eldiario.es

Menú

Ford golpea primero con el Mondeo híbrido

El Mondeo HEV 2.0 Hybrid suma una potencia combinada de 186 CV y se vende exclusivamente con carrocería de cuatro puertas

- PUBLICIDAD -
Ford amplia la gama Mondeo con el nuevo HEV 2.0 Hybrid.

Ford amplia la gama Mondeo con el nuevo HEV 2.0 Hybrid.

Ford acaba de ampliar su gama de la berlina Mondeo con una versión híbrida que ya hemos tenido la oportunidad de probar. Se trata de un vehículo de tacto refinado y manejo silencioso que muestra su mejor cara en ciudad y alrededores, pero que también ofrece un funcionamiento plenamente satisfactorio en carretera.

Hay que destacar, en primer lugar, que no existe alternativa equivalente al Mondeo si se desea tecnología híbrida, pues los modelos más o menos homologables o bien son más pequeños o bien son más potentes y caros. Y, hablando de precios, esta versión, que sale por 32.820 euros, no resulta más costosa que las similares de gasolina o diésel a igualdad de equipamiento.

El Mondeo HEV 2.0 Hybrid suma una potencia combinada de 186 CV y se vende exclusivamente con carrocería de cuatro puertas y el muy completo acabado Titanium. Como cualquier modelo de este tipo, ofrece una respuesta contundente y muy silenciosa en tráfico urbano; la entrada en funcionamiento del motor de gasolina es perceptible desde el interior, pero no molesta en absoluto.

Si se trata de emprender viaje, nos encontramos con el que es el mayor defecto de esta versión: un maletero de formas muy condicionadas por la colocación de la batería y que pierde 142 litros con respecto al modelo sedán convencional (383 frente a 525). A pesar de todo, el espacio puede aprovecharse más de lo esperado siempre que utilicemos maletas no demasiado grandes que podamos acomodar en los huecos de que se dispone, por ejemplo, el que queda por encima de la propia batería.

El Mondeo HEV 2.0 Hybrid cuenta con una potencia combinada de 186 CV.

El Mondeo HEV 2.0 Hybrid cuenta con una potencia combinada de 186 CV.

Una vez en ruta comprobaremos que el Mondeo Hybrid se mueve con soltura y suavidad en terreno llano y que, por el contrario, cuando se le requiere de forma intensa –al adelantar o subir repechos fuertes– se comporta con la misma solvencia, pero acompañada de abundante ruido del motor que se filtra al habitáculo a pesar del buen trabajo de insonorización.

La explicación de este fenómeno radica en el tipo de transmisión escogido, un engranaje planetario que no dispone de relaciones fijas y provoca que el régimen de giro del motor se mantenga elevado con independencia de la velocidad a la que se circula, todo para garantizar un rendimiento óptimo del sistema híbrido.

Esta molestia aparte, el propósito de eficiencia que persigue un modelo de estas características se consigue con creces puesto que gasta muy poco combustible en ciudad y fuera de ella viene a consumir lo que un diésel, aunque la orografía resulte fundamental a este respecto.

Durante los 1.000 kilómetros que hemos recorrido con él, muchos por autovía y autopista, el Mondeo híbrido ha gastado 5,6 litros cada 100 kilómetros, y la cifra de consumo combinado ronda los 6,5. La conclusión que cabe extraer es que esta versión de la berlina de Ford resulta recomendable para usuarios que no hagan una utilización intensiva en carretera, o que circulen de manera ‘tranquila’. Para quienes tengan grandes necesidades de carga o estén obligados a desplazarse con objetos voluminosos como una silla de bebé, no supone la opción más aconsejable.

- PUBLICIDAD -