eldiario.es

Trabajadores de Siderúrgica Balboa inician paros en todos los turnos para exigir un nuevo convenio colectivo

Reclaman una revisión salarial y del convenio, que no ha variado desde 2010

El Grupo Balboa acusa al Comité de Empresa de transmitir mensaje de conflicto que no hay

Prevé volver a producir en el mes de marzo acero galvanizado y prepintado

- PUBLICIDAD -
El Grupo Gallardo cerrará Siderúrgica Balboa el próximo 19 de noviembre

EFE

Los trabajadores de Siderúrgica Balboa inician en la noche de este viernes un calendario de movilizaciones para exigir una subida salarial de sus retribuciones y la firma de un nuevo convenio colectivo.

El presidente del comité de empresa, Juan Méndez, afirma que no tienen otra alternativa, después de que la dirección de la empresa se haya negado a cualquier revisión salarial y del convenio, que data de diciembre de 2010.

Los empleados realizarán paros de dos horas en cada uno de los tres turnos diarios de trabajo, una medida con la que el comité pretende hacer reflexionar a la dirección de la mercantil de la necesidad de sentarse a negociar y escuchar las reivindicaciones.

Grupo Alfonso Gallardo

Siderúrgica Balboa, emblema del mayor grupo empresarial de Extremadura (Alfonso Gallardo), cumplió veinte años de historia en junio de 2016, dos décadas en las que además de ser uno de los símbolos de la región ha vivido huelgas, paros y sobre todo la amenaza de cierre que se puso sobre la mesa en 2013.

Siderúrgica Balboa, cuya factoría está ubicada en Jerez de los Caballeros, sede a su vez del grupo empresarial, está considerada como una de las empresas españolas líder dentro del sector, se constituyó en 1992 y entró en funcionamiento a mediados de 1996. La empresa, que a lo largo de su trayectoria llegó a contar con más de un millar de trabajadores, cuenta en estos momentos con unos 400, fruto de los distintos expedientes de regulación de empleo (ERE) sufridos.

Afectada por el ERE que se llevó a cabo a finales de 2012 en todo el Grupo Gallardo, vivió sus peores momentos a finales de 2013, cuando Gallardo planteó un ERE extintivo para sus 534 trabajadores, lo que suponía el cierre de la planta.

La situación "se salvó" con un laudo de obligado cumplimiento, que no contentó a nadie y fijó en 117 los despidos, una bajada de salarios de entre el 4 y el 25 por ciento y un proceso de bajas incentivadas, que finalmente llegó a los tribunales en un proceso que aún continúa.

"Desde entonces no ha habido ninguna subida salarial", ha dicho Méndez. "No hemos recuperado nada", ha agregado.

El Grupo Gallardo Balboa prevé volver a producir en el mes de marzo acero galvanizado y prepintado en su planta siderúrgica de la localidad pacense de Jerez de los Caballeros.

El consejero delegado de Gallardo, Francisco Javier Sánchez, anunció esta medida hace unas semanas a través de una nota de prensa en la que se especifica que la iniciativa se enmarca en el proceso de reestructuración que el grupo inició hace dos años y que contempla, entre otras cuestiones, crecer en el mercado y expandirse "siendo competitivos en costes, en calidad y en servicio".

La planta de galvanizado y prepintado tiene una superficie de 14.000 metros cuadrados y una capacidad de producción de 200.000 Tm al año de bobinas galvanizadas o 150.000 Tm al año de bobina galvanizada y prepintada.

Respuesta de Siderúrgica Balboa

Siderúrgica Balboa, del Grupo Gallardo, ha acusado al presidente del Comité de Empresa, Juan Méndez, de faltar la verdad sobre los motivos de la convocatoria de paros en la planta y considera que con sus declaraciones "transmite a la plantilla un mensaje de conflicto que no hay".

Desmiente su versión y señala que la empresa ha aceptado una revisión salarial, como pide el comité, que igualará las primas de producción en toda la fábrica "y así se lo ha hecho saber al comité en las tres reuniones que hasta ahora han mantenido", la última ayer "en la que la cerrazón el presidente del comité ha hecho que no se avanzara".

Añade que en las tres reuniones mantenidas hasta el momento, ambas partes coinciden en igualar las primas de producción en toda la fábrica, pero falta entendimiento en la forma en la que hacerlo efectivo. Explica que el comité insiste en que la forma de igualar las primas de producción en toda la fábrica sea con una parte fija, 60 por ciento en salario base y un 40 por ciento variable, según la producción real.

Por su parte, la empresa, sin perder de vista el carácter variable del complemento incentivo a la producción, propone una fórmula para que todo el trabajador de fábrica pueda percibirlo en la cuantía más alta establecida actualmente, y, debido al coste que ello supone, propone igualar estas primas de producción en un plazo de cuatro años.

"Hay un principio de acuerdo en el fondo de la cuestión y queda acordar la forma en la que hacerlo efectivo por lo que no es de recibo mantener esta convocatoria de paros", reitera.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha