Opinión y blogs

eldiario.es

La furia de la derecha burgalesa por el fin del proyecto de Gamonal

El periódico Correo de Burgos tacha en su editorial de "aquelarre vecinal" las protestas de los vecinos que han logrado la paralización definitiva de las obras en el barrio de Gamonal

En Diario de Burgos, Antonio Pérez Henares, director de Publicaciones de Promecal (editora del diario y propiedad del constructor Méndez Pozo), carga contra las redes sociales por apoyar las protestas y contra los medios que han traído luz sobre las causas de las movilizaciones en Gamonal

Ambos periódicos son propiedad de constructores: uno imputado en la Gürtel, otro condenado a cárcel en los 90 por corrupción

67 Comentarios

- PUBLICIDAD -
El "Movimiento de Gamonal" tendrá continuidad a pesar de paralización de obra

El "Movimiento de Gamonal" tendrá continuidad a pesar de paralización de obra

La paralización de las obras para construir un bulevar en el barrio Gamonal de Burgos, un logro de los vecinos de la zona tras una semana de manifestaciones, no ha sentado nada bien entre la prensa local y conservadora de la provincia burgalesa. Las reacciones han sido furiosas y enconadas contra los vecinos, contra el alcalde de la ciudad, y hasta contra los medios.

Así lo atestiguan en las informaciones, editoriales y artículos que recogen en su edición de este sábado los medios de derecha, en los que se vuelve a reprochar a los manifestantes sus movilizaciones y se lamenta que el alcalde haya cedido a la presión de la calle.

Uno de los que más muestra su descontento es Antonio Pérez Henares, director de Publicaciones de Promecal, la editora del Diario de Burgos. O lo que es lo mismo: directivo de la empresa del constructor Méndez Pozo, responsable del diseño del bulevar que se iba a construir y que fue el detonante de las protestas. En un artículo de opinión en su periódico, Pérez Henares carga contra las redes sociales y los medios que se han hecho eco de la protesta y sobre sus causas de fondo. Estos son algunos de sus párrafos:

"Hay algo más, sin embargo, y aún más nocivo. Son las llamadas redes sociales y en particular aquellas que tan solo admiten como posibilidad expresiva la consigna aquilatada en un número tan escaso de caracteres que solo quepa lo que en una pancarta cabe. O sea, más o menos, una consigna. En tal ámbito campan como pletóricos conquistadores los nuevos guardias rojos de la revolución cultural, que ahora llaman tuit a lo que llamaron dazibao, prestos a replicar hasta la náusea una soflama, a reproducir urbi et orbe la consigna, a convertir en verdad la más goebbelsiana de las mentiras."

Antonio Pérez Henares, directivo de Promecal (el grupo de comunicación del constructor Méndez Pozo).

Además, Pérez Henares, que dedica su texto a sus compañeros del periódico, menciona a la "Santa Inquisición autoproclamada pogre", de la que asegura "no tiene nada que ver con el periodismo". El directivo de Promecal asegura también que el periodismo "es una digna profesión que nada tiene que ver con el agripop" (sic), y que "así hay que decírselo por mucho que a algunos les moleste".

En su edición de hoy, el Diario de Burgos ya insinúa desde su portada la posible dimisión del alcalde de la ciudad, Javier Lacalle. Y destacan que el primer edil burgalés ha tomado la decisión de paralizar la obra a pesar de que todo su equipo la rechazó en el pleno del ayuntamiento.

El Correo de Burgos, contra el "aquellarre" de los vecinos

"Una simple obra de restricción vial y ajardinamiento e incluso un sospechoso parking no son causas suficientes para generar semejante aquelarre vecinal". Esta es una de las frases del editorial de este sábado de El Correo de Burgos tras la paralización de las obras. Un diario propiedad del imputado en el caso Gürtel José Luis Ulibarri, y que además es socio de Méndez Pozo en la televisión autonómica de Castilla y León.

 Desde el periódico conservador se asegura que el éxito de las protestas no será positivo en el futuro para los vecinos. Uno de los párrafos a destacar es el siguiente:

"En Gamonal ha explotado la marginalidad urbana y social de un  barrio que es un engendro urbanístico, el penoso orgullo de paria en el que se han refugiado sus vecinos, la rabia contra un poder arrogante y sordo, la inquina a una casta empresarial enriquecida con la especulación inmobiliaria que a ellos ha empobrecido, la acusación contra el tótem mediático que mueve hilos políticos".

"Gamonal ha vencido con la furia de los mansos, pero quizá su triunfo se traduzca en otro largo periodo de olvido", es la frase que cierra el texto.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha