eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El pacto seguro será el pacto por las personas

Si los distintos partidos ponen a las personas en el centro, si todo su afán no se reduce en lograr el poder sino en gobernar para las personas, los pactos serán seguros y fáciles de conseguir.

- PUBLICIDAD -
El PP pierde la mayoría absoluta en Murcia

Una mujer sale de la cabina después de elegir su voto para las elecciones del 24M

Tras una noche electoral de infarto, como no la recuerdo desde hace muchos años, hoy tenemos una España distinta: la España de los pactos. Prácticamente ningún partido podrá gobernar en ninguna comunidad autónoma, ni en grandes ciudades, sin pactar con otros.

Los resultados electorales vuelven a dar la mayoría de votos al PP, seguido por el PSOE, pero entre ambos apenas superan el 50 por ciento, lo que implica que no podrán gobernar solos en la mayoría de los lugares más emblemáticos. Los nuevos partidos han surgido con fuerza. Tanto Podemos y las coaliciones apoyadas por ellos, como Ciudadanos, se abren camino en las instituciones y se convierten en llave de gobierno. Son los pactos de la izquierda los que tienen más posibilidades de progresar porque son los que más mayorías consiguen, tanto en comunidades autónomas como en las grandes ciudades.

También con pactos se gobernará en el puente aéreo Madrid-Barcelona, pero en las dos capitales principales de España el cambio es evidente. Dos mujeres: una activista de la PAH y una jueza retirada han hecho lo imposible, y en las primeras elecciones a las que ambas se presentan consiguen pasar de la nada a poder ser alcaldesas. Ambas tendrán que pactar para conseguirlo, pero el mensaje de los ciudadanos en estas dos ciudades es claro: queremos un cambio en el que las personas sean lo primero.

Parece que los analistas hablan de la pesadilla que se vivirá las próximas semanas para consolidar dichos pactos. ¿ Pero de verdad un pacto entre partidos es tan difícil? Yo no lo creo. Si los distintos partidos ponen a las personas en el centro, si todo su afán no se reduce en lograr el poder sino en gobernar para las personas, los pactos serán seguros y fáciles de conseguir. En un país donde la desigualdad se ha incrementado exponencialmente, apostar por reducirla será la clave del éxito.

Para facilitar esos pactos, quiero recordar lo que hace un par de semanas pedían personas como Fainés, de Burundi, o Martha, de Sudán del Sur, que recordaban la importancia de que España sea un país solidario que apueste por la política de cooperación. Apenas hemos oído hablar a los candidatos en estas últimas semanas de cooperación y, sin embargo, esta es una política de pactos y lo ha sido durante muchos años. Pactar por la solidaridad es fácil y permite avanzar por el camino de las personas.

Beatriz, una madre de tres hijos que perdió su casa en un desahucio y no tiene ingresos suficientes para vivir, pide unos ingresos mínimos dignos y unas políticas sociales que le aseguren sus derechos básicos y los de sus hijos. También pide trabajo. Seguro que apostar por estas políticas facilitará a cualquier partido un pacto para luchar contra la desigualdad y la pobreza que se consolidará con fuerza.

Aurora, una mujer joven que lleva muchos años trabajando con salarios que no le permiten llegar a fin de mes, pide un salario digno que se consigue aumentando el salario mínimo y reduciendo la brecha salarial entre hombres y mujeres y entre los salarios más altos y el salario medio. Teniendo en cuenta que el salario medio en España está en torno a los 1.000 euros, no creo que haya muchos españoles que no apoyen los pactos que busquen un empleo y salario dignos.

Jesús, carpintero autónomo que las ha pasado canutas para mantener su negocio y que aún así ha tenido que seguir pagando más impuestos que las grandes empresas, pide que paguen más impuestos los que más tienen. Creo que no puede haber pacto que no ponga en el centro la justicia fiscal como gran medida redistributiva de la riqueza.

Irene y Carlos, dos activistas que piden mayor transparencia, rendición de cuentas y participación ciudadana en las instituciones. La mayoría de los partidos han usado estas palabras en la campaña electoral, así que no será difícil pactar para conseguir unas instituciones más abiertas y que luchen contra la corrupción.

Sólo escuchando a las personas como Fainés, Martha, Beatriz, Aurora, Jesús, Irene y Carlos, y comprometiéndose con sus peticiones, los pactos podrán realizarse de una forma sencilla, segura y con un fuerte apoyo ciudadano. Espero que esto sea lo que mueva a los partidos políticos en las próximas semanas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha