eldiario.es

Menú

Ayuntamiento de Trapagaran invertirá 70.000 euros en la construcción de un rocódromo en el antiguo parque de bomberos

El Ayuntamiento de Trapagaran (Bizkaia) invertirá 70.000 euros en la construcción de un rocódromo en el antiguo parque de bomberos de la localidad.

- PUBLICIDAD -

Con la creación de este espacio deportivo para la escalada, aprobado en la última Junta de Gobierno Local, el Consistorio minero comenzará la reforma de este edificio, cedido por la Diputación Foral de Bizkaia al municipio en 2013, y actualmente en desuso.

La inversión que se ve a realizar en la instalación de este recinto será de 70.000 euros y su plazo de ejecución de 100 días a partir de la adjudicación. Dado que previamente es necesario acometer la obra civil del espacio donde se colocará el rocódromo, se estima que la infraestructura estará lista a finales de verano o principios de otoño.

El origen de este proyecto se remonta a finales de 2011, cuando el Ayuntamiento de Trapagaran impulsó un proceso de participación ciudadana con los jóvenes de la localidad dividido en dos fases sucesivas: una primera de auditoría o análisis del estado y necesidades equipamentales del municipio y una segunda de contraste y definición de las acciones que se ejecuten.

Fruto de este trabajo se fijó como prioridad la construcción de un rocódromo, una pista de skate y una pista de pádel, equipamientos que todos ellos van a ser una realidad en esta legislatura. Las canchas de pádel, construidas en el barrio de Txurruka, se inaugurarán en breve, y las obras del skate park darán comienzo también en las próximas semanas.

En cuanto al rocódromo, ocupará una superficie de 265 metros cuadrados de pared, lo que, en la práctica, significará que la superficie escalable mínima será en torno a 134 metros cuadrados. El boulder o rocódromo contará con dos superficies escalables sin cuerda de distinta dificultad. Ambas tendrán 22 metros de anchura y 3 metros de altura, pero la principal diferencia radicará en el desnivel. La asequible tendrá una inclinación de 35 grados y la más complicada alcanzará los 45 grados de desnivel.

La nueva infraestructura deportiva estará fabricada en madera de contrachapado fenólico ignífuga a la que se dará un acabado con fibras y resinas de poliéster para darle una terminación similar al que se puede encontrar en una pared natural.

Según ha indicado el Consistorio, el pliego de condiciones señala que el contratista tendrá que instalar al menos 2.500 presas que utilizarán los escaladores para agarrarse en su ascensión por el rocódromo. También se colocarán colchonetas ignífugas para amortiguar las posibles caídas de los usuarios en toda la longitud del boulder.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha