eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Este de Alemania todavía no alcanza al oeste, 27 años tras la reunificación

- PUBLICIDAD -
El Este de Alemania todavía no alcanza al oeste, 27 años tras la reunificación

El Este de Alemania todavía no alcanza al oeste, 27 años tras la reunificación

La satisfacción de los alemanes con la vida que llevan, tanto en el este como en el oeste del país, nunca fue tan alta, pero en los estados de la antigua Alemania oriental el PIB por habitante todavía es un 27 % inferior al de los "Länder" occidentales, advirtió hoy el Gobierno federal.

Veintisiete años después de la reunificación, la comisionada del Gobierno para los llamados nuevos estados federados, los surgidos tras la desaparición de la República Democrática Alemana (RDA), Iris Gleicke, presentó el informe anual sobre la unidad y destacó la necesidad de mantener el apoyo al este.

"En las regiones más débiles, en las que los ciudadanos sienten que se han quedado atrás, pueden surgir divisiones sociales y actitudes radicales", se advierte en el documento, en referencia a la pujanza de la ultraderecha en los antiguos estados orientales.

Fue el tema central del informe del año pasado y la comisionada avisó hoy de que la "alerta" sigue vigente en determinadas regiones, donde extremismos y xenofobia ponen en riesgo la convivencia.

El repaso de las cifras muestra que los principales indicadores económicos del este y del oeste se van aproximando, aunque lentamente.

La tasa media de desempleo en el este ha pasado del 18,7 % en 2005 al 8,5 % en 2016, pero sigue siendo en los nuevos estados entre tres y cuatro puntos superior al que se registra en los del oeste.

Los salarios en el este, de media, son un 18 % inferiores a los del oeste, aunque la región se ha visto especialmente beneficiada por la implantación en 2015 por primera vez en Alemania de un salario mínimo interprofesional, de 8,5 euros la hora.

Lo cobra en torno al 8 % de los trabajadores en el este y el 4 % de los empleados en los "Länder" del oeste.

"Los ciudadanos del este no son más vagos ni tienen menos ideas inteligentes", recalcó Gleicke para apuntar al déficit de infraestructuras, más agudo en las regiones orientales, y a la falta de grandes empresas en el territorio de la antigua RDA.

Ninguna empresa cotizada en el selectivo DAX 30 de la Bolsa de Fráncfort tiene su sede en el este del país, lo que influye tanto en el crecimiento, como en la competitividad y la productividad de la región.

Entre 1990 y 2015 los estados del este perdieron alrededor del 15 % de su población, pasando de 14,8 a 12,6 millones de habitantes, y el informe alerta sobre los riesgos demográficos de futuro.

Se prevé que los mayores de 65 años, un 24 % del total de la población en la actualidad, pasen a representar en 2030 en 32 %, un envejecimiento más acelerado que en el oeste y que exige, según la comisionada, invertir en infraestructuras sociales básicas.

"Imaginar a regiones enteras sin ninguna tienda de alimentación, sin guardería, sin médico o sin gente joven es una pesadilla", señaló Gleicke, quien destacó como factor positivo la llegada de inmigrantes.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha