eldiario.es

Menú

La comparecencia de Cifuentes sobre la providencia "traspapelada" no era ilegal como dijo el PP

eldiario.es ha accedido a las actas de la reunión de la Mesa de la Asamblea que tumbó que la presidenta diera explicaciones en la comisión de corrupción

La secretaria general afirmó en dicha reunión que la comparecencia no "era contraria a derecho", como sostuvo la presidenta Cristina Cifuentes

En esta reunión, Ciudadanos se arrepintió de apoyar la iniciativa tras votar a favor porque no se "sentía cómodo" tras oír el criterio de la letrada

- PUBLICIDAD -
Cifuentes no comenta la declaración de Ignacio González pero dice que confía en la justicia

ID: EDINWS20180130_0885 La comparecencia de Cifuentes sobre la providencia "traspapelada" no era ilegal.

Las actas de la reunión de la Mesa de la Asamblea en la que PP y Ciudadanos tumbaron la comparecencia de Cifuentes por la providencia judicial "traspapelada" desmontan el argumento del PP, que dijo que era "ilegal". Así lo aseguró la propia presidenta públicamente. Las actas, a las que ha tenido acceso eldiario.es, revelan que la secretaria general, a quien el grupo consultó, dijo que la petición "no era contraria a derecho", es decir, era legal.  La letrada aclara que "si ese estuviese ante una ilegalidad manifiesta, lo habría puesto sobre la mesa y habría advertido sobre ello", en respuesta a una pregunta de un diputado socialista, y argumenta que, no obstante, "lo más lógico" era que la presidenta se sentara a dar explicaciones en la comisión de Presidencia.

Ese día, y agarrándose a ese criterio, Ciudadanos cambió su postura sobre la comparecencia cuando ya había votado a favor en la misma reunión. El representante del grupo en la Mesa de la Asamblea justificó que no se "sentía cómodo" con su sentido del voto y lo modificó a posteriori. Por este motivo, la secretaria hizo un receso para ver a qué solicitudes afectaba este cambio de postura y recontar los votos , confirman fuentes parlamentarias. El diputado Juan Trinidad Martos ya había respaldado que el consejero de Presidencia Ángel Garrido se sentara ante la comisión de investigación y también había avalado con su voto el interrogatorio de Cifuentes. 

Así consta en las actas de la reunión, que revelan la secuencia completa de lo que ocurrió el lunes 22 de enero en el Parlamento regional y recogen la argumentación  de la secretaria general sobre la cuestión, meramente jurídica: sugiere que la comparecencia de Cifuentes en la comisión "excede el ámbito temporal al tratarse de un asunto relativo a la gestión actual" y que tiene más sentido que, en tal caso, tenga lugar en la comisión de Presidencia, según las actas. La secretaria general deja claro, como queda reflejado en las actas, que su criterio se limita solamente a lo jurídico sin entrar "en criterios de oportunidad", es decir, políticos. 

Ciudadanos, que alude a este criterio no vinculante para modificar su sentido del voto, no sigue sin embargo tan a pies juntillas el criterio de los letrados dos días después. El que estaba presente en la Mesa de la comisión que investiga la corrupción "desaconsejó", confirman fuentes parlamentarias, sentar a Cifuentes en este foro para hablar genéricamente de sus años como consejera del Canal de Isabel II, como pidió el grupo tras frenar las propuestas de PSOE y Podemos dos días antes.

No obstante, el portavoz César Zafra siguió adelante con la propuesta – que finalmente ha aplazado la oposición– por considerar que estaba bien argumentado por los hechos reabrir el caso de la compra de Emissao. Antes, Zafra se reunió en un receso con el portavoz Ignacio Aguado y ambos hablaron por teléfono con un tercero, confirman fuentes presentes. El malestar del PP de Cifuentes con los de Aguado se ha manifestado públicamente en repetidas ocasiones y ha alcanzado a la dirección nacional del partido de Rivera. 

La fórmula empleada por Ciudadanos para llevar a comparecer a la presidenta impedía las preguntas sobre las actas del Canal de Isabel II que "se ocultaron" según la oposición y para PSOE y Podemos no era la más adecuada, pese a que la apoyaron a la vez que pidieron la reconsideración de la primera decisión de la Mesa.

Los dos grupos se mostraron muy molestos el lunes por el cambio de postura de Ciudadanos y acusaron al partido de "proteger a Cifuentes". Máxime, explican, cuando en un primer momento se había alineado con ellos para sentar a la presidenta en la comisión y pedirle explicaciones sobre cómo pudo "traspapelar" una providencia judicial durante meses que provocó la demora en la entrega de documentos a la oposición. 

Hasta entonces, los tres grupos de la oposición habían defendido en varias ocasiones la conveniencia de que Cifuentes compareciera en la comisión que investiga la corrupción y no en otra, y así queda reflejado en las actas. También respaldaron que existía un precedente al respecto: la comparecencia de Jaime González Taboada, senador y exconsejero de Cifuentes cercado por la trama Púnica, por el extravío de papeles del caso Arpegio.

En todo momento, la presidenta de la Mesa, Paloma Adrados, intenta convencer al resto de que no procede llamar a Cifuentes a este foro y sostiene, entre otros argumentos, que las propuestas de PSOE y Podemos llevan implícito "un juicio de valor inadmisible": que hubo ocultación de los documentos a la oposición. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha