eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La CE quiere cerrar hasta junio la investigación de ayudas a multinacionales

- PUBLICIDAD -

La comisaria europea de Competencia, Margrethe Vestager, dijo hoy que su prioridad es finalizar hasta el segundo trimestre de 2015 las investigaciones contra Luxemburgo, Holanda e Irlanda por presuntas ayudas de Estado ilegales a multinacionales, aunque no descartó la apertura de nuevos casos.

Vestager señaló que la información que la Comisión está recabando en torno al caso bautizado como "LuxLeaks" está siendo considerada como "información de mercado, la vamos a examinar y también evaluar si esto nos lleva o no a abrir nuevos casos", apuntó.

La CE investiga los acuerdos fiscales secretos entre Luxemburgo y casi 340 multinacionales, entre ellos Pepsi, IKEA, AIG, Coach o Deutsche Bank, que fueron revelados por el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ).

La política danesa señaló que la "prioridad" de la Comisión es cerrar la investigación de "Lux Leaks" y los tres casos en los que trata de determinar si los esquemas fiscales que pactaron Luxemburgo, Holanda e Irlanda con Amazon, Starbucks y Apple, respectivamente, son compatibles con la legislación comunitaria.

"De momento nos vamos a centrar en cerrar los casos abiertos, tenemos dos en Luxemburgo, uno en Holanda y uno en Irlanda, y nos gustaría terminarlos relativamente rápido, es una gran prioridad, me gustaría hacerlo en el segundo trimestre del próximo año", dijo.

"Esto nos permitiría tener mucho mayor cocimiento respecto a estos acuerdos, pero lo que vamos a hacer es que usaremos información", apuntó.

Vestager indicó que la Comisión también ha interrogado a otros países como Bélgica, Reino Unido y "un par más de países" por cuestiones fiscales, aunque recordó que la institución tiene que trabajar de manera estructurada y no puede analizar todo de una vez.

La comisaria indicó que la Comisión aún no ha recibido de manos de las autoridades luxemburguesas la lista que le ha solicitado sobre los pactos fiscales que mantiene, aunque mostró su confianza en que la recibirá "dado que la situación ha cambiado", y apuntó al compromiso mostrado por Juncker ante el G20 sobre el intercambio de información.

"Los pactos fiscales son una práctica común en los Estados miembros y no está prohibida, el problema surge cuando las compañías no son tratadas del mismo modo", aclaró.

La comisaria recalcó, además, que las investigaciones en marcha se centra en analizar si las compañías que se beneficiaban de acuerdos fiscales concretos suponían un trato preferencial, pues de lo contrario no sería "ilegal desde el punto de vista de la competencia".

Preguntada por si este tipo de acuerdos, tradicionalmente secretos, entre los países y las compañías pueden ser "legales" y "legítimos", Vestager indicó que esto "son dos cosas distintas".

"Puede ser, ya que son investigaciones abiertas, hay sospechas pero nada está probado", dijo.

También recordó que en estas investigaciones los afectados son "inocentes hasta que no se demuestre lo contrario".

El escándalo de "LuxLeaks" ha salpicado al nuevo presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, quien dirigió el Gran Ducado durante 18 años como primer ministro, puesto que compatibilizó con el título de ministro de Finanzas.

La comisaria también consideró que estos casos abren un "debate más amplio sobre la fiscalidad" y pidió aprovechar este "impulso" para reforzar la lucha contra el fraude fiscal.

Se mostró partidaria de establecer una base impositiva consolidada y tener un nivel de transparencia completamente diferente respecto a los pactos fiscales.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha