eldiario.es

Menú

REGIÓN DE MURCIA

Última oportunidad para detener el cambio climático

- PUBLICIDAD -

El 12 de diciembre finalizó la Cumbre de Paris contra el cambio climático organizada por la ONU, con un acuerdo histórico que abre las puertas a la esperanza. Sin embargo, es triste oír a los expertos que la batalla para revertir el problema de las emisiones se ha perdido, y que ahora el objetivo es mitigarlo.

La ciencia ha dejado sin espacio a los negacionistas del cambio climático. “Me equivoqué”, reconoció recientemente Mariano Rajoy. Sin embargo, durante estos cuatro años de legislatura el calentamiento de la atmósfera no ha figurado en ningún momento entre sus prioridades. El Ministerio de Medio Ambiente, en su informe 'Cambio climático en las costas españolas' de 2014, calcula que en el año 2040 las playas del Mediterráneo, entre las que se encuentran las de nuestra Región, habrán retrocedido 1,5 metros y la temperatura crecerá en el año 2100 entre 1,3º y 3,4º C.

Cuando hablamos de este tema, no lo hacemos de cuestiones menores: se trata de sequias, pérdidas de cultivos, hambre y grandes movimientos migratorios como consecuencia del clima. Dos de los organismos meteorológicos internacionales más importantes alertan de que el planeta ha entrado en un territorio climático desconocido, ya que la acumulación de gases de efecto invernadero en la atmósfera sigue creciendo y en el año 2014 ha marcado un nuevo récord.

Para que el cambio climático sea manejable, los científicos han fijado como tope que la temperatura del planeta no aumente a finales de siglo por encima de los 2º C. respecto a los niveles preindustriales. Los compromisos alcanzados en la cumbre harían que en el año 2100 la temperatura creciera, según los datos que maneja la ONU, unos 3º C. El dióxido de carbono (CO2), desde la era preindustrial ha crecido un 143% y la temperatura del planeta habrá crecido a finales del presente año en 1,02º C. respecto a la registrada entre los años 1850 y 1900.

Por fin, los principales líderes del mundo, desde el presidente de EEUU Barack Obama hasta el Papa Francisco, reconocen que estamos ante un problema muy grave. Para llegar a este convencimiento, hemos dado lugar a quedarnos sin margen para frenar las emisiones de gases de efecto invernadero, si queremos tener un incremento de las temperaturas en niveles razonables. De hecho ya hemos cruzado líneas rojas que no podremos recuperar.

España y la Región de Murcia tienen que aprovechar el impulso de la Cumbre de Paris para establecer el tránsito de un modelo agotado de energías fósiles-nuclear, a un nuevo modelo de energía limpia renovable

El gran reto que se nos ofrece es avanzar hacia una economía más social y baja en carbono. París será el punto de partida para la revolución energética. Inevitablemente habrá un proceso de transformación energético con ganadores y perdedores, en el que España tiene que elegir si quiere estar en el grupo de los perdedores o dar un paso firme y decidido en la lucha contra el cambio climático. España y la Región de Murcia tienen que aprovechar el impulso de la Cumbre de Paris para establecer el tránsito de un modelo agotado de energías fósiles-nuclear, a un nuevo modelo de energía limpia renovable.

El Gobierno de España, el actual, no parece estar muy decidido a dar este paso. La mejor prueba de ello fue la aprobación el 9 de octubre del RD 900/2015 que regula la producción de energía fotovoltaica para autoconsumo, en el que se mantiene el llamado “impuesto al sol” y además no se contempla el “balance neto”. Se trata de la regulación del autoconsumo más restrictiva de las existentes en el mundo. En definitiva, lo que ha hecho el gobierno de Rajoy es poner todas las trabas e impedimentos al desarrollo de las energías renovables en general y la fotovoltaica en especial.

Por su parte, el Gobierno de la Región de Murcia y el PP tampoco lo hacen. Cada vez que hemos tratado en la Asamblea Regional temas que han tenido que ver con la transformación del modelo energético para luchar contra el cambio climático, el Grupo Parlamentario Popular no ha estado. No lo estuvo cuando pedimos al Gobierno de España que retirara el borrador de Real Decreto de autoconsumo, ni cuando, una vez aprobado, hemos pedido su derogación, o cuando tratamos sobre el 'fracking'; no han estado ni los diputados ni los senadores de este partido, encabezados por Teodoro García, cuando en el Congreso o Senado se han tratado estos asuntos.

En el PSOE tenemos muy claro que la lucha contra el cambio climático no puede estar supeditada a determinados intereses. También que para hacerlo es urgente cambiar el modelo energético a través de dos pilares: las energías renovables y la eficiencia energética. Por eso hemos impulsado una Ley, para su tramitación en el Congreso de los Diputados, para regular el desarrollo de las energías renovables para el autoconsumo.

Se trata de incentivar que las familias y las PYMES tengan todas las facilidades para producir la energía que necesitan para su consumo e intercambiarla de forma flexible con su comercializador, sin ningún tipo de impuesto. Con esta ley, si es aprobada por el Congreso de los Diputados, estaremos consiguiendo acabar con el oligopolio de las eléctricas, bajar el precio de la electricidad, desarrollar una industria de energías renovables que generará miles de empleos, reducir nuestra dependencia energética del exterior y luchar de forma decidida contra el cambio climático.

Los socialistas murcianos nos sentimos muy orgullosos de impulsar, desde la Asamblea Regional, la Ley que marcará el paso que España seguirá para cambiar el modelo energético y la lucha contra el cambio climático.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha