eldiario.es

Menú

PNV y PSE coinciden en que hay 32 transferencias pendientes, pero difieren sobre pensiones y concepto de nación

Los socialistas están dispuestos a "desencallar" los traspasos "bloqueados", pero rechazan abrir la vía a la independencia

- PUBLICIDAD -

El PNV y el PSE-EE están de "acuerdo" en que existen alrededor de 32 materias recogidas en el Estatuto de Gernika pendientes de transferir a Euskadi, entre ellas la gestión del régimen económico de la Seguridad Social, aunque los socialistas sólo aceptan esta transferencia si se hace sin romper la 'caja única' del sistema, como, a su juicio, ocurriría si aplica el modelo jeltzale. El PSE-EE también ha reiterado que se podría reconocer a Euskadi como nación, pero sólo desde una perspectiva "histórica y cultural", sin abrir la vía a la independencia.

La Ponencia de Autogobierno del Parlamento vasco ha analizado este miércoles la propuesta de los socialistas sobre una posible reforma del Estatuto de Autonomía, presentada el mes pasado.

Al término de la ponencia, la parlamentaria socialista Isabel Celaá ha reiterado que el objetivo del PSE a la hora de afrontar la reforma del Estatuto es "mejorar la vida" de los ciudadanos, para lo que ha propuesto que el texto que pueda acordarse incluya referencias a logros sociales como el derecho subjetivo a la vivienda y a la Renta de Garantía de Ingresos.

Celaá ha destacado que los socialistas vascos parten de la base de que el autogobierno "no es un fin en sí mismo ni una estación de tránsito hacia la independencia", sino una herramienta que debe servir para mejorar las condiciones de vida de los ciudadanos.

Además, ha afirmado que su grupo y el PNV están de "acuerdo" en que aún existen "al menos 32 asuntos" contemplados en el actual Estatuto de Gernika sobre los que hay "materia" pendiente de transferir por parte del Estado. Los socialistas, según ha explicado, están dispuestos a "desencallar las competencias bloqueadas".

Celaá ha reconocido que en los 36 años de vigencia del Estatuto se han producido "numerosos desencuentros" entre las Administraciones central y vasca a la hora de interpretar el reparto de competencias entre una y otra. Por ese motivo, ha insistido en la necesidad de impulsar una reforma constitucional "en clave federal" que clarifique cuáles son las competencias del Estado y cuáles son las de las autonomías.

La representante del PSE considera que la resolución del problema sobre las materias pendientes de transferir debe ser resuelto entre los Gobiernos central y vasco, aunque ha reconocido que éste es un asunto que también puede abordarse en el marco de la Ponencia de Autogobierno.

"DISTANCIA"

Pese al citado "acuerdo" sobre las materias pendientes de traspaso, ha reconocido que entre su partido y el PNV hay "distancia" a la hora de interpretar la forma en la que debería abordarse el cumplimiento íntegro del Estatuto actual. De hecho, ha advertido de que algunas de las propuestas trasladadas a la ponencia por el partido jeltzale "desbordan" el marco de la Constitución.

Como ejemplo, ha citado la intención del PNV de "abrir" la garantía de los derechos históricos que reconoce la Constitución a los territorios forales para, según ha dicho, situarse en un "Estado preautonómico", algo con lo que se ha mostrado en desacuerdo.

Celaá ha destacado que la previsión constitucional de los Derechos Históricos enmarca éstos en la propia Carta Magna, sobre la que ha recordado que es la norma que "prevalece" sobre todas las demás.

'CAJA ÚNICA'

En el caso de la Seguridad Social, ha recordado que la gestión del régimen económico del sistema está contemplada en el Estatuto de Gernika. El PSE, según ha dicho, defiende que se transfiera esta competencia a Euskadi, aunque considera que debe realizarse a través de convenios entre ambas administraciones y sin que, en ningún caso, se rompa la 'caja única'.

Celaá ha subrayado que su partido no aceptará la "segregación" de la Seguridad Social, puesto que eso supondría un "quebranto" del principio de igualdad entre los ciudadanos españoles.

La representante socialista ha recordado que la propuesta trasladada por su partido a la Ponencia de Autogobierno contempla la posibilidad de que el nuevo Estatuto incluya un preámbulo, algo que no tiene el actual.

Isabel Celaá, que ha precisado que los preámbulos de las leyes carecen de valor normativo, ha reafirmado la disposición de su grupo de que esta parte del futuro Estatuto incluya una alusión a Euskadi "como nación".

NACIÓN Y ESTADO

No obstante, ha insistido en que ese reconocimiento se limitaría a una perspectiva "histórica y cultural", en la línea del concepto de nación aceptado por el propio Consejo de Europa. Celaá ha asegurado que ese reconocimiento no sería "retórico", aunque ha subrayado que en ningún caso implica abrir la puerta a la independencia de Euskadi. "En el mundo hay más de 2.000 naciones; y estados, no llegan a 200", ha explicado.

La representante socialista, además, ha advertido de que "no vale vender como legal lo que nos es legal", y ha rechazado emprender "un camino de frustración" como el que, a su juicio, ha supuesto el proceso independentista de Cataluña.

Celaá ha reconocido que EH Bildu "es claro" al defender su apuesta por un Estado vasco, por lo que ha descartado la posibilidad de acuerdo con una coalición que "juega en una liga que no es la nuestra". En el caso del PNV, se ha mostrado partidaria de "trabajar" para que puedan fructificar las "posibilidades" de acuerdo. No obstante, ha lamentado que en algunas cuestiones, los jeltzales pretendan ir "más allá de lo que se puede ir sin un cambio constitucional".

SIN "CREDIBILIDAD"

Desde EH Bildu, Pello Urizar ha calificado la propuesta del PSE de "contrasentido", dado que aunque los socialistas defienden el autogobierno como herramienta para "mejorar el bienestar" de los ciudadanos, luego "aceptan" que las decisiones sobre los asuntos que afectan a dicho bienestar "se tomen en Madrid".

Urizar ha criticado la falta de "credibilidad" del PSE y, en referencia a la sostenibilidad de un sistema vasco de pensiones, ha advertido de que "lo que debería aterrorizar a la gente es mantenernos dentro de un Estado español que va a la ruina de forma acelerada".

El portavoz parlamentario del PP, Borja Sémper, ha defendido la conveniencia de profundizar en una reflexión de "puertas hacia adentro" sobre el Estatuto de Gernika. Además, ha afirmado que una hipotética reforma de la Constitución para convertir España en un Estado federal "se debe decidir en el Congreso de los Diputados".

El parlamentario popular ha defendido que Euskadi necesita reformas que "modernicen las instituciones, que eliminen duplicidades y que den más poder a los territorios históricos".

Por parte de UPyD, Gorka Maneiro ha denunciado que la Ponencia es un mero "utensilio de propaganda al servicio del PNV". Además, ha advertido de que este foro terminará su trabajo "sin acuerdos".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha