eldiario.es

Menú

Los partidos vascos fracasan en el séptimo intento de homenajear juntos a las víctimas

El Parlamento concita a todos los partidos menos el PP en un acto en memoria de las víctimas de ETA pero también de los abusos policiales

Alfonso Alonso critica que se desnaturalice una jornada pensada para las víctimas del terrorismo "para que estén cómodos quienes celebraron cada uno de los asesinatos"

- PUBLICIDAD -
Acto central del Día de la Memoria, en el Parlamento Vasco

Acto central del Día de la Memoria, en el Parlamento Vasco

Euskadi conmemora este 10 de noviembre por séptima vez el Día de la Memoria, su jornada de homenaje a las víctimas de la violencia. La iniciativa, planteada para esta fecha por ser un día sin terrorismo en el negro calendario vasco, ha seguido el mismo patrón que en los años anteriores: la falta de unanimidad política en el acto central, el del Parlamento Vasco. Nunca ha habido unión en esta materia tan sensible. El PP, por cuarto año consecutivo, se ha desmarcado de la sencilla concentración en memoria de las víctimas del “terrorismo” de ETA o del GAL y de otras violencias como los abusos policiales encabezado por la presidenta de la Cámara, Bakartxo Tejeria, y por el lehendakari, Iñigo Urkullu. Los ‘populares’, con varios asesinados en sus filas a los que han evocado, han celebrado un acto propio en el legislativo una hora después porque entienden que no se puede cambiar el espíritu del Día de la Memoria “para que estén cómodos quienes en su día celebraron cada uno de los asesinatos”, en referencia a la izquierda abertzale, presente por cuarto año en el homenaje.

A las 10.30 horas, el Parlamento ha abierto el portón principal de su sede en Vitoria, la de las grandes ocasiones. Con música de txalapartaris y de la banda de la Ertzaintza, Tejeria y Urkullu, arropado por todos sus consejeros, han encabezado el homenaje institucional a todas las víctimas, celebrado junto a la escultura de Cristina Iglesias dedicada a los asesinados, llamada ‘Brújula de medianoche’. “Pretendemos invitar al conjunto de la ciudadanía a no olvidar el pasado y las dramáticas consecuencias padecidas por el conjunto de nuestra sociedad y de manera específica, por unas víctimas a las que se hace necesario reconocer la injusticia de su dolor y padecimiento […]. Nunca más deberán darse, ni justificarse, expresiones de violencia y terrorismo entre nosotros”, ha leído Tejeria, haciendo suyo un texto propuesto por la principal asociación de municipios, Eudel, con el que ha animado a celebrar actos de reconocimiento en todas las instituciones locales.

Cargos del PNV, de Elkarrekin Podemos (Podemos, IU y Equo) y del PSE-EE, además de la adjunta al Ararteko, Julia Hernández, o el diputado general de Álava, Ramiro González, han estado presentes en esta lectura, amén de un pequeño grupo de ciudadanos anónimos. También el grupo parlamentario de EH Bildu (Sortu, EA, Aralar y Alternatiba) al completo. Sus miembros, como el resto, han depositado gerberas blancas junto al pebetero instalado al efecto en el Parlamento.

Exactamente igual que hace doce meses, sin embargo, la izquierda abertzale ha participado también en otro acto, esta vez fuera del cercado del Parlamento. Lo convocaba Etxerat y pretendía denunciar que el Día de la Memoria no acoge en su seno a las “víctimas de la dispersión”, a 16 personas que han perdido la vida en carretera con motivo de sus visitas a “presos políticos”, en referencia a los condenados de ETA. Mientras haya dispersión, ha dicho un portavoz, el listado de muertos por el “conflicto político” puede seguir creciendo. Los cuadros de EH Bildu han regalado también flores blancas a Etxerat.

Si la izquierda abertzale sostiene que quedan víctimas por reconocer, el PP interpreta que el Día de la Memoria se ha desvirtuado al sumar a las personas reconocidas en la ley y el decreto sobre los abusos policiales en Euskadi. Los ‘populares’, reunidos informalmente en el patio trasero del Parlamento mientras se celebraba el homenaje institucional, se han concentrado una hora después junto al pebetero, en el que han depositado una corona de flores para las “víctimas del terrorismo”.

Alfonso Alonso ha sido muy duro en sus explicaciones a los periodistas. Ha dicho que “el Parlamento decidió que en Euskadi tenía que haber un día específico” para las víctimas del terrorismo, en las que incluye a las del GAL o el Batallón Vasco Español. Y se ha quejado de que haya partidos e instituciones que se presten a poner “un puente de plata” al “proyecto político de ETA” y a quienes “en su día celebraron cada uno de los asesinatos” al “vaciar de significado político” una jornada en la que, entiende, se mete en el mismo saco a todas las víctimas cuando fue la banda terrorista la que causó más sufrimiento en Euskadi.

Corona de flores del PP

Corona de flores del PP

Los ‘populares’, según las fuentes consultadas, sólo participaran durante este Día de la Memoria en aquellos actos institucionales en los que no sean lea el discurso de Eudel y donde haya monolitos claros y diáfanos de recuerdo a las víctimas del terrorismo. Aparentemente, así ocurrirá en los Ayuntamientos de Bilbao y San Sebastián.

Cronología de todos los Días de la Memoria

2010: Primer Día de la Memoria, en homenaje a las víctimas del terrorismo, de ETA y de otras bandas. En el Parlamento, no hubo unanimidad política. EA y Aralar entendieron que no se atendía a todas las víctimas. La presidenta, Arantza Quiroga, invitó a víctimas del terrorismo. “Me gustaría que EA y Aralar me miren a los ojos y me digan por qué no han estados con nosotros”, protestaron algunas de ellas. Aralar, encabezado por la hoy directora del Instituto de la Memoria en el Gobierno del PNV, Aintzane Ezenarro, se manifestó fuera de la Cámara en un acto alternativo.

2011: Arantza Quiroga encabezó un homenaje a “todas las víctimas del terrorismo” en la Cámara. Colocó junto a la escultura de homenaje ubicada en la entrada del Parlamento una corona de flores en su honor. PNV, IU, EA y Aralar criticaron esta decisión y a última hora compraron otro ornamento floral para honrar a “todas las víctimas”. El PSE-EE denunció el "triste" espectáculo de división.

2012: Tras las elecciones autonómicas y con el Gobierno y el Parlamento en funciones, la falta de consenso llevó a Quiroga a desconvocar el acto en el Parlamento. El Gobierno de Patxi López sí mantuvo el suyo e introdujo el recuerdo a las víctimas de “estructuras del Estado que tardaron demasiado en hacer el necesario tránsito hacia la democracia”, aunque “sin equiparaciones” con los asesinados a manos de ETA y con exigencia de condena del terrorismo para EH Bildu.

2013: El Parlamento sumó a PNV, PSE-EE y, por primera vez, a EH Bildu, representado por su portavoz, Laura Mintegi, y otros miembros de la coalición. PP y UPyD ya se desmarcaron con rotundidad al entender que se desnaturalizaba el recuerdo a las víctimas del terrorismo al sumar a los asesinados por “abusos policiales”

2014: El Parlamento, ante las discrepancias en torno al objeto del Día de la Memoria, optó por un acto silencioso en recuerdo a las víctimas. Ni la ausencia de mensajes concitó la unión. Sí estuvo EH Bildu, encabezado por Unai Urruzuno, pero no PP y UPyD.

2015: La presidenta del Parlamento, Bakartxo Tejeria, leyó con motivo del Día de la Memoria un fragmento del denominado “suelo ético”, que en 2012 había concitado el apoyo contra la violencia de PNV, PSE-EE, PP, Aralar e IU en su momento. Sin embargo, al acto asistieron todos los miembros de EH Bildu, encabezados por Hasier Arraiz, y no los aforados de PP, que organizó un homenaje exclusivo para las víctimas del terrorismo, y UPyD. La izquierda abertzale, en todo caso, participó también en una concentración de Etxerat contra las víctimas “no reconocidas” que habría causado la dispersión de los “presos políticos”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha