eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El fabricante de las piruletas Fiesta, Kojak y Fresquito, a liquidación tras 49 años de vida

La empresa madrileña no ha sido capaz de cumplir el convenio con sus acreedores

Suspendió pagos en diciembre de 2011 y en febrero del año pasado había logrado levantar el concurso

Fundada en 1965, en 1983 también fue a la quiebra aunque entonces sí consiguió salir adelante

- PUBLICIDAD -
Una piruleta de Fiesta rota / A. Navarro

Una piruleta de Fiesta rota. / A. Navarro

La crisis se lleva por delante otra empresa emblemática. El fabricante español de caramelos Fiesta irá a la liquidación a petición propia ante la imposibilidad de cumplir el convenio de acreedores aprobado, según ha acordado el Juzgado de lo Mercantil número 4 de Madrid con fecha 22 de septiembre y se recoge en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Fiesta es el fabricante de productos tan populares como el caramelo con palo relleno de chicle Kojak, sus famosas piruletas y el Fresquito, un sobre con polvo dulce y caramelo con palo para mojar, entre otros. Con esta decisión, se deja sin efecto la fase de convenio y se abre la fase de liquidación del concurso. Además, se ha acordado la suspensión de las facultades de administración y disposición de Fiesta sobre su patrimonio, informa Efe.

Según recoge el BOE, se ha procedido a la apertura de la sección sexta, que comprenderá lo relativo a la calificación del concurso y sus efectos. Cualquier acreedor o persona que acredite interés legítimo podrá personarse y ser parte en la sección, alegando por escrito cuanto considere relevante para la calificación del concurso como culpable, dentro de los diez días naturales siguientes a la publicación del anuncio.

La empresa, con la que no ha sido posible contactar, entró en concurso de acreedores en diciembre de 2011 y consiguió darle la vuelta a esa situación (algo que sólo sucede en el 1% de los casos) en febrero del año pasado, cuando ese mismo juzgado madrileño aprobó la propuesta anticipada de convenio formulada a sus acreedores por Fiesta, S. A. (su fábrica de golosinas) y Fiestasa, S. L., compañía a través de la cual realiza la distribución de sus productos.

Antes de presentar concurso voluntario de acreedores, la empresa, con sede en Alcalá de Henares (Madrid) y propiedad de los hermanos Mayoral, familia de origen venezolano, puso en marcha un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) temporal para los 228 trabajadores de su planta de planta de Alcalá, lo que no evitó su entrada en suspensión de pagos. Entonces, su facturación rondaba los 30 millones de euros y exportaba a cerca de 25 países. En junio de 2010, la Real Academia de la Lengua aceptó en su diccionario el término "piruleta", acuñado décadas atrás por la compañía.

Fundada hace casi cincuenta años (en 1965), en enero de 2012 su director general, Pedro Mayoral, recordaba que Fiesta ya vivió una situación similar en 1983, cuando también suspendió pagos: “Estábamos vendiendo en alimentación con altos costes financieros y también habíamos realizado inversiones importantísimas". “Fuimos capaces de salir –recordaba– con total seriedad y compromiso” con los proveedores. Esta vez, no ha podido ser.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha