eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Albert Rivera cierra la campaña sin despejar sus posibles aliados

"No hay que hacer cábalas de pactos, ni de sumas ni de restas", ha afirmado el líder de Ciudadanos

Rivera ha afirmado que su partido representa el cambio "sensato, con cabeza y corazón"

"Vamos a cambiar el concepto de político, porque puedes ser político y ser honrado", ha añadido el candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado

- PUBLICIDAD -
Aguado anima a votar por un cambio sin estridencias y sin levantar el puño

Ignacio Aguado, Begoña Villacís y Albert Rivera durante el cierre de campaña. / EFE

Albert Rivera ha cerrado esta campaña en Madrid, junto a los candidatos a la presidencia de la Comunidad y a la alcaldía de la capital, sin desvelar cuáles son su preferencias de cara a los posibles pactos electorales. El líder de Ciudadanos ha insistido en la idea que ha centrado su discurso durante estos 15 días en los que se ha recorrido España: "No hay que hacer cábalas de pactos, ni de sumas ni de restas".

"Ha sido una campaña apasionante", ha reconocido el presidente de Ciudadanos a la entrada de la cena-mitin que el partido ha organizado en un hotel de Madrid. Rivera ha asegurado que durante estas dos semanas ha "visto en la calle que la gente tiene ganas de cambio, de cambio sensato". "Sabemos que estamos haciendo historia", ha secundado el candidato a la presidencia de la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado.

Esta es la segunda campaña electoral en lo que va de año para Albert Rivera, que en marzo se implicó al máximo junto a sus compañeros andaluces. Los resultados fueron un espaldarazo para la formación: 9 diputados en el Parlamento andaluz, los primeros que la formación conseguía fuera de Cataluña.

Las encuestas apuntan a que no serán los últimos. Ciudadanos ha ido pescando voto en los caladeros de los partidos tradicionales al ritmo del "cambio sensato" y con una campaña centrada en la imagen de Rivera, protagonista absoluto pese a no concurrir como candidato en estos comicios.

El CIS dibuja un panorma sin mayorías absolutas (a excepción de Castilla y León) en el que la formación de Rivera tendría la posibilidad de convertirse en llave de Gobierno en muchas de ellas. El PP, uno de los grandes perjudicados por la aparición de Ciudadanos en la arena electoral, ha demostrado que, pese a la indiferencia inicial, le preocupa el auge de los de Rivera.

"Quién me iba a decir a mí, un hijo de la Transición, que iba a acabar militando en política", afirmaba un militante del partido antes de que diese comienzo el banquete que precedía al mitin. En el abarrotado salón se respiraba ambiente festivo, más propio de una boda que de un clásico cierre de campaña. Tanto que el propio Rivera ha bromeado con ello iniciando su intervención con un "gracias por venir a esta boda".

"El próximo domingo quien va a ganar es Ciudadanos", ha expresado el presidente del partido. "En España hoy hay más gente con ganas que con miedo. Y van a ganar las ganas y la ilusión", ha añadido para asegurar que su formación asegura "un cambio sensato, con cabeza y corazón".

"Presentarte con Ciudadanos no es de valientes, es de creyentes", ha afirmado la candidata a la alcaldía, Begoña Villacís, mientras los asistentes disfrutaban del café. "Lo que propone Ciudadanos es que la gente vote lo que le dé la gana". "Vamos a cambiar el concepto de político, porque puedes ser político y ser honrado, mirar a los ojos de la gente y no tener que esconder la mirada cuando has hecho lo contrario de lo que has prometido", ha añadido Aguado.

"Gracias a nuestros candidatos no van a tener que votar a Aguirre o al PSOE", ha afirmado Rivera, a quien la campaña se le ha hecho corta. "Seguiría otros 15 días dando vueltas por España, cargando las pilas".

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha