eldiario.es

Menú

El Liceo Francés en Madrid se planta ante los recortes de Macron

El centro de Madrid y otra decena en España responden con paros y huelgas al recorte de 33 millones en la Agencia de la Enseñanza Francesa en el Extranjero

La agencia estatal paga los salarios de los funcionarios franceses que trabajan en los colegios y que alertan de que el objetivo de Macron es "privatizarlos"

"Los recortes se encaminan a dejar esta herramienta, que es el soft power de Francia en el exterior, como una empresa autofinanciada"

- PUBLICIDAD -
Movilización de trabajadores del liceo francés en Madrid.

Movilización de trabajadores del liceo francés en Madrid.

Los recortes del presidente Emmanuele Macron han alcanzado al Liceo francés de Madrid y a otra decena centros de España que dependen del Ministerio de Asuntos Exteriores de Francia. Los profesores y profesoras de la institución en la capital están respondiendo con paros y huelgas a la reducción de 33 millones de euros en el presupuesto de la Agencia de Enseñanza Francesa en el Extranjero, de la que dependen. Un 10% de ese recorte recae directamente en el centro de Madrid, un reputado colegio con más de 4.000 alumnos. 

Los docentes sospechan que el objetivo de Macron es "privatizar" todos los liceos franceses en el exterior, y que este es solo el primer paso. Es decir, prescindir de todos los funcionarios franceses que trabajan en ellos. En estos centros el personal es mixto: están los llamados résidents (unos 200 en Madrid) y profesores "locales", que funcionan como contratados de un colegio privado. 

Los sindicatos que apoyan las movilizaciones (CCOO, UGT y los franceses SNES y SNUipp) alertan de la pérdida de derechos laborales (como la supresión de permisos retribuidos por asistencia a médicos o cuidados de menores) y la "externalización masiva de servicios" de estos centros. Además, el Gobierno francés concede subvenciones para estudiantes que también están en riesgo. 

"Los recortes suponen un aumento automático del gasto escolar. Dejar esta herramienta, que es el soft power de Francia en el exterior, como una empresa autofinanciada. Eso genera presión de las familias porque, si tienes menos dinero solo hay dos opciones: o subir los precios o bajar los salarios de los trabajadores", sostiene François Ralle, consejero consular de los Franceses de España. 

Los docentes y otro personal no funcionario, unas 300 personas en Madrid, trabajan con un convenio colectivo con condiciones mejoradas respecto al acuerdo sectorial de la enseñanza privada en España que ahora temen perder, aseguran desde CCOO. Estos trabajadores y trabajadoras ya tienen convocados paros parciales hasta el mes de junio para pedir "diálogo a la administración francesa" y revertir los recortes aplicados "sin consultar con los agentes sociales". Los paros son este martes, el 26 de febrero; el 6, 14 y 22 de marzo; 13, 16 y 24 de abril; 9 y 24 de mayo; y 1, 4, 12 ,20 y 28 de junio.

Embajador de Francia en España ante la movilización de funcionarios franceses en el Liceo.

Embajador de Francia en España ante la movilización de funcionarios franceses en el Liceo.

Los funcionarios franceses, pagados directamente por la  Agencia de Enseñanza Francesa en el Extranjero, estaban convocados a la huelga (en Francia no existe la figura del paro parcial) el lunes y el martes. 

Según CCOO, el 90% la secundó. La primera jornada coincidió con una huelga en Francia en contra de la reforma que cambia el acceso a las universidades. Este martes, han desplegado su protesta ante el embajador de Francia en España, que estaba visitando el liceo. 

"En algunas regiones francesas hay déficit de docentes y están pidiendo a los profesores que vuelvan. Es un problema que ya existía de antes y que Macron dijo que resolvería para evitar que personas que llevan en España 20 años, que tienen aquí familia, tengan que regresar a una plaza en su país de origen", explica Alejandro Llamas, el secretario del comité de empresa del Liceo francés, de CCOO.  

"La idea liberal que cala de Macron es: para que el estado francés se va a gastar dinero en esto. En formar a personas que no están en el país. Se trata de diplomacia de influencia, de difundir el modelo de educación francesa por el mundo, la cultura... eso es importante", opina Ralle.

El consejero consular asegura que la situación de la Agencia es "crítica". " Desde los últimos gobiernos estaba tocada. Sarzoky le quitó mucho dinero y Hollande no dejó de hacerlo. En campaña, Macron hizo muchas promesas y consiguió un éxito importante con el electorado de franceses en el exterior", explica. 

En España hay una decena de liceos franceses cuya supervivencia se pone en jaque con las medidas de austeridad del Gobierno. En ellos había 21.600 alumnos y alumnas matriculados en el curso 2017-2018. Otros 500 centros de este tipo distribuidos por el mundo están también circunstancias similares. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha