eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El movimiento Nuit Debout se consolida en París

Cientos de jóvenes, ataviados con utensilios de acampada, se están dando cita, día tras día, en la Plaza de la República de París para pedir un cambio en las políticas galas

- PUBLICIDAD -
La plaza de la République, en París, acoge a miles de manifestantes, muchos resistieron durante la segunda Nuit Débout, noche en pie.

La plaza de la République, en París, acoge a miles de manifestantes, muchos resistieron durante la segunda Nuit Débout, noche en pie. Luna Gámez

El movimiento indignado que ha surgido esta semana en Francia, denominado Nuit Debout, se hace fuerte en la capital por tercera noche consecutiva. Cientos de jóvenes, ataviados con utensilios de acampada, se están dando cita, día tras día, en la Plaza de la República de París para pedir un cambio en las políticas galas.

Lo que muchos definen ya como el '15M francés' tiene su origen el pasado jueves, cuando las movilizaciones que se llevaron a cabo en más de 200 ciudades galas para protestar por las políticas laborales que está llevando a cabo el Ejecutivo de François Hollande, han ido generando asambleas en busca del debate político y acampadas en lugares clave de la geografía francesa en señal de protesta.

El punto de inflexión para las movilizaciones en Francia ha sido un paquete de reformas laborales conocida como 'ley  El Khomri', en referencia a la impulsora de la misma, la ministra de Trabajo gala, Myriam El Khomri.

En líneas generales, la reforma del gobierno francés pretende facilitar el despido, que podría producirse si la cifra de negocios empeora o si la empresa se enfrenta a reorganizaciones. Además, la indemnización por despido de un trabajador pasa de cuatro a tres meses de salario cuando la antigüedad es inferior a dos años y de 27 y 24 meses a 15 cuando se superan los 20 años trabajados.

En el caso de los despidos improcedentes, también habría un tope en las indemnizaciones que actualmente corresponde establecer a un tribunal de trabajo. Por su parte, los acuerdos en el seno de la empresa toman una gran importancia ya que prevalecerán por encima de los convenios colectivos.

Mientras que la patronal y los partidos conservadores la respaldan, sus detractores, entre los que se encuentran los sindicatos, los partidos de izquierdas y "el 70% de los ciudadanos", según una estimación del diario Le Parisien, la tachan de demasiado "liberal" y afirman que es una vuelta al siglo XIX. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha