eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

El Parlamento regional ha pedido nueve dictámenes al Consejo Consultivo y no ha recibido ninguno

Sin embargo en apenas diez días “sí contestaron al que les afectaba, la supresión del consejo” (Valentín García, PSOE)

Fernández Vara asegura que la eliminación no es ninguna “cruzada personal” contra nadie

Lamenta perder tanto tiempo en algo que “no resuelve los problemas de la gente”

- PUBLICIDAD -
Blanca Martín Pedro Nevado-Batalla Consejo Consultivo Extremadura

La presidenta del poder legislativo extremeño, Blanca Martín, y el del Consejo Consultivo Nevado-Batalla

La Junta y el grupo parlamentario que la sostiene, PSOE-Siex, están presentando la supresión del Consejo Consultivo de Extremadura como una medida de higiene y regeneración democrática. Quieren acabar con prácticas viciadas, acentuadas en los últimos años, según las cuales se ha dado una relación perversa entre los políticos que mandaban en la región, y el órgano destinado a dar el visto bueno técnico a los proyectos de ley y otras normas importantes, el Consultivo.

Sin embargo parece que parte de ese consejo, y en especial su presidente Pedro Nevado-Batalla, ex consejero de Monago, ha establecido una trinchera de resistencia a la eliminación, y a juzgar por las acusaciones del portavoz del PSOE en la Asamblea de Extremadura, Valentín García, se está librando una batalla entre esta última institución y el órgano que preside Nevado-Batalla.

Según ha revelado García, desde que se constituyó el nuevo Parlamento regional el pasado mes de julio tras las elecciones autonómicas, la Mesa parlamentaria ha elevado al Consultivo una tras otra hasta nueve peticiones de dictámenes “a las que no ha respondido ni una”.

Y sin embargo, “en apenas diez días” emitió dictamen sobre la proposición de ley del grupo PSOE-Siex que quiere acabar con el Consejo a base de eliminar sus funciones, un propósito que ha remachado en el proyecto de Ley de Presupuestos al suprimir los 600.000 euros destinados a pagar a los consejeros y altos cargos del Consultivo.

Un grupo de presión

Según García el presidente, Nevado-Batalla, y el secretario general estarían actuando como un grupo de presión resistiéndose contra la supresión de hecho de esa entidad. Los miembros de la Mesa de la Asamblea recibieron una dura carta con advertencia de ilegalidad por parte del primero, que se ha repetido con ocasión del proyecto de Presupuestos.

Si siguen las cosas como están ahora, con Podemos, PP y C’s en contra de la propuesta socialista, estos últimos lo tienen difícil puesto que según su portavoz necesitan una mayoría absoluta del Parlamento, 33 votos, que no tienen (cuentan solo con sus 30).

El presidente de la Junta, Fernández Vara, insistió el viernes en que no se trata solo de motivos económicos, para ahorrar, ni de una “cruzada personal” contra nadie [Nevado-Batalla] sino de mejorar la política a base de separar la propuesta de leyes por parte del Gobierno regional, y el dictamen de las mismas en manos de personas dependientes de ese poder político.

“Las leyes las tiene que informar alguien que no tenga nada que ver conmigo, alguien a quien yo no le deba nada ni él a mí”. Y es que actualmente los consejeros del Consultivo o son ex políticos, o personas nombradas por los partidos políticos.

En todo caso Vara cree que es un conflicto que se está alargando demasiado, y que entiende no le interese a la gente porque no resuelve sus problemas. “Ayer [el jueves] estuvimos tres horas en la Asamblea debatiendo sobre esto. ¿Y en qué ha mejorado la vida de la gente esta política de los políticos? En nada”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha