eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

El transporte más social, el autobús, a revisión, y los pueblos más pequeños pagarán la mitad

En la región hay 54 concesiones de líneas regulares, de las que solo 14 funcionan sin subvención

Una línea del norte de Cáceres, y otra del oeste de Badajoz, las que reciben las mayores ayudas, 861.000 y 598.000 euros al año

Los vecinos de localidades menores de 500 habitanes tendrán un descuento del 50%

- PUBLICIDAD -
El Gobierno invierte 520.000 euros en el mantenimiento de las estaciones y terminales de autobuses de la región

Las líneas regulares de autobuses internas de la región, algunos de cuyos trazados provienen de hace 50 años, no estaban pensadas para llevar a los extremeños a la nueva red de hospitales, centros de salud, o institutos educativos, problemas que se han ido solucionando con parches aunque ha llegado el momento de revisar todo el mapa, actualizarlo y dar el servicio adecuado a las necesidades de hoy.

Una consultora externa contratada por la Junta tendrá listo para principios de 2018 una revisión general de la red, para proceder a nuevas concesiones, que irán acompañadas de una Ley de Transportes de la que hasta ahora no goza la Comunidad.

Para José González, director general de Transportes, acostumbrado a que la noticia sean el ferrocarril y AVE, o los vuelos de Badajoz, la mayor importancia social la tiene sin embargo la movilidad del transporte público de viajeros por carretera.

“El que afecta mayormente a los ciudadanos, y a los que más lo necesitan, es el autobús; en un pueblo de Gata las personas mayores no van a ir a Badajoz a coger el avión, pero sí necesitan transporte por ejemplo para ir al hospital de Coria. Es el transporte imprescindible, no se puede dejar a nadie en Robledillo de Gata sin ir al hospital”.

Jose González director general Transportes Extremadura

Jose González director general Transportes

Actualmente son 54 las concesiones de líneas efectuadas por la Junta de Extremadura a casi otras tantas empresas. La mayoría, 40, no existirían si no fuera porque están declaradas de interés público, mediante su inclusión en el antiguo Plan de Transportes o en la nueva figura de obligación de servicio público (OSP).

Solo otras 14 por tanto se sostienen con el pago de los billetes por los usuarios, algunas de las cuales comunican con Madrid, Valencia, Barcelona, Murcia, Algeciras o Ciudad Rodrigo en Salamanca.

A la Junta le cuesta anualmente 2,5 millones de euros sostener esta red de servicio público, mediante una subvención a los billetes cuyos dos exponentes máximos son la línea Valverde del Fresno-Cáceres y Madrigal de la Vera-Plasencia y Navalmoral de la Mata con hijuelas (ramales) que supone a la Administración un desembolso de 861.000 euros, y la Helechosa de los Montes-Badajoz con hijuelas 598.000.

“Es obligación de la Administración”, añade el director general, proporcionar movilidad a todas las localidades, “pero no le podemos exigir a una empresa un autobús que lleve dos pasajeros, así que la obligación de servicio público paga los déficit de explotación. Se trata de que den el servicio y obtengan el beneficio empresarial adecuado, con parámetros preestablecidos y está automatizado el control de los billetes vendidos, en base a eso se hacen los cálculos de compensación”.

El nuevo mapa regional de líneas regulares de autobuses está siendo consultado por los alcaldes para que expongan las necesidades de vecinos y usuarios “a cuyas espaldas no debemos hacer nada”.

Descuentos

Antes de ese nuevo mapa, y a petición de la Asamblea de Extremadura, saldrá a principios del año próximo un decreto renovado sobre la tarjeta de transportes Sate, que permite a sus titulares descuentos del 50% en el precio del billete, y del 100% en el caso de mujeres víctimas de violencia de género.

A los beneficiarios actuales como esas mujeres, todos los mayores de 60 años, menores de 30 y familias numerosas, se sumarán nuevos colectivos como los parados de larga duración y los residentes en poblaciones menores de 500 habitantes, de las que hay algo más de un centenar en la región.

En este último caso se trata, añade el director general José González, de contribuir a fijar población. “En Extremadura no hay ningún pueblo vacío y esperamos que siga así”. Y además cuantas más personas monten en autobús “menos pagas por OSP. Si queremos una tener región equilibrada hay que poner estos medios que además tampoco es un coste excesivo, y te lo ahorras en subvención a la empresa”.

En cuanto a los parados de larga duración “no va a ser fácil articularlo, ¿a quiénes se considera como tales?, ¿y la persona que trabaja una semana y vuelve al paro la siguiente?”.

Esa tarjeta con descuento también vale para el avión de Badajoz, reducción del 50% en el billete.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha