eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Competencia obliga a Repsol a ceder el 20% del suministro de carburantes de su marca catalana

La petrolera y la Generalitat asumen pérdidas de 3,48 millones de euros en Petrocat

La multinacional que preside Antoni Brufau mantendrá la identidad de la enseña autonómica

Cepsa, segunda petrolera a escala estatal, asume las gasolineras excedentes como permuta de activos

- PUBLICIDAD -
Una gasolinera de Petrocat en Argentona. CC Wikipedia

Una gasolinera de Petrocat en Argentona. CC Wikipedia

La Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) ha establecido que Repsol, la primera petrolera española, deberá traspasar a otras empresas del sector cerca del 20% del aprovisionamiento de carburante de las gasolineras de Petrocat, según se desprende de una reciente resolución del organismo regulador.

Repsol ha adquirido recientemente la participación del 45% de Cepsa en la empresa catalana y ahora controla el 90% de su capital. Según las condiciones de la CNMC, la compañía que preside Antoni Brufau tiene que renunciar a 23 gasolineras de su filial, pero también está obligada, durante un periodo de cuatro años, a facilitar a sus competidores el acceso a la red de Petrocat para evitar una situación de monopolio.

Buena parte de estas medidas fueron propuestas por la propia Repsol, consciente de la situación que se creaba en Catalunya. El informe oficial concreta el suministro que deberá ceder a sus competidores, “basado en la media de los volúmenes aprovisionados por terceros a Petrocat en el pasado”.

Este cálculo supone una media de alrededor del 20% del total, según la documentación aportada por Repsol, que indica que multinacionales como Lukoil y Galp, entre otras, suministraron el 30,24% del carburante a Petrocat en 2011, y el 23,42% en 2012, para caer en barrena hasta el 0,58% el año pasado.

Los dos principales accionistas, Repsol y Cepsa, aportaban el resto, y vendían casi a partes iguales la mayoría de carburante a las estaciones de servicio de su participada.

Sin embargo, en 2013 todo cambió, fruto del cambio accionarial en Cepsa tras la toma de control por parte de Ipic, el fondo soberano de Abu Dhabi. El grupo presidido por Khadem al Qubaisi perdió cualquier interés por mantener posiciones en Petrocat y, mientras Cepsa redujo el abastecimiento de la red de su participada catalana del 38,37% de 2012 al 30,18%, Repsol compensaba con creces esta disminución, asumiendo además las ventas de carburante de sus competidores. Así, Repsol concentró el año pasado hasta el 69,24% del suministro de Petrocat.

Las medidas impuestas por Competencia pretenden modifican esta situación, a pesar de que el grupo petrolero español ya controla el 90% de su subsidiaria.

El grueso de condiciones de la CNMC se centra en la venta de 23 estaciones de servicio de Petrocat, al superar el límite legal del 30% de cuota por provincia. Así, la red se debe reducir en 17 gasolineras en la demarcación de Barcelona, cuatro en Tarragona, una en Lleida y otra en Madrid.

Un portavoz de Repsol indicó que estas desinversiones se están realizando, y que es Cepsa el comprador natural. Las mismas fuentes afirman que Petrocat seguirá con total independencia y con la sede en Catalunya. El compromiso de la multinacional española parece sólido, especialmente después de haber asumido casi la totalidad de las pérdidas de 3,48 millones de euros acumuladas hasta 2013, a través de una reducción de capital. Los últimos datos de Petrocat correspondientes a 2012 indican una facturación de 160,2 millones y unas pérdidas de 2,92 millones.

La Generalitat ha absorbido un 10% de la reciente reducción de capital. La Administración catalana considera el sector energético como estratégico, por lo que ha descartado desprenderse de su presencia en la cadena de gasolineras, según señaló un portavoz. También es cierto que con la situación patrimonial existente en Petrocat, la valoración en una posible venta tendería a cero.

En cualquier caso, la Generalitat ha declinado vender su paquete, teniendo en cuenta la política de venta de activos y patrimonio iniciada hace años para mejorar su equilibrio presupuestario.

En definitiva, y según fuentes del sector, Repsol ha optado por aumentar su participación y mantener la independencia de Petrocat de forma similar a la estrategia seguida en Petronor en el País Vasco. Con todo, en este último caso el recorrido ha sido mucho mayor. Petrocat se creó en 1987 y desde el principio contó con Repsol y Cepsa como socios con las mismas acciones y con la Generalitat como árbitro. Actualmente cuenta con una red de unas 80 estaciones de servicio y 30 centros de distribución.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha