eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Boeing reduce un tres por ciento su beneficio en 2012 y no espera impacto por el 787

- PUBLICIDAD -
Boeing reduce un tres por ciento su beneficio en 2012 y no espera impacto por el 787

Boeing reduce un tres por ciento su beneficio en 2012 y no espera impacto por el 787

El gigante aeroespacial estadounidense Boeing anunció hoy un beneficio neto durante 2012 de 3.900 millones de dólares, un 3 % menos que en 2011, pero sus acciones subían en la bolsa porque los datos trimestrales y las previsiones para 2013 fueron mejores de lo previsto.

La compañía aseguró, en el comunicado que divulgó los resultados del pasado ejercicio, que no prevé para 2013 un impacto financiero por los problemas técnicos que han dejado en tierra este mes a las casi cincuenta unidades entregadas hasta ahora de su último modelo, el Boeing 787 "Dreamliner".

La caída de los beneficios de 2012 se produjo a pesar del incremento de los ingresos del 19 %, hasta 81.700 millones de dólares, como resultado sobre todo de los más de 600 aviones comerciales entregados, que volvieron a colocar a la compañía como líder mundial del sector.

En el último trimestre de 2012, que es en el que los mercados estadounidenses ponen más atención, Boeing registró un beneficio neto de 978 millones, un 30 % menos que los 1.393 millones del mismo período del año precedente.

Las ventas fueron de 22.300 millones de dólares, un 14 % superiores a las del último trimestre de 2011.

Los beneficios trimestrales por acción se elevaron a 1,28 dólares, superiores a los 1,19 dólares que habían previsto los analistas.

También fueron superiores los beneficios operativos trimestrales de la división de aviones comerciales, que mejoraron un 29 %.

Para este año, la compañía prevé unas ventas de entre 80.000 y 85.000 millones de dólares, con un beneficio por acción de entre 6,10 y 6,30 dólares, frente a los 5,11 dólares de 2012 y los 5,34 de 2011.

Boeing aseguró que el ejercicio 2013 transcurrirá "sin impacto financiero" por la decisión de las autoridades de aviación de EEUU de dejar en tierra los Boeing 787 hasta que se solucionen sus problemas con un tipo de baterías.

"Nuestro primer objetivo para 2013 es resolver la cuestión de las baterías del 787 y que los aviones vuelvan a ofrecer servicio de forma segura", señaló el presidente y consejero delegado de la empresa, Jim McNerney.

Sin embargo, Boeing ha detenido las entregas de unidades del 787 aunque por ahora mantiene el ritmo de producción del avión, un modelo de tecnología innovadora que entró en servicio en 2011 con tres años de retraso debido a problemas en el desarrollo de su novedosa arquitectura.

Cuando anunció la suspensión de las entregas, el pasado 18 de enero, Boeing había recibido 848 pedidos en firme del 787. En noviembre pasado había aumentado su cadencia de producción de este modelo a cinco unidades al mes, mientras espera poder incrementarla a diez unidades mensuales para finales de este año.

Para 2013, Boeing espera entregar entre 635 y 645 aviones comerciales.

Durante 2012, el beneficio operativo de la división de aviones comerciales aumentó un 35 % hasta los 4.711 millones de dólares, mientras que la división de defensa y espacio registró un descenso del 3 % hasta 3.158 millones.

Tras anunciar estos resultados, las acciones de Boeing subían un 1,06 % una hora después del inicio de las contrataciones en la Bolsa de Nueva York, en las que la compañía con sede en Chicago encabezaba las subidas en el índice Dow Jones de Industriales.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha