eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Críticas en Francia a Macron por celebrar su 40º cumpleaños en un castillo

El castillo de Chambord, construido por Francisco I, cuenta con recintos que se alquilan por entre 800 y 1.000 euros por fin de semana

- PUBLICIDAD -
Castillo de Chambord, en Francia.

Castillo de Chambord, en Francia. Thomas Conté / CC

El presidente francés, Emmanuel Macron, celebró este fin de semana su 40º cumpleaños en el recinto del castillo de Chambord, uno de los más imponentes de la región del Loira, acompañado de su familia y de amigos, una idea que le ha valido algunas críticas.

El jefe del Estado francés, que cumple años el próximo jueves, se trasladó en la noche del viernes con su familia a una casa rural que existe dentro de los terrenos del castillo renacentista, levantado por orden del rey Francisco I de Francia y cuya administración depende de la Presidencia de la República.

Las casas que se encuentran en el recinto del palacio se alquilan por entre 800 y 1.000 euros por fin de semana. 

La Presidencia indicó que este fin de semana privado será financiado por Macron y que el presidente no dormirá en el palacio.

El castillo de Chambord, de cuya construcción ordenada por Francisco I se cumplirán 500 años en 2019, es uno de los más visitados del Loira y se financia en un 90 por ciento con el precio de la entrada que pagan los turistas por visitarlo.

Sin embargo, la idea del presidente de la República de celebrar su cumpleaños en un castillo le ha valido algunas críticas.

El líder de la ultraizquierdista Francia Insumisa, Jean-Luc Mélenchon, se dijo "exasperado" por "todo lo que afecta a los símbolos monárquicos".

El diputado soberanista Nicolas Dupont-Aignan, por su parte, denunció en Twitter el contraste entre la fiesta del presidente y "los impuestos, la inseguridad y la inmigración" que "soportan los franceses". "Las épocas se suceden, la oligarquía ajena al pueblo se mantiene", agregó.

La senadora ecologista Esther Benbassa afirmó que el fin de semana palaciego de Macron coincide con la decisión de su Gobierno de no haber elevado el salario mínimo por encima de la inflación.

La noticia también coincidió con la revelación de los bienes de los miembros del Gobierno, que muestran que varios de ellos son millonarios, según las declaraciones que han hecho a la autoridad que se dedica a luchar contra la corrupción.

El ministro de Ecología, número dos del Ejecutivo, Nicolas Hulot, y la titular de Trabajo, Muriel Pénicaud, son los más ricos, con patrimonios que superan los siete millones de euros.

En el caso de Hulot, conocido activista medioambiental y divulgador científico antes de entrar en el Gobierno, destaca además que posee seis coches, además de dos motos y un barco.

Todo ello se suma a la frase pronunciada por una diputada del partido de Macron, En Marcha, la pasada semana que afirmaba que ganaba más en el sector privado que en la Asamblea Nacional y que su cargo público le había obligado a apretarse el cinturón, pese a cobrar 5.000 euros al mes.

"Voy menos a los restaurantes, como mucha pasta. He tenido que sacar ropa de mi trastero y voy a tener que mudarme de casa", afirmaba la diputada, que antes cobraba 8.000 euros mensuales.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha