeta (Ricardo) e Isabel Rodes (Isabel) han presentado este jueves en rueda de prensa esta obra, dirigida por Eduardo Vasco, que podrá verse hasta el próximo domingo con una escenografía "minimalista" pero que sube al escenario 11 actores y un piano, lo que en estos tiempos es "casi un suicidio" por "el compromiso personal y el esfuerzo económico" que conlleva, ha apuntado el protagonista.

Querejeta ha resaltado que pese a los 400 años del texto este "personaje emblemático" de Shakespeare guarda un "gran paralelismo" con la actualidad por "las maquinaciones y las traiciones que hay que urdir para llegar al poder" y "como corolario de todo eso cuál es la corresponsabilidad de los ciudadanos".

Así, ese ser "tullido, deformado, y sin escrúpulos" que es Ricardo III "plantea el poder en su doble vertiente, por un lado las maquinaciones, la urdimbre terrible que puede organizar un ser sin moral para detentar ese poder", pero también "cuál es la corresponsabilidad de los ciudadanos al permitir que ese gobierno se perpetúe".

De este modo, ha comentado que al escuchar a sus compañeros de reparto parece que este "texto de hace 400 años sea un periódico de hoy por las luchas intestinas del poder que en lugar de las Cortes se dan en los partidos" y "sobre todo la corresponsabilidad de los ciudadanos que se dan cuentan que han elegido mal o que no han mirado hacia otro lado o que han pensado que más vale malo conocido que bueno por conocer".

Quererte ha recordado que cuando comenzaron los ensayos aún no había salido el Brexit, ni Donald Trump estaba en la presidencia de EEUU, "un personaje que parece como un muñeco del guiñol, alguien sacado de una ópera bufa pero de repente tiene la posibilidad de darle al botón rojo, y eso da mucho miedo".

El montaje de Noviembre Teatro es "minimalista, un espacio vacío, y con elementos que sugieren, con un vestuario atemporal de Lorenzo Caprile que remiten a un determinado tono de época del pasado siglo pero sin especificar".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha