eldiario.es

Menú

eldiarionorte Navarra eldiarionorte Navarra

Cuatro empresas navarras penden de un hilo en el año de la 'recuperación'

Trabajadores de BASF Tudela y del grupo Condesa continúan con las movilizaciones por la incertidumbre sobre el futuro de sus plantas.

Empleados de Faurecia acuden este miércoles al Parlamento para recabar apoyo institucional que impida el cierre de esta empresa, radicada en Burlada desde hace casi 40 años.

Koxka sigue a la espera para conocer las ofertas que haya por la fábrica.

- PUBLICIDAD -
Pasquines repartidos durante una concentración de la plantilla de BASF Tudela.

Pasquines repartidos durante una concentración de la plantilla de BASF Tudela.

Jornada de movilizaciones en la industria navarra, que ve cómo los síntomas de la  recuperación económica que anuncian los gobernantes no llegan a los trabajadores. La propia presidenta del Gobierno Foral, Yolanda Barcina, aseguró en su discurso en el último Debate sobre el estado de la comunidad que, tras muchas medidas desagradables, por fin se encaraba la "salida de la crisis". Sin embargo, 2015 no ha arrancado precisamente con buen pie para la industria navarra. Los empleados de  BASF Tudela se concentrarán frente a la sede de la empresa en Barcelona para pedir aclaraciones sobre el futuro de la actividad de la planta, los de  Faurecia acuden este miércoles al Parlamento foral para explicar su situación y buscar apoyo institucional, mientras los de  Zalain Transformados y Perfil en Frío comienzan cuatro semanas de movilizaciones y, por último, el futuro de Koxka sigue en el aire.

En conjunto, casi 1.000 empleados piden estos días explicaciones a sus empresas o ayuda para no perder sus trabajos. Una recuperación que en ningún caso ha llegado al  bolsillo de los trabajadores, que ven cómo sus condiciones laborales empeoran pese a que mejore la productividad de las empresas.

El secretario de la Federación de Industria de CCOO, Chechu Rodríguez, se lamenta de la situación que viven estas empresas con arraigo importante en Navarra: “Koxka lleva entre 40 y 50 años en Navarra, Faurecia 40 años, aportan y han aportado tecnología propia y también riqueza a la comunidad. Los trabajadores de Condesa llevan mucho tiempo sufriendo distintas reestructuraciones y pasando de unas manos a otras en función de quién interactuaba en esos grupos y ahora cayó en manos de un grupo industrial cuya gestión ha sido un fiasco”.

BASF Tudela

Los trabajadores de BASF, en huelga desde diciembre, acuden ahora a Barcelona para protestar frente a las oficinas de la empresa ya que, según han apuntado desde el sindicato UGT, “la empresa sigue sin dar salida ni aportar nuevas informaciones sobre la situación por la que atraviesa la planta de Tudela, y son ya tres semanas". Los 23 trabajadores de la planta tudelana ven cómo, en palabras del delegado de UGT Marcos Guemberena, “todas las prisas que la multinacional alemana tenía en los meses de noviembre y diciembre para vender o cerrar de forma encubierta, con mentiras y amenazas, ahora se han convertido en el mayor de los silencios”.

Cusin Freres (Faurecia)

Los trabajadores de la planta de Faurecia en Burlada, por su parte, acuden este miércoles al  Parlamento para informar sobre la situación laboral de la plantilla y de las posibles soluciones para mantener la actividad en la fábrica que ocupa 191 trabajadores. Una de estas soluciones pasa por el pronunciamiento de Volkswagen Navarra, para quien realizan gran parte de la producción (en torno a la mitad), a favor de una producción más local que pueda impedir el traslado de ciertos proyectos de la empresa a Francia o Polonia.

Condesa

En Zalain Transformados y Perfil en Frío, ambas pertenecientes al grupo  Condesa, con sede en Vitoria, también continúan las movilizaciones: cuatro semanas en las que los  400 empleados que suman las dos plantas se movilizarán para aclarar su futuro. En este caso, se anunció a los trabajadores que había un acuerdo con la banca y Arcelor Mittal para evitar el concurso de acreedores hace ya casi tres meses y, desde entonces, siguen sin conocer cuál es la situación del acuerdo y cuál va a ser el futuro de la plantilla.

Koxka

Por su parte, los trabajadores de Koxka siguen  a la espera de que la jueza apruebe la liquidación de la empresa, un paso que por fin permitiría que los interesados puedan hacer sus ofertas sobre la compañía, un futuro incierto que ven más oscuro cada día que pasa. También denuncian falta de información sobre todas las cuestiones que afectan a la empresa y cansancio, aunque, en su caso, el proceso por el que se aclarará si continua su actividad, está cerca de llegar a su fin.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha