eldiario.es

Menú

La Asamblea de Madrid reprueba al consejero de Sanidad de Cifuentes que recomendó hacer abanicos contra el calor

La oposición ha pedido la dimisión o cese de Jesús Sánchez Martos, porque "carece de un proyecto sólido y solvente" y su política no tiene "ni rumbo ni planificación"

La Proposición No de Ley impulsada por Podemos ha sido aprobada con 80 votos a favor, de PSOE, Podemos y Ciudadanos, y 47 en contra del PP

Ciudadanos, que sostiene el Ejecutivo de Cifuentes, considera que Sánchez Martos "no tiene el mínimo respeto hacia los pacientes y hacia los profesionales" sanitarios

- PUBLICIDAD -
El consejero se arrepiente de aconsejar abanicos: "Quizá no lo expliqué bien"

El consejero de Sanidad de Madrid, Jesús Sánchez Martos. EFE

La oposición ha reprobado este jueves en el Pleno de la Asamblea al consejero de Sanidad, Jesús Sánchez Martos, que recomendó hacer abanicos contra el calor en las aulas, porque "carece de un proyecto sólido y solvente" y su política no tiene "ni rumbo ni planificación". 

Así lo ha señalado la portavoz del Grupo Parlamentario de Podemos en materia de sanidad, Mónica García, quien ha defendido la Proposición No de Ley (PNL) impulsada por su formación por la que la Asamblea reprueba al consejero de Sanidad y exige su dimisión o cese inmediato, que ha contado con 80 votos a favor, de PSOE, Podemos y Ciudadanos, y 47 en contra del PP.

García ha comenzado su intervención señalando que "en un escenario político en el que la 'lex artis' política se ha movido hacia los márgenes de la indecencia y en el que solo se plantean dimisiones, ceses y reprobaciones en condiciones extremas de inmoralidad o corrupción", Podemos quiere reivindicar su función de "servidores públicos" y "guardianes del tesoro más preciado que tiene una sociedad, que son sus servicios públicos".

"No debería ser imprescindible llegar al extremo del delito para revocar a aquellos que han demostrado que no saben cuidar de nuestro patrimonio", ha afirmado, para agregar que "si robar dinero público es punible, gestionarlo mal es perfectamente reprobable".

Según la diputada de Podemos, Sánchez Martos ha "heredado" una Consejería de Sanidad "pensada y organizada para ser troceada y privatizada y que está plagada de irregularidades", ya que "para privatizar lo primero que hay que hacer es desregularizar", y "su gestión, lejos de ser un obstáculo para esos fines, lo que ha sido un caldo de cultivo para que se pueda privatizar y trocear tal y como lo ideó la señora Aguirre y como lo custodia la señora Cifuentes".

"¿Cuándo se van a poner del lado de los pacientes y no del lado de las empresas que buscan lucro con nuestra sanidad?", ha preguntado García, quien ha acusado al consejero de "modos y modales de un sistema feudal", en el que "se premia a los buenos cortesanos" y "se castiga a los profesionales críticos". "Una red clientelar de colocación de amiguetes del partido en puestos de responsabilidad en la Sanidad", ha añadido.

A este respecto, se ha referido a la enfermera que fue cesada tras denunciar que no había vacunas contra la tosferina en su centro de salud y al jefe de la UCI pediátrica del Gregorio Marañón que dimitió por falta de camas.

García ha agregado que Sánchez Martos ha sido "un filón para la antología del disparate" y ha tachado sus declaraciones sobre los abanicos de "inadecuadas, frívolas y vergonzantes", abanicos que han sido exhibidos desde la bancada de Podemos, en color morado, con el lema "reprobación consejero sanidad".

Ciudadanos da la espalda al consejero de Cifuentes

Ciudadanos, partido que sostiene el Ejecutivo de Cristina Cifuentes en la Comunidad de Madrid, ha dado la espalda a su responsable de Sanidad. El diputado Enrique Veloso ha destacado que una reprobación es "algo muy serio y muy significativo", y que espera que tanto el consejero como la presidenta regional "se lo tomen muy en serio", y que "aunque esta PNL no tenga fuerza vinculante, sirviese de palanca de cambio, de oportunidad para impulsar un cambio a mejor en la política sanitaria".

Veloso ha dicho de Sánchez Martos que "es un hombre que no deja indiferente a nadie y el resultado es que los ánimos están muy caldeados dentro y fuera de su Consejería, dentro y fuera de los hospitales, cada vez son más los ciudadanos que se manifiestan en las puertas de los hospitales ante la incertidumbre y el malestar que generan sus ocurrencias", lo que "no es propio de un consejero".

Además, le ha reprochado que "hasta cuatro directores generales en su Consejería se han marchado, cesados o tras presentar su denuncia, hartos de aguantar sus malos modos, sus malas formas, su falta de rigor", así como que "los profesionales que trabajan en la sanidad también se han hartado", porque "utiliza su condición profesional de sanitario para imponer su criterio".

"Es decir, que usted no tiene el mínimo respeto hacia los pacientes y hacia los profesionales", lo que "no es propio de un consejero", ha agregado.

Por su partes, el portavoz en materia de sanidad del Grupo Socialista, José Manuel Freire, ha destacado que se trata de la tercera reprobación a un consejero de sanidad en la que tiene la "satisfacción" de participar, después de la de Javier Fernández Lasquetty, "por mentir respecto a la deuda", y la de Javier Rodríguez, "por unas declaraciones que nunca debió hacer".

Freire ha apuntado que, si bien las otras dos reprobaciones tuvieron que ver con "actos concretos" de los respectivos consejeros –que eran "directamente y personalmente responsables"–, esta tiene "otra connotación", ya que supone una "critica total y frontal a su política", de la que no solo es responsable el consejero sino la presidenta del Gobierno, a quienes considera que "les interesa más la imagen que los pacientes".

Desde el PP, la diputada Regina Plañiol ha tachado la reprobación de "injusta, falsa, incongruente, mezquina y falaz", al tiempo que ha condendenado el "tono faltón e insultante" de los portavoces del "tripartito de la oposición".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha