eldiario.es

Menú

GALICIA

La "venganza contra la Xunta" de Villar Mir priva a Galicia de la prometida planta de silicio solar

Ferroglobe cumple su amenaza después de que el Gobierno gallego no le autorizase la segregación de las actividades en la Costa da Morte

Traslada su proyecto previsto en Arteixo (A Coruña) a Puertollano tras años de I+D en la comunidad, de donde obtiene la materia prima

- PUBLICIDAD -
Sindicatos y dirección dan por extinguido el acuerdo para el plan de futuro de Ferroatlántica

Instalaciones de Ferroatlántica en Galicia

Ferroglobe ha cumplido su amenaza. Después de que la Xunta decidiese no autorizar la segregación de las actividades de la compañía en la Costa da Morte, tal y como pedía el grupo de Villar Mir para la posterior venta de las centrales hidroeléctricas, la multinacional había advertido de las posibles consecuencias. Avisó de futuros despidos, "precarización", cancelación de ayudas a clubes y entidades deportivas y suspensión de inversiones y proyectos industriales en Galicia. Y ha empezado a cumpir.

La empresa resultante de la fusión de Ferroatlántica y la estadounidense Globe ha anunciado esta semana que traslada por completo su proyecto de silicio solar a Puertollano (Ciudad Real), después de que hace ahora un año anunciase una inversión de 42 millones para esta nueva factoría en Arteixo. Fue en esta localidad del área metropolitana coruñesa donde los trabajadores de Ferrosolar han llevado a cabo durante años investigación para desarrollar tecnologías de purificación de silicio y obtener la modalidad de este material apto para piezas empleadas en la generación de energía fotovoltaica. El trabajo de I+D dio resultados gracias a un personal -28 empleos directos y 12 subcontratados- "que tienen los conocimientos para desarrollarlo", tal y como recordó este jueves el alcalde de la villa, Carlos Calvelo, del PP, que no entiende el traslado.

"Los trabajadores y el Ayuntamiento de Arteixo son víctimas inocentes de una venganza contra la Xunta por parte de Ferroatlántica", dijo "clara y abiertamente" el regidor, acompañado por representantes sindicales de una compañía que, con su importante desarrollo tecnológico, logró crear un polvo de silicio de alta calidad y situarse como firma vanguardia en el sector. Ahora, el proyecto desarrollado en la localidad y destinado a completar el proceso en Galicia se marcha a más de 800 kilómetros.

Calvelo tiene claro que la decisión de no situar en Arteixo el proyecto desarrollado en ese municipio se debe a la decisión tomada por la Xunta, después de una fuerte presión social y ciudadana, de no autorizar la venta de las centrales de los ríos Xallas y Grande. "Fue por eso por lo que Ferroglobe decidió obviar lo que ya había anunciado. "Sabemos y conocemos cómo funcionan las multinacionales, pero nos gustaría que alguien nos viniese a explicar a Arteixo por qué no interesamos", cargó con dureza el regidor, que acusó a la compañía de "no tener ni la dignidad ni el respeto a hacer una llamada para explicar las razones de no instalarse aquí cuando se facilitaron todas las posibilidades".

Además, Calvelo le recordó a Ferroglobe que "Arteixo lleva 30 años de convivencia con una industria pesada con afectaciones en el entorno" tras mostrar su "decepción" con la compañía. Al tiempo, Roberto Teijido, secretario general de metal, construcción y afines de UGT en A Coruña, que recordó que la empresa "insistió mucho" en vender las centrales hidroeléctricas para tener activos cuando "ahora resulta que sin vender va a invertir 70 millones en Puertollano".

"Nos perdimos algo aquí...", añadió quien recuerda que además de dejarse de crear unos 90 puestos de trabajo, también están "en riesgo" los empleos de los 40 trabajadores del centro de I+D Ferrosolar. Además, advirtió también de que la materia prima empleada es gallega, en referencia a que el material obtenido se extra en la mina de Serrabal y es transformado en Sabón, situación que, como advierte el alcalde, hace más incomprensible la decisión en términos económicos, que parece más centrada en la represalia.

El BNG ya ha criticado en el Parlamento este "modelo depredador" y ha reclamado a la Xunta que garantice que Ferroglobe transforme el silicio de Serrabal en Galicia. "Se trata de recursos minerales del país de los que la multinacional se beneficia gracias a una concesión pública", recordó Noa Presas, portavoz nacionalista de Industria que presentó la iniciativa.

"Sería el colmo que la multinacional explote los recursos mineros del país, con el coste medioambiental que eso tiene, para después coger el mineral de Serrabal y llevarlo fuera para terminar el ciclo productivo fuera de Galicia, justo lo que genera más valor añadido y empleo", dijo, tras considerar que la Xunta "no puede estar en silencio" y que "tiene que reaccionar de inmediato". "Sobre todo si tenemos en cuenta que es en Galicia donde la multinacional obtiene el mineral, un silicio purísimo de gran calidad que se traduce en grandes beneficios para la empresa", añadió.

Lo de Serrabal es el yacimiento de silicio más importante de Europa, pero Ferroglobe justifica su decisión. Dice que ya había avisado en agosto de sus intenciones y que el proyecto de Puertollano es más barato de hacer que el de Arteixo.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha