eldiario.es

Menú

GALICIA

La promesa incumplida de Feijóo sobre el flotel facilitó la entrada de Pemex en Barreras

"Era imposible asegurar que los floteles se fueran a construir en Galicia", confirma un consejero de Pemex, que no da por segura la construcción de otro flotel en Navantia: "El tema aún no está resuelto"

- PUBLICIDAD -
Núñez Feijóo dice que concretará con Peña Nieto avances en alianza con Pemex

Fue una negociación "muy dura" y "de espaldas a todos y en silencio", reconoció este lunes José García Costas, presidente del astillero Hijos de Barreras, después de confirmar que la entrada de Pemex en el accionariado de la empresa (con la adquisición del 51%) se hará con una "aportación de dinero" -que podría rondar los 20 millones de dólares- y descartando que el precio del flotel que se construirá se vaya a descontar de la operación.

"Barreras se metió en esta operación para garantizar su presente y su futuro", añadió el presidente del astillero sobre un acuerdo que implica el control de la empresa gallega por parte de la petrolera estatal mexicana. Fue una negociación dura, pero con muchas más cartas en la mano para una Pemex que vio como la imposibilidad de Feijóo y la Xunta de garantizar el cumplimiento de su promesa para la construcción del flotel facilitó la operación para la compañía azteca. Las dificultades económicas de Barreras hicieron el resto.

Lo confirma a Praza Pública uno de los consejeros de Pemex conocedor de las negociaciones, que aclara que "en efecto" era "imposible que pudiera haber un 100% de certeza de que los floteles se fueran a construir en Galicia". "El proceso implicaba una licitación pública internacional", insiste esta misma fuente, que vuelve a dejar claro que nunca fue cierto que la construcción del buque hotel en el astillero vigués estuviera asegurada, tal y como aseguró Feijóo desde semanas antes de las últimas elecciones autonómicas y después de acumular meses de retraso en el inicio de los trabajos que aún no llegaron. Así, añade que "aunque nunca se puso sobre la mesa una disyuntiva del tipo “o se controla el astillero o no hay floteles", sí cree que "claro está" que las dificultades económicas de Barreras y las ventajas con las que ahora cuenta Pemex "facilitaron las cosas".

¿Qué fue lo que facilitó las negociaciones para la petrolera mexicana? "Por una parte las dificultades del astillero, así como la seguridad de Pemex que podrá asignar directamente y sin complicaciones a una filial donde es socio mayoritario", insiste esta misma fuente del consejo de administración de Pemex, que confirma las dificultades de Barreras para adquirir el aval necesario para asumir la construcción del buque.

No obstante, este mismo consejero siembra dudas sobre el flotel que tiene previsto construirse en Navantia, a pesar de que el propio presidente de la Xunta sigue manifestando su confianza en Pemex y en sus promesas de cara al astillero de la ría de Ferrol. "Lo de Navantia aún no está resuelto", dice, sin querer añadir más detalles.

La misma fuente considera también que, con el acuerdo entre la petrolera mexicana y el astillero vigués, "gana Pemex y gana Galicia". "Gana Pemex al poder planear e implementar con mayor agilidad y mejores costes su plan de renovación de la flota petrolera, y gana Galicia porque se salvan e incluso se generan empleos", concluye.

El prometido flotel, que debería comenzar a construirse en breve, deberá entregarse en 26 meses después del comienzo y está previsto que en él trabajen unos 800 operarios, pero todo dependerá del "ritmo" del trabajo, tal y como aclaró el presidente de Barreras, que prevé construir más de un barco para Pemex de manera inminente.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha