eldiario.es

Menú

EXTREMADURA

La tormenta dañó cultivos en 10.000 hectáreas de las Vegas Altas y La Serena

Tomate, maíz y frutales, lo más afectado

En algunas parcelas “la campaña se ha terminado” y se perderán jornales

Agricultura pide a Agroseguros la peritación rápida de daños

- PUBLICIDAD -
tormenta granizo extremadura

La Junta de Extremadura pedirá a Agroseguros la peritación de los daños ocasionados en los cultivos por la tormenta de granizo que este miércoles atravesó las comarcas de Vegas Altas y La Serena, y que ha podido afectar a más de 10.000 hectáreas, según las organizaciones agrarias.

Así lo ha anunciado la consejera de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio, Begoña García, tras el encuentro con los representantes municipales y agrarios de las Vegas Altas del Guadiana para analizar la situación.

La tormenta ha dejado importantes secuelas en el tomate, el maíz y diversos frutales.

García ha transmitido la solidaridad de la Junta de Extremadura a todos los agricultores y ganaderos que han sufrido daños y que están "en vilo por lo que pueda ocurrir en las próximas horas", ya que la región aún se encuentra en alerta amarilla por riesgo de tormentas.

La Consejería de Políticas Agrarias está a disposición de los ayuntamientos y de los agricultores y ganaderos para ayudarles en todo aquello que sea posible, ha subrayado García.

Varios técnicos de la administración regional han visitado este jueves los cultivos más afectados para hacer una primera valoración de los daños junto a los de Agroseguro.

A su juicio, es de "vital" importancia contratar un seguro que ampare a los agricultores ante condiciones meteorológicas adversas como las vividas ahora.

Reunión general

Durante el encuentro, los agentes implicados han analizado la situación "con mucha seriedad y rigor", según García, quien ha adelantado que la próxima semana habrá una reunión junto a la Delegada del Gobierno en Extremadura para evaluar los daños ocasionados con las peritaciones pertinentes.

tormenta tomate Extremadura

Plantación de tomate afectada

Ha recordado que todo aquello que es asegurable no es indemnizable.

Aunque se desconoce la zona exacta afectada, las organizaciones agrarias de la comarca estiman los daños en más de 10.000 hectáreas, lo que perjudicará a un gran número de trabajadores, para los que en el día de ayer "ya finalizó su campaña", ha declarado.

Los municipios más afectados han sido Don Benito, Villanueva de la Serena y La Haba, pero el resto de la comarca también se verá afectada puesto que las centrales hortofrutícolas de la zona se nutren de mano de obra de las localidades de alrededor.

Concretamente, el alcalde de Villanueva de la Serena, Miguel Ángel Gallardo, ha insistido en que la localidad sufrió "la tormenta perfecta" debido a la conjugación de los vientos "huracanados", las fuertes lluvias y el granizo.

Gallardo ha expuesto que provocaron desperfectos no solo en términos agrícolas sino también en infraestructuras, ya que se ha sufrido la caída de numerosos árboles y la pérdida de tejados, que fueron arrastrados por el fuerte viento.

Por todo ello, García ha indicado que se contempla la posibilidad de solicitar ayudas al Gobierno nacional, para que se una al resto de administraciones, que no pueden dar la espalda en estos momentos a los vecinos de las localidades afectadas.

UPA solicita declaración catastrófica

La organización agraria UPA-UCE Extremadura solicitará a la Administración central, a través de la Delegación del Gobierno, la declaración de "zona catastrófica" para las comarcas de Las Vegas Altas del Guadiana y La Serena tras la tormenta que ha arrasado los cultivos de la zona.

El secretario regional de UPA-UCE, Ignacio Huertas, así lo ha anunciado tras el encuentro mantenido en Don Benito entre representantes del campo, la consejera de Medio Ambiente y Rural, Políticas Agrarias y Territorio, Begoña García, y los alcaldes de los municipios afectados.

Tras valorar la "celeridad" con la que se está actuando por parte del Gobierno regional, Huertas ha recalcado que se trata de una situación "catastrófica" por la que muchos de los agricultores han visto como la campaña estival "ha finalizado" a consecuencia de las últimas tormentas veraniegas.

Según ha asegurado, el viento, las fuertes lluvias y el granizo han hecho que en muchos cultivos se declare "un siniestro del 100%" y, por tanto, los agricultores "no" van a poder hacer nada para continuar con su cosecha.

Cultivos como el tomate, el maíz o diversos frutales "lo han perdido todo", una situación con implicaciones "muy negativas", pues, en términos de empleo, afectará también al resto de municipios de la comarca, ya que empresas de transporte o centrales hortofrutícolas se surtían de los productos de la zona.

En localidades como Don Benito o Villanueva de la Serena, muchas de estas explotaciones estaban a punto de comenzar la recogida por lo que, ha recalcado Huertas, ya se habían hecho todos los gastos y el trabajo necesario para ello.

UPA-UCE Extremadura ha propuesto a la Junta la solicitud a Agroseguro de un operativo especial para que en los próximos días todas las peritaciones puedan realizarse en el menor tiempo posible y poder así valorar los daños.

El seguro no cubre todo

En este sentido, ha recordado que aunque los agricultores tengan asegurados sus cultivos, si han tenido un siniestro del 100% esto no va a recuperarse con las aseguradoras debido a las franquicias que tienen estipuladas, por lo que "hay que ver qué medidas adicionales pueden ponerse a su disposición".

Unas medidas que, ha puntualizado, como en anteriores ocasiones, pueden hacerse a medio o largo plazo de tipo fiscal, a través de un plan para que puedan continuar adelante con sus explotaciones y esta "catástrofe" no signifique que tengan que renunciar a su trabajo.

A este respecto, ha explicado que la declaración de zona catastrófica implicaría por parte del Gobierno central la aprobación de un decreto ley que abra la puerta a las ayudas estatales para los afectados a través de los distintos Ministerios, en este caso el de Agricultura o Hacienda.

Unas ayudas que, según Huertas, podrían estar encaminadas a la reducción de los módulos de Hacienda para los cultivos afectados en la zona, préstamos a bajo interés que se puedan complementar con la Administración autonómica o ayudas sobre los impuestos de la Seguridad Social, además de las medidas dirigidas a aquellos trabajadores que perderán su trabajo para el resto de la campaña.

Las organizaciones agrarias Asaja, Apag Asaja y La Unión también han reclamado ayudas y compensaciones

En Villanueva de la Serena

Una fuerte tormenta, acompañada de rachas de viento y granizo, provocó el miércoles tarde inundaciones en el término municipal de Villanueva de la Serena cuyos servicios de emergencia tuvieron que realizar numerosas actuaciones.

Una tormenta provoca inundaciones en Villanueva de la Serena (Badajoz)

En Villanueva de la Serena EFE

El agua inundó varias calles de la localidad y ha provocado el corte de algunas vías en las inmediaciones de la plaza Corazón de Jesús, donde el agua se ha acumulado.

De hecho, los bomberos han tenido que sacar un coche de esta zona, además de realizar otros servicios.

Cerca de la piscina municipal, un árbol ha caído sobre el techado de una caseta y el viento ha desperdigado las sillas de algunas terrazas de bares.

Además, el granizo ha provocado la rotura de algunas lunas, como es el caso de un concesionario de coches ubicado en la carretera de las Vegas Altas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha