eldiario.es

Menú

Matute cree que los contactos del PNV son "intentos mediáticos" para "elevar los enteros" de un "deteriorado" Urkullu

No ve "dificultades" para que PSE y PP se pongan de acuerdo y afirma que hay "mucho cálculo político" en su "pulso sostenido"

- PUBLICIDAD -
Matute cree que los contactos del PNV son "intentos mediáticos" para "elevar los enteros" de un "deteriorado" Urkullu

El portavoz de Alternatiba y parlamentario de EH Bildu, Oskar Matute, ha afirmado que las rondas de contactos que el PNV plantea a los partidos de la oposición son "intentos mediáticos" para "elevar los enteros" de un "deteriorado" Urkullu y, en realidad, buscan la "estabilidad institucional". Además, no percibe "dificultades" para que PSE y PNV se pongan de acuerdo en un futuro acuerdo de legislatura ya que, en su opinión, hay "mucho cálculo político" en su "pulso sostenido".

En una entrevista a Europa Press, Matute ha manifestado su convicción de que la próxima ronda de contactos anunciada por el PNV para negociar la reforma tributaria y un plan integral contra el fraude fiscal, pretende 'restaurar' la imagen del lehendakari, que "cayó unos enteros" con la retirada del proyecto de Presupuestos.

"Ello explica, en cierta medida, esta carrera, a veces incomprensible, por la búsqueda de cualquier acuerdo, de cualquier manera y con cualquier contenido que el PNV viene poniendo en marcha", ha señalado.

Matute ha recordado que la coalición soberanista ha transmitido al lehendakari y al PNV, "como partido que sustenta el Gobierno", su disposición a "hablar" existirá siempre, pero nuestra firmeza y determinación con aquello consideramos justo, también.

A su juicio, el lehendakari "y su acción de gobierno", pretenden "acuerdos para la estabilidad institucional pero no para cambiar las políticas que nos han traído hasta aquí". La coalición soberanista, por contra, tiene "toda la disposición del mundo a alcanzar consensos para cambiar las políticas, pero ningún interés especial en participar de acuerdos de estabilidad institucional que sigue poniendo en marcha políticas de recortes y de ajustes que maltratan a los ciudadanos de este país".

SIN 'NUEVO TIEMPO'

Matute ha censurado que Urkullu hablara de "un nuevo tiempo", tras la 'cumbre política' del pasado lunes, por haber logrado reunir en una mesa a todos los partidos del arco parlamentario, cuando "esas mismas formaciones políticas coinciden todas las semanas en el Parlamento vasco" en comisiones y plenos. "El factor y el valor añadido de esas reuniones no existe en ese dato. La participación normalizada de EH Bildu en el Parlamento vasco rompe esa lógica de excepcionalidad que le otorgaba a la reunión", ha aclarado.

Por otra parte, ha señalado que "no es riguroso" que a las reuniones con los partidos "se vaya con órdenes del día que ocupan una página y sin capacidad de reflexión y análisis previos". "Nada de eso ha sucedido, hasta ahora, en ninguno de los intentos mediáticos que el PNV ha puesto en pie. Son intentos mediáticos que pretenden elevar los enteros de una parte deteriorada, que es la del lehendakari Urkullu, por un lado, y que fijan en ese intento un objetivo: la estabilidad institucional", ha proseguido.

Por ello, se ha dirigido tanto al PNV como el Gobierno vasco para decirles, "llámennos cuantas veces quieran, pero nuestra respuesta va a ser siempre la misma: las políticas neoliberales que nos han traído aquí no son la solución", porque "ahora hay que elegir entre las políticas que emanan de Madrid y Bruselas y otro modelo que rompa con el actual".

Matute ha lamentado que ante una "situación dramática, especialmente cruel con quienes menos tienen", el PNV ofrezca "seguir aceptando una legalidad que pontifica y justifica esa crueldad" y, a la vez, argumente que "esa legalidad le impide hacer otras cosas".

"Creemos que, lo que toca en este momento, son políticas de excepcionalidad; habrá que proveer un plan de emergencia y hacer frente a las leyes que devalúan las condiciones de vida de los ciudadanos. Lo que legitima a un Gobierno es ponerse de lado de quien lo está pasando realmente mal, que es la gran mayoría de este país", ha defendido.

PP Y PSE

Por otra parte, el parlamentario de EH Bildu cree que cuando Iñigo Urkullu "señaló" al PSE y al PP como "socios preferentes", estaba "marcando una línea de acción de Gobierno, no un deseo personal no contrastado". A su juicio, "parte de la escenificación que pone en pie el Gobierno vasco con estas mesas, persigue ese mismo objetivo que Urkullu ya anunció: buscar esa especie de acuerdo amplio o de país con el PP o el PSE, porque son las que no cuestionan el modelo económico y social".

Matute ha apuntado que "en el pulso sostenido entre PP y PSE hay mucho de cálculo político, en el sentido más vinculado a las necesidades de sus propios partidos que a las de la sociedad". Por ello, ha afirmado que no ve "dificultades, a priori", para que el PSE "se pueda poner de acuerdo con el PNV" en un futuro acuerdo de legislatura.

Ha destacado la similitud de la actuación del actual Ejecutivo con "la política que puso en pie el PSE hace unos meses, en el Gobierno vasco". "Teniendo ese precedente, no entendemos que tenga que haber un abismo diferencial entre el PP y el PNV a la hora de ponerse de acuerdo, porque su acción de Gobierno no es demasiado diferente", ha argumentado.

AUTOGOBIERNO

Preguntado por la posibilidad de que PNV y EH Bildu emprendan, juntos, el camino a un nuevo estatus ha avdertido de que EH Bildu no renunciará a sus ideas. "Las ideas de Bidu en defensa de la soberanía de Euskal Herria son claras y están tasadas por la ciudadanía. Si el PNV está dispuesto a recorrer un camino hacia la soberanía, podemos llegar a acuerdos en ese terreno", ha dicho.

No obstante, ha precisado que "el problema es que el PNV se maneja en la indefinición entre lo que dice que es y lo que luego hace, agarrándose a que la ley no le permite hacer más".

"Nosotros decimos: señores del PNV, si quieren iniciar un proceso que profundice en el autogobierno desde la premisa de la consecución del derecho de autodeterminación o del derecho a decidir, nos encontraremos en el camino. Si buscan otras vías, veremos", ha dicho.

También ha dicho no esperar "nada", en lo económico, de la 'sintonía' entre Mariano Rajoy y el lehendakari porque "esperar frutos de las buenas relaciones de dos dirigentes sin rumbo es tanto como aventurarse a pensar que a uno le va a tocar la quiniela mañana si no juega".

"Creo que tiene un problema enorme, porque no tienen claro hacia dónde pueden dirigir a sus respectivas Comunidades o países y, desde esa dificultad, lo único que hacen, tanto unos como otros, es recoger las imposiciones que llegan desde Bruselas y adaptarlas a sus respectivos marcos, sin plantearse ninguna vía alternativa. El panorama es poco halagüeño", ha señalado.

Además, en el ámbito político, ha censurado la actuación del Ejecutivo autónomo en "las detenciones de Urtza Alkorta o de los jóvenes en Donostia", que "no incomodarán nada a Madrid, es más, le agradarán".

"La pregunta que se tiene que hacer es ¿agradarán de igual manera al Gobierno de Madrid que a la sociedad vasca, a una parta importante de la sociedad vasca, casi tan importante como la suya?. La respuesta no resulta muy satisfactoria para el PNV", ha concluido.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha