eldiario.es

Menú

GALICIA

Feijóo se da un homenaje personalista en la plaza de Pontevedra y obvia al PP

Los populares gallegos intentan convertir en un amuleto el recinto en el que en 2009 hicieron visible la posibilidad de recuperar el gobierno

- PUBLICIDAD -
Feijóo pide voto de socialistas defraudados y no pecar de exceso de confianza

Feijóo durante su intervención en el mitin de Pontevedra EFE

En el mismo sitio en el que en 2009 comenzó a hacerse visible a posibilidad de que el delfín de Manuel Fraga se convirtiera en presidente de Galicia, la rebosante plaza de toros de Pontevedra, Alberto Núñez Feijóo se ha emocionado este sábado como hacía su antecesor al final de su carrera política. Lo hizo en un acto que fue más una fiesta pensada en los símbolos que un mitin de mensajes políticos y en el que la marca PP estuvo casi desaparecida para potenciar la figura de Feijóo como líder de Galicia, no de un partido.

El mitin de este sábado en Pontevedra fue el auténtico inicio de la campaña electoral para los populares, después de la pegada de carteles del jueves por la noche y de la anulación de todos los actos del viernes por el accidente de tren de O Porriño. Este sábado, después de guardar un minuto de silencio por las víctimas del siniestro, arrancó algo parecido a una gala televisiva con voz en off presentando con euforia a los oradores que precedieron a Feijóo y a él mismo cómo “el hombre que hizo posible lo imposible, el hombre que ganó en 2009 cuando nadie lo esperaba” al bipartito PSdeG-BNG que gobernaba entonces.

Aquel 14 de febrero de 2009, al inicio, como ahora, de la campaña electoral, Feijóo y Rajoy se dieron un baño de masas –más de 12.000 personas– en el que alertaron, como ahora, de que la única alternativa a un gobierno “unido” del PP sería un gobierno de “cinco” formaciones. Sin embargo, entonces el PP gallego se manifestaba con la asociación Galicia Bilingüe contra la supuesta “imposición” del idioma propio de Galicia por parte del bipartito, mientras que este sábado el muy gallego repertorio del grupo A Roda fue el protagonista de la plaza amenizando a los presentes la espera por el inicio del mitin.

Porque era un mitin del partido gobernante tanto en Santiago como en Madrid, pero parecía más una de las romerías que el PP de Fraga organizaba en el monte. Incluso una fiesta de cumpleaños, porque este 10 de septiembre, además, es el día en el que Feijóo cumple 55 años, como se encargó de rentabilizar la organización del mitin programando que toda la plaza le cantara. Sin embargo, el aniversario no parecía el motivo por el que en las gradas y en la arena de la plaza de toros, como en las calles de toda Galicia, era difícil encontrar las siglas del PP. El nombre de Feijóo y su cara son los protagonistas de esta su tercera campaña electoral, mientras que el nombre del partido está desaparecido.

En el reducido protagonismo que tuvieron los mensajes políticos, los cuatro presidentes provinciales del partido en Galicia insistieron en elogiar a Feijóo cómo quien salvó a Galicia de la crisis, olvidándose la mayoría de ellos incluso de criticar al resto de partidos. Feijóo, por su parte, aseguró “anteponer Galicia a cualquier causa, personal o familiar”. El candidato apeló a la morriña por Galicia y habló en plural, pero en referencia a los gallegos, y no a los populares. Y sólo una vez mencionó al “Partido Popular”, pero para indicarle a continuación a Rajoy que él se debe “a Galicia, no a un partido”. El suyo será, aseguró, un gobierno “a la gallega”. "Ni gobierno a la catalana; ni a la valenciana, como quiere Podemos; ni a la madrileña, como quiere Ciudadanos; ni paralizado a la española que quieren todos los nombrados", sentenció.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha