eldiario.es

Menú

La reforma de la línea 5 de metro de Madrid no mejora la accesibilidad para personas con movilidad reducida

El Consorcio Regional de Transportes infringe la ley que impone varios plazos para permitir el acceso al metro a todas las personas, independientemente de sus condiciones personales

Ninguna de las cuatro estaciones renovadas ha progresado en materia de accesibilidad para personas con movilidad reducida

- PUBLICIDAD -
La estación de metro de Gran Vía no está adaptada para perdona con movilidad reducida

La estación de metro de Gran Vía no está adaptada para personas con movilidad reducida PAULA GONZÁLEZ

El Consorcio Regional de Transportes de Madrid ha dedicado 53.807.705 euros a la renovación de la línea 5 de metro, la cuarta más utilizada según su portal de Transparencia. Con estos casi 54 millones de euros se ha mejorado el sistema de comunicaciones, la señalización de semáforos y la frecuencia de los trenes, pero no se ha mejorado el acceso a personas con movilidad reducida.

También  se han reformado cuatro estaciones de metro: Canillejas, Torre Arias, Suanzes y Aluche. Sin embargo, solo ha habido una mejora para las personas con discapacidad: pavimentos tacto visuales y encaminamientos. Es decir, guías en el suelo para personas invidentes que utilicen un bastón para moverse por el metro de Madrid. 

La única estación renovada que es accesible para personas con discapacidad es Aluche. Las otras tres paradas carecen de ascensores que permitan el acceso a usuarios en silla de ruedas. La reforma de la línea 5, que se cerró del 3 de julio al 3 de septiembre, no ha abarcado nuevas medidas que hagan accesibles estas estaciones.

Desde el Consorcio de Transportes, explican que estas estaciones "no tienen un uso masivo". Sin embargo, las tres estaciones no accesibles sumaron 10.398.259 utilizaciones en 2016, según su portal de Transparencia.

De las 32 paradas que realiza la línea 5 de metro, solo nueve permiten el acceso total de las personas con discapacidades. Esta proporción es habitual en todo el conjunto de la red madrileña. 

C:\fakepath\DSC_0022.jpg

Entrada a una estación de metro de Madrid. PAULA GONZÁLEZ

De hecho, la infraestructura del metro vulnera el Real Decreto 1544/2007 que regula las condiciones básicas de accesibilidad en el transporte público. Esta normativa establece que las estaciones de más de dos líneas y los intercambiadores debían ser accesibles en 2011, las paradas con dos líneas debían estar adaptadas para 2014 y el resto para 2017.

Sin embargo, actualmente 111 de las 301 estaciones de metro no están adaptadas para personas con movilidad reducida, muchas de ellas con más de dos líneas de metro, intercambiadores e incluso la parada más utilizada en 2016, Avenida de América.

Las cuatro estaciones renovadas eran las únicas paradas de la línea 5 incluidas en el proyecto de renovación, que prevé mejorar 23 estaciones en los próximos cinco años. Se han sustituido los azulejos por unos paneles vitrificados, resistentes al vandalismo, y se han instalado suelos más adherentes y señales en inglés para que los turistas puedan comprender los mensajes.

Como parte de las obras de la línea 5, se han cambiado más de 256.000 metros de cables de señalización, cerca de 42.000 metros de cable de fibra óptica, 68.000 metros de alumbrado y de fuerza o 18.000 metros de cable radiante. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha