eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Banco de España confirma que las rentas más bajas fueron las más golpeadas en la crisis

Los hogares más pobres salen de la crisis con un agujero de 1.300 euros, frente a los 14.000 euros de riqueza (en positivo) que tenían en 2008

Los hogares con menos recursos perdieron casi un 50% de su renta desde 2008, frente al 11,6% que se dejaron los más acaudalados

La caída del precio de la vivienda ha pasado factura a la riqueza de los hogares, con mayor incidencia en las familias más humildes al ser la casa en propiedad su principal riqueza

64 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Veinte personas tienen en España tanto dinero como el 30% de la población, según Oxfam Intermón

La mejora del PIB nos dice que hay una recuperación económica, aunque en los bolsillos de las familias no se atisba la mejora de la misma manera. Según la última Encuesta Financiera de las Familias elaborada por el Banco de España, la salida de la crisis no está siendo igual para todos, porque aunque la riqueza de las familias ha caído desde 2008 en todos los segmentos, ha golpeado con mucha más fiereza en aquellos hogares más pobres y con renta más bajas.

La riqueza neta de las familias –entendida como el valor total de los activos reales y financieros menos el importe de las deudas sin incluir los vehículos– se situó en 119.000 euros en su mediana (la referencia que se usa estadísticamente para minimizar el efecto de los extremos que distorsionan) y en 245.000 euros si se tiene en cuenta la media en 2014.

Este dato supone un descenso del 37% respecto al momento precrisis. En el año 2008, los hogares tenían 190.000 euros de riqueza medida con la mediana, mientras que la media de los hogares tenía 305.000 euros (el efecto del 1% más rico hace que se dispare la referencia media).

Pero son los hogares con menos riqueza los que han sufrido más esta pérdida de patrimonio. En el caso de los que tienen menos recuros, la caída ha llevado a estas familias al terreno negativo de -1.300 euros, es decir, deben más de lo que hay en sus cuentas o tienen en propiedad. En 2008, lo más pobres habían logrado conservar una riqueza de 14.000 euros que no solo han perdido sino que además deben dinero. En el caso del segundo escalón, que estaría entre los más pobres y la mitad de la tabla, la caída de la riqueza es del 42%, hasta los 75.900 euros por hogar.

La brecha así con el grupo de hogares con más riqueza se acentúa, ya que al final de la crisis (2014) los más acaudalados tenían de media 1,3 millones de euros, una caída del 4% respecto a 2008.


Variación de la riqueza neta de los hogares entre 2008 y 2014

Dividido por percentiles de riqueza: desde el sector más pobre hasta el más rico

Fuente: Encuesta Financiera de las Familias

En función de la renta  –que la encuesta mide como las rentas del trabajo y también del ahorro antes de aplicar los impuestos y cotizaciones–, se ve que en los segmentos más bajos la caída de riqueza vivida desde antes de la crisis hasta 2014 es también mayor. Así, en el tramo de renta inferior la caída es de un 49,4% en el caso de la mediana, hasta 59.800 euros para el conjunto de la familia. Algo que también ocurre en el siguiente escalón de renta con caídas del 43% y el 32%, respectivamente.

Sin embargo, las familias más acaudaladas tuvieron una media de rentas por hogar de 823.400 euros, una caída del 11,6% respecto a 2008.


Variación de la riqueza neta de los hogares entre 2008 y 2014

Dividido por percentiles de renta: desde el sector que menos rentas percibe (salarios, rentas del capital, etc.) hasta el que más

Fuente: Encuesta Financiera de las Familias

Estas cifras van en línea con otros indicadores publicados en los últimos tiempos. Así, la  Encuesta sobre las Condiciones de Vida del año pasado mostraba cómo la desigualdad seguía aumentando, incrementándose en 2015 la diferencia entre las personas con menores ingresos y con más.

El peso de la vivienda

En 2014, el 80,4% de los hogares tenía una vivienda principal (la encuesta tiene en cuenta también las viviendas que están compradas con una hipoteca). La vivienda es el activo más importante de las familias, ya que representa el 57,4% del valor de los activos reales para el conjunto de hogares y un 46% del valor de los activos totales.

Tras la explosión de la burbuja inmobiliaria, los precios de este activo han caído en picado. Fuentes del Banco de España señalan que esto explica parte del descenso de la riqueza de las familias. Esta bajada de precio de este activo tendría mayor incidencia en las rentas más bajas donde el peso de la vivienda es mayor respecto a la riqueza global de las familias. Así, la vivienda pierde peso en favor de otras propiedades inmobiliarias y los negocios para los niveles de renta más alta.

La encuesta también analiza la parte relativa a activos financieros de los hogares donde se incluyen tanto cuentas bancarias como acciones, fondos o valores de renta fija. Para el conjunto de los hogares en 2014, las cuentas bancarias constituyen casi el 34,7% del valor de los activos financieros seguidos de las acciones no cotizadas y participaciones (17,8%), los planes de pensiones (15%), las acciones cotizadas (un 12,6%), los fondos de inversión (9%) y la renta fija (0,6%).

En estos datos también se ha visto una evolución respecto a los datos de 2008 cuando las cuentas constituían el 49% del valor de los activos financieros.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha