eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

El ultimátum del PSOE a la vicepresidenta de Cantabria: ceses en una semana o expediente disciplinario

La crisis interna entre los socialistas cántabros llega a un punto de no retorno y deja al borde de la expulsión a Eva Díaz Tezanos, anterior secretaria general

La negativa a destituir a dos altos cargos nombrados por ella y el pulso con la nueva dirección pone en peligro la continuidad del bipartito con el PRC

- PUBLICIDAD -
Eva Díaz Tezanos (PSOE-Cantabria): el partido no se va a doblegar ante nadie

La vicepresidenta de Cantabria, Eva Díaz Tezanos (PSOE). | EFE

El PSOE de Cantabria ha puesto en marcha el reloj con la cuenta atrás con la que pretende poner fin a la crisis interna que está desangrando al partido. La nueva dirección encabezada por Pablo Zuloaga ha perdido la paciencia con las constantes desautorizaciones públicas que viene realizando durante las últimas semanas su antecesora en el cargo y actual vicepresidenta y ha lanzado un órdago a Eva Díaz Tezanos: o realiza los ceses exigidos en el plazo de una semana o se le abrirá un expediente disciplinario que puede desembocar en su expulsión.

Así lo ha confirmado la número tres de los socialistas cántabros y responsable de Política Institucional, Isabel Fernández, en declaraciones a la Cadena SER, en el transcurso de una entrevista en la que la exalcaldesa de Cabezón de la Sal también ha asegurado que, en caso de que Díaz Tezanos no cumpla con las directrices del partido, "se aplicará la normativa reglamentaria hasta el final".

La Ejecutiva Regional del PSOE había pedido reiteradamente a la vicepresidenta la destitución de dos altos cargos nombrados por ella en empresas públicas de su competencia en el Gobierno de Cantabria, Salvador Blanco (SODERCAN) y Rosa Inés García (MARE), una decisión que Díaz Tezanos se ha negado a tomar alegando que "no hay motivos objetivos para hacerlo" y "sería una injusticia".

Además, ha defendido reiteradamente su potestad para elegir el equipo del que se rodea sin imposiciones, lo que ha provocado un cruce de declaraciones que ha llevado al equipo de Zuloaga a amenazar abiertamente con la expulsión del PSOE, como ha ocurrido este mismo jueves, cuando le han recordado que "ya no tiene el control del partido y debe acatar las decisiones de la dirección como cualquier militante más".

Previamente, la secretaria de Política Institucional del PSC-PSOE había manifestado a través de una nota de prensa enviada a los medios que "parece querer entrar en un camino de no retorno que ella, como secretaria general que ha sido, conoce y ha llevado a cabo para hacer cumplir sus decisiones".

La novedad principal es la imposición de un plazo para realizar esos dos ceses que desde el PSOE achacan a la necesidad de "regeneración y limpieza democrática". Con ese ultimátum sobre la mesa, Díaz Tezanos tendrá que decidir si da su brazo a torcer o llega hasta el final en un pulso con consecuencias muy relevantes.

Inestabilidad en el bipartito

Mientras los dirigentes del PSOE discuten con luz y taquígrafos y muestran en público sus diferencias internas, sus socios en el Gobierno observan la crisis con una mezcla de preocupación y hartazgo. El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla (PRC), se ha visto envuelto en la polémica y tuvo que firmar la semana pasada el cese del responsable de Educación, Cultura y Deporte, el socialista Ramón Ruiz, una decisión que "jamás hubiera tomado" de no ser por la exigencia de Zuloaga.

Al margen de las múltiples alabanzas al recién destituido, Revilla escenificó su rechazo a los últimos acontecimientos durante la firma de una adenda al Pacto de Gobierno entre el PRC y PSOE, en un acto en el se mostró claramente enfadado y en el que mostró muy poca sintonía con el nuevo dirigente socialista. Además, repitió que "no quiero más líos" y dio por zanjados los cambios en el Ejecutivo que preside, algo que está en entredicho dado el papel que está jugando la vicepresidenta.

Desde el PRC evitan echar más leña al fuego y no hacen declaraciones sobre la crisis socialista. Se han puesto como objetivo la aprobación de los Presupuestos de Cantabria para 2018 en el menor plazo posible y reiteran que estas serán "las cuentas más importantes de la legislatura".

De momento, evitan hacer cábalas y no quieren valorar un escenario en el que la vicepresidenta socialista sea expulsada de su propio partido, lo que provocaría una crisis institucional sin precedentes tanto en el Gobierno como en el Parlamento, ya que también es diputada. 

A pesar de la crisis interna en Cantabria, desde Ferraz también han decidido mantener un papel discreto y dar plena autonomía a la recién nombrada Ejecutiva Regional del PSC-PSOE. Su postura sigue siendo la misma que Pedro Sánchez trasladó a Miguel Ángel Revilla hace unas semanas, es decir, "respaldo total" a las decisiones de la dirección que encabeza Pablo Zuloaga.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha