eldiario.es

Menú

MAPA

Estas son las estaciones de metro de Madrid que no cumplen con la normativa de accesibilidad

124 estaciones de Metro de Madrid no cumplen con la normativa que obliga a las comunidades a tener todas sus estaciones accesibles el próximo diciembre

El Gobierno de Cristina Cifuentes se enfrenta a una lluvia de demandas desde el día siguiente de la entrada en vigor del Real Decreto

La reforma de la línea 5 de metro de Madrid no ha mejorado la accesibilidad para personas con movilidad reducida

- PUBLICIDAD -

El mapa de la accesibilidad de Metro de Madrid

El Gobierno de Cristina Cifuentes se enfrenta a miles de demandas a partir de diciembre por incumplir el  Real Decreto que obliga a las comunidades autónomas a tener sus estaciones de Metro accesibles a partir de diciembre. De las 276 estaciones de Metro de Madrid, 124 no cumplen con la normativa, que tampoco se cumplirá en 2022.

Ciudadanos en la Asamblea de Madrid ha cifrado esas demandas en "300.000 potenciales" que pueden empezar a lloverle a la Comunidad desde el primer día de la entrada en vigor del Real Decreto. El Gobierno regional no solo ha asumido ya que va a incumplirlo, sino que dentro de cinco años, el plazo del plan para adaptar las estaciones que tiene sobre la mesa, seguirá haciéndolo: el porcentaje de accesibles se sitúa actualmente en un 65% y pasará al 75% en 2022.

Desde el Consorcio de Transportes, justifican esta irregularidad debido a la configuración espacial de algunas partes del metro. El Plan de Accesibilidad ha presupuestado la implantación de 30 ascensores, que prevé elevar el grado de accesibilidad al 73% para 2020. 

La nueva consejera de Transportes de la Comunidad de Madrid, Rosalía Gonzalo, se refirió a ellas este mismo jueves. Gonzalo aseguró que las obras, que se extenderán los entre siete meses y dos años y medio, para instalar esos 30 ascensores están "a punto de comenzar" en las estaciones de Metro de Portazgo, Príncipe Pío, Príncipe de Vergara, Plaza Elíptica, Bilbao, Pavones y Tribunal.

Son siete estaciones del total de 89 que incumplen con los parámetros de accesibilidad de las personas con movilidad reducida y que el propio Metro de Madrid ha calificado de "estaciones pesadilla". La instalación de los ascensores prevé solucionar solo el 10% del problema. Además, hay que sumar a otras 35 estaciones (las marcadas en amarillo en el mapa) que incumplen la normativa más allá de la movilidad, por motivos como la falta de megafonía.

Para el portavoz de Transportes de Ciudadanos en la Asamblea de Madrid, Juan Rubio, el Ejecutivo de Cifuentes solo ha reaccionado a esta "injusticia" cuando se ha denunciado desde su grupo. Resalta, además, que los anteriores gobiernos del Partido Popular nunca incluyeron esta problemática en sus presupuestos hasta la obligada negociación con su grupo para sacarlos adelante. "No solo se trata de cumplir con la ley, es también el reconocimiento de un derecho y de que todos somos iguales", defiende Rubio. "La política del Partido Popular siempre se ha basado en titulares y no en afrontar de verdad los problemas". 

Actualmente esta deficiencia en el transporte público afecta a casi 200.000 personas con silla de ruedas en Madrid, pero la movilidad reducida va más allá. Personas mayores, padres con carros, lesionados puntuales o personas con otro tipo de enfermedades también se ven afectadas. Este mismo miércoles, el presentador de La Sexta Noche, Iñaki López, que acaba de ser padre, se quejaba de esta situación a través de su cuenta de Twitter.

Otro problema con el que se encuentran las personas con movilidad reducida es el mantenimiento de las instalaciones. La  app oficial del metro informa del estado de las estaciones en directo, pero los protocolos de reparación son "muy extensos", explica Font. Hasta un mes han llegado a estar algunos ascensores inoperativos. "Se tendría que obligar a las empresas a arreglar los ascensores en 24 o 48 horas como mucho", solicita el presidente de FAMMA.

Ascensores fuera de servicio en las estaciones de Ópera y Av. Ilustración / Foto: Carmelo Dorado, presidente de ADIFA

Ascensores fuera de servicio en las estaciones de Ópera y Av. Ilustración / Foto: Carmelo Dorado, presidente de ADIFA

Estaciones concurridas

La normativa establecía en 2007 que las estaciones de más de dos líneas y todos los intercambiadores debían ser accesibles en un plazo inferior a cuatro años. Es decir, en noviembre de 2011. Sin embargo, existen cuatro intercambiadores y tres estaciones que cumplen con los requisitos pero no con la legislación: los de Méndez Álvaro, Plaza Elíptica, Ciudad Lineal y Canillejas, y las estaciones de metro de Avenida de América, Diego de León y Alonso Martínez.

Se trata de tres estaciones, las últimas, muy concurridas. De hecho, Avenida de América fue la estación más utilizada en 2016, en 52.482.739 ocasiones. "Lo de la estación de Avenida de América es una vergüenza. Se ha rehabilitado en dos ocasiones y nunca se ha adaptado al 100%", explica el presidente de la Federación de Asociaciones de Personas con Discapacidad Física y Orgánica de Madrid (FAMMA), Javier Font. 

Tanto el presidente de FAMMA como el portavoz de Transportes de Ciudadanos consideran que existen otros criterios además de la concurrencia que deben tenerse en cuenta para priorizar las reformas. Las estaciones cercanas a hospitales como Ibiza o Carabanchel "tendrían que ser prioritarias, porque tienen un trasiego importante de gente en silla de ruedas y con cochecitos para niños" que acuden al hospital.

Remodelación línea 5

El Consorcio Regional de Transportes de Madrid destinó este verano 53,80 millones de euros a la renovación de la línea 5 de metro, la cuarta más utilizada según su portal de Transparencia. Ese dinero se ha destinado a la mejora del sistema de comunicaciones, la señalización de semáforos y la frecuencia de los trenes, ni un euro ha ido a mejorar el acceso a personas con movilidad reducida.

También  se han reformado cuatro estaciones de metro: Canillejas, Torre Arias, Suanzes y Aluche. Sin embargo, solo ha habido una mejora para las personas con discapacidad: pavimentos tacto visuales y encaminamientos. Es decir, guías en el suelo para personas invidentes que utilicen un bastón para moverse por el metro de Madrid. 

La única estación renovada que es accesible para personas con discapacidad es Aluche. Las otras tres paradas carecen de ascensores que permitan el acceso a usuarios en silla de ruedas. La reforma de la línea 5, que se cerró del 3 de julio al 3 de septiembre, no ha abarcado nuevas medidas que hagan accesibles estas estaciones.

La explicación a eldiario.es desde el Consorcio fue que se trata de estaciones que "no tienen un uso masivo". Sin embargo, las tres no accesibles sumaron 10.398.259 utilizaciones en 2016, según su portal de Transparencia.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha