eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Un menor de 17 años ataca con un hacha a varias personas en un tren en Alemania

El ISIS se ha adjudicado el ataque en el cercanías de Wurzburgo, al sur del país, que ha dejado cuatro heridos de gravedad

El atacante, que ha sido abatido por la policía, es un demandante de asilo, según las autoridades alemanas

Los investigadores afirman que han encontrado un dibujo de la bandera del ISIS en la habitación del agresor, pero aún no han confirmado la motivación islamista

77 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Identificado el atacante del tren alemán como un afgano de 17 años

Fotografía del interior de un vagón de un tren regional donde un joven de 17 años, con un hacha , atacó a varios pasajeros, en las cercanías de Wüzburgo (Alemania). EFE

Un chico de 17 años hirió en la noche del lunes con un hacha y un cuchillo a cinco personas, cuatro de ellas de gravedad, en un tren regional en las cercanías de Wurzburgo (sur de Alemania), antes de ser abatido por la policía. El ISIS ha reivindicado el ataque a través de la agencia de noticias afín Amaq. Las autoridades alemanas han informado de que el agresor es un solicitante de asilo.

Aunque las autoridades no han confirmado aún la motivación del ataque, han informado de que han encontrado un dibujo de la bandera del ISIS en el registro de su habitación.

El grupo terrorista se ha adjudicado el ataque según recoge la agencia Amaq, que cita "una fuente secreta", "el autor del ataque realizado a golpe de hacha en Alemania es uno de los soldados de Estado Islámico", informa Europa Press. El atacante "ha realizado su operación en respuesta a los llamamientos incitando a atacar los países de la coalición que combate a Estado Islámico", dice el comunicado del ISIS.

El ministro de Interior de Baviera, Joachim Herrmann, ha pedido cierta prudencia. Ofreció los primeros datos de la investigación en una entrevista hoy con la primera cadena de la televisión pública, en la que evitó calificar la agresión de atentado terrorista. Según un testimonio del tren atacado, el joven gritó "Allahu Akbar" (Alá es grande) en el vagón, pero el ministro precisó que tenía que ser todavía verificado en detalle.

El menor, que llegó sin sus padres a Alemania hace aproximadamente dos años, no había llamado la atención hasta el momento y la policía investiga si tenía contactos en círculos islamistas o se había radicalizado en solitario en los últimos tiempos.

"Qué pasó en las últimos meses o semanas, cómo llegó a este ataque, cuáles es el trasfondo, todo debe ser investigado con detalle", señaló Herrmann, quien rechazó entrar en especulaciones.

Hay cuatro heridos graves

La agresión tuvo lugar en el trayecto entre Treuchtlinge y Wurzburgo sobre las 21.00 horas (19.00 horas GMT), cuando de forma inesperada el joven se lanzó armado con un hacha y un cuchillo contra los pasajeros del tren.

Según los últimos datos de la policía alemana, cuatro de ellos resultaron heridos de gravedad y el quinto de forma más leve. En el vagón había una veintena de personas y algunas de ellas pudieron alertar a la policía federal y también al maquinista, antes de que el tren se parara en Heidingsfeld, uno de los barrios de Wurzburgo.

El Gobierno hongkonés condenó el ataque y confirmó que cuatro de las cinco personas que resultaron heridas en el incidente son de la isla. En un comunicado, las autoridades explican que una familia formada por cinco hongkoneses se encontraba en el tren de cercanías de Wurzburgo (sur de Alemania) donde ocurrió el suceso, y precisó que cuatro de ellos resultaron heridos.

El joven agresor abandono entonces el vagón e intentó huir, pero en la zona, según el relato del responsable bávaro de Interior, se encontraba un comando de las fuerzas especiales de la policía que disparó y abatió al agresor después de que éste intentara atacar a los agentes.

En el lugar de los hechos fueron atendidos también otros catorce pasajeros del vagón, ilesos pero conmocionados por la agresión.

Mientras las fuerzas de seguridad investigan los posibles motivos del ataque, el ministro del Interior de Baviera, Joachim Herrmann, confirmó en declaraciones a diversas cadenas de televisión que el agresor había sido identificado como un menor de nacionalidad afgana que llegó a Alemania no acompañado.

Como solicitante de asilo había vivido en un albergue de la pequeña localidad de Ochsenfurt, a unos 20 kilómetros de Wurzburgo, y residía en la actualidad con una familia de acogida.

La empresa alemana de ferrocarriles Deutsche Bahn informó a sus clientes a través de un comunicado de que debido a la operación policial en marcha quedaban suspendidos de forma temporal, previsiblemente durante varias horas, los trenes entre las localidades de Ochsenfurt y Wurzburgo.

El ataque de este lunes presenta similitudes con otra agresión registrada en una estación de tren también de Baviera el pasado 10 de mayo, cuando un hombre con antecedentes de problemas psíquicos y adicción a las drogas acuchilló a cuatro personas y mató a una de ellas.

Según testigos de aquella agresión, registrada en la estación de Grafing, cercana a Múnich, el hombre, un alemán de 27 años, gritó "Allahu Akbar" y "Sois infieles, debéis morir", lo que llevó a la Fiscalía a deducir que podía tratarse de un ataque "con motivaciones políticas".

Horas después los investigadores informaron de que no había indicios que apuntaran a vínculos con "salafistas" o "islamistas" o una posible radicalización a través de internet y señalaron que el hombre, sin antecedentes penales, tenía problemas psíquicos y de drogadicción.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha