eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

Detenido un vecino de Tafalla por causar destrozos en el baño de un bar de la localidad

Arrestado un vecino de Fitero por desobediencia, resistencia y atentado contra agentes de la autoridad

- PUBLICIDAD -

La Policía Foral ha detenido a un vecino de Tafalla de 29 años por acceder a los baños de un bar de la parte vieja de la localidad y causar destrozos por un valor superior a los 400 euros, por lo que se le imputa un delito de daños.

En concreto, los hechos ocurrieron la noche del sábado en un bar de la parte vieja. La persona que regenta el local interpuso una denuncia en la oficina de atención al ciudadano de la comisaría de Tafalla, aportando imágenes de las cámaras de seguridad del local que sirvieron para identificar al autor, R.B.A de 29 años y vecino de la localidad, según ha informado la Policía Foral en una nota.

En las mismas se comprobó que el detenido accedió a los baños, arremetió contra los urinarios de pared y la grifería de los lavabos y causó destrozos por un valor superior a los 400 euros, por lo que se le imputa un delito de daños.

DETENIDO EN FITERO

Por otro lado, agentes de la Policía Foral adscritos a la comisaría de Tudela detuvieron el pasado domingo a un vecino de Fitero de 43 años por los delitos de desobediencia, resistencia y atentado contra agentes de la autoridad.

Los hechos se conocieron cuando una persona llamó al Centro de Mando y Coordinación de la Policía Foral alertando de que alguien había roto intencionadamente una ventana de su vivienda, probablemente de un cabezazo. Hasta el lugar se desplazaron patrullas de seguridad ciudadana, que se entrevistaron con el alertante y les indicó el lugar hacia donde había huido el presunto autor, según la Policía Foral.

Los agentes localizaron a I.A.E. escondido en el acceso a una caseta. Presentaba heridas en la cara y al intentar hablar con él echó a correr campo a través. Durante la persecución por el campo intentó montarse en un vehículo en marcha.

Finalmente, fue interceptado por uno de los policías forales, que en el forcejeo sufrió un fuerte golpe en el codo. Al otro policía logró golpearle con una piedra en la rodilla y, mientras lanzaba patadas y puñetazos, intentó arrebatarle el arma reglamentaria, sin conseguirlo gracias a que portaba una funda de seguridad, según ha indicado la Policía Foral.

Finalmente, los agentes lograron reducirlo, detenerlo y trasladarlo a la comisaría de Tudela, donde se instruyeron las correspondientes diligencias antes de pasar a disposición judicial.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha