eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

ENTREVISTA

Anguita: "La historia le ha dado a Pablo Iglesias una oportunidad"

El ex coordinador general de IU y ex secretario general del PCE entiende que su organización ha de participar en la creación de un "partido orgánico" con Podemos

"Cayo Lara es honrado, buena persona, amigo mío, hace como si me escucha, pero no entiende", dice sobre el coordinador federal de IU

"[Susana Díaz] es un símbolo de la cultura de la medianía sevillana: el Betis, la Virgen del Rocío y el sentido común", afirma sobre la presidenta andaluza, que acaba de convocar elecciones anticipadas

139 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Anguita recalca que el pacto con PSOE-A fue "un disparate" y que IU necesita "una catarsis" y cambiar direcciones"

Julio Anguita, ex coordinador general de Izquierda Unida. / Europa Press

Julio Anguita, ex coordinador general de IU y ex secretario general del PCE, dice lo que piensa. La distancia desde la que observa la política, fuera de los órganos de su partido, le convierten en un verso suelto de la izquierda española, de la que sigue siendo un referente para muchos.

Fundador del Frente Cívico, el exalcalde de Córdoba a quien se le bautizó como califa rojo, apoya a Alberto Garzón como candidato a la presidencia del Gobierno, crítica la participación de IU en el Gobierno de la Junta de Andalucía y defiende la construcción de un "partido orgánico" transformador con Podemos y aprovechar la oportunidad que ha abierto la irrupción del partido de Pablo Iglesias.

¿Qué evaluación hace de la actuación de IU en el Gobierno de la Junta?

En 2012, ya escribí un artículo titulado 'Las lentejas de Esaú', inspirado en el personaje bíblico, en el que daba mi opinión sobre el pacto. En IU existen dos almas, y una de ellas plantea que "con el PSOE frente a la derecha". La pregunta que yo hacía es quién es derecha: el PP, sí. Pero no está solo. Hablo de políticas, y esa alma tiende a unirse al PSOE.

Cuando se consiguen los resultados electorales, existía la opción de dar al PSOE un acuerdo específico para la investidura a cambio de 3, 4, 5, 6, 7 medidas para los más necesitados. Pero existían varias amenazas: los sillones, la presión de los sindicatos, brutal, porque querían que el PSOE siguiera porque realmente se han beneficiado económicamente de la Junta; y [José Antonio] Griñán, quien amenazaba a IU con que si no entraba a gobernar, él no gobernaría, y ellos [IU] tendrían la culpa de que gobernara la derecha: la pinza. Y se arrugan. Y les cuesta decir: "Vale, que entre la derecha y, cuando gobierne la derecha, si quieren hacemos una moción de censura".

Entraron en el Gobierno, y en el momento en que entraron, entraron por el aro. No solamente aplicaron la política de enseñanza y de retribuciones que venía del PP, sino que la parte alícuota de los recortes, también, y siguen todavía recortando. Cuando hay encontronazos, como la Corrala, no es porque la presidenta no estuviera con la Corrala, es porque sale a la calle a desautorizarlos y a cambiar el boletín oficial.

¿Cree que esa gestión perjudicó a IU?

No, pero ya estaba muy devaluada por los medios de comunicación. Lo último es que se dijo que se haría un referéndum para validar la gestión del Gobierno. Se habían planteado 18 leyes y se han aprobado 9, y el PSOE ya no iba a poder. Pero luego, ante la amenaza, han dicho que no hacen el referéndum. Como el Sahara, que al final no vamos. IU ha pagado la ingenuidad de creer que con el PSOE se pueden hacer políticas alternativas. Pero no. Lo que se puede hacer es gestión.

¿Quién es el responsable de la ruptura?

El PSOE. Ahora, hemos hecho el papel de tontos.

¿Influye la agenda de política nacional de Susana Díaz?

No lo sé. Estoy muy fuera ya de Madrid, no lo sé. A esta señora yo no la conozco, la leo, la sigo, me cuentan cosas... Esta señora es un símbolo de la cultura de la medianía sevillana: el Betis, la Virgen del Rocío y el sentido común. No hay más. Basta oírla hablar. Pero eso está muy enraizado en la cultura política andaluza.

Ella ha señalado a Alberto Garzón como el culpable. 

Hombre, más culpable soy yo. Yo he dicho que no desde el principio, he encabezado un manifiesto y el pobre Alberto ha defendido el pacto en público. Pero ¿qué implica? A por mí no van porque no me voy a presentar. Alberto, sí. Ese ha sido uno de los errores de Alberto, que cada vez que ha aparecido en los medios ha defendido el pacto. Y don Felipe González, no pierdan a Felipe González, que no da puntada sin hilo, es la máquina que sigue tramando. No descansará hasta que haya aquí la  grosse koalition.

¿Qué opina del papel de Cayo Lara?

Tiene una noción de estrategia política anclada en que nuestro horizonte político es pactar con el PSOE en las autonomías y que nuestro horizonte social es el sindicato CCOO. Justamente lo contrario a mí.

¿Es un lastre para Garzón?

Él no es un freno, pero no entiende. Es un clásico. Es el discurso del PCE del exterior en la dictadura, y no entiende estas cosas. Es honrado, buena persona, amigo mío, hace como si me escucha, pero no entiende.

Todo apunta a que la candidata de Podemos para las andaluzas será Teresa Rodríguez, ¿qué opina de ella?

No la conozco. Ha intentado hablar conmigo, pero no he querido para que no se me use políticamente en los conflictos internos de otro colectivo. Pero tiene un perfil que, si sabe moderarse, puede hacer daño al PSOE. Si sabe moderarse.

¿Qué perspectivas tiene para las andaluzas?

A Podemos le va ir bien ponga a quien ponga. Pero si Teresa Rodríguez se modera... Es que a mí no me gustan las estridencias. Y el PSOE cree que puede arrasar, pero yo creo que no.

Y Antonio Maíllo, el candidato de IU, ¿aguantará?

Va a ser difícil, muy difícil, porque para que Maíllo aguante tiene que hacer una catarsis, otra dirección en IU Andalucía. Es imposible con esa misma gente, es imposible. Maíllo se presentó con gran ingenuidad, porque creyó que era posible cambiar así buenamente a la honorable sociedad que estaba articulada en torno a los cargos públicos y a los intereses, como Willy Meyer [cabeza de lista de IU en las últimas europeas, dimitido], Diego Valderas [hasta ahora vicepresidente de la Junta], cargos provinciales, [José Manuel] Mariscal [secretario general del PCA], [José Luis] Centella [secretario general del PCE], los intereses... Y no, no. Lo que pasa es que el problema que tiene Alberto es que tiene el apoyo de Maíllo, pero también de Mariscal. Yo mismo le apoyo, pero soy impresentable, a mí no se me puede enseñar siquiera.

Garzón suele decir que estamos en un momento histórico y, aludiendo a Podemos, afirma que quien no quiera aprovecharlo comete una irresponsabilidad histórica.

Es verdad.

¿Cree que Podemos está siendo irresponsable?

Un poquito. También es verdad que Cayo Lara... Y que Juan Carlos Monedero se ha pasado metiendo el dedo... Y que ahora va a tener un problema Podemos con Juan Carlos. ¿Ha leído lo que dice hoy la prensa [sobre el currículum supuestamente exagerado de Monedero]? Este es el comienzo de lo que viene, con razón o sin ella. Cualquier cosa de este tipo, que es censurable... En todo caso, Podemos quiere probarse, ya tiene una primera prueba el 31 [la 'Marcha del cambio' en Madrid] y yo creo que le va a ir bien.

A mí me lo ha dicho Pablo: "Necesitamos cuadros comunistas". No del PCE, "cuadros comunistas". Sabe lo que dice. Y, claro, los que estamos cerca de Podemos en la atmósfera que ha creado, estamos intentando construir ese partido orgánico, que es lo que Cayo no entiende. No es Podemos como organización, es algo más. Y ahí tenemos que estar todos, somos como un cuerpo de ejército que tiene que ir con la vanguardia, sabiendo que tiene que cuidar esta vanguardia, que tiene que ocupar su puesto algunas veces, que tiene que criticarla, que tiene que apoyarla. ¿Por qué? Porque la historia le ha dado a Pablo esa oportunidad. Por lo que sea. Esto no se presenta todos los días.

¿Qué va a pasar en IU Madrid?

Me han dicho que el viernes van a disolver Madrid. Y asumir una deuda de tres millones de euros, que sumada a los 12, pues son 15. Bueno, todo se paga. Pero el problema es el escándalo y la repercusión que va a tener. Y aquí hay una amenaza que Madrid ha lanzado contra Andalucía: "Si tiramos de la manta, cuidado".

¿Cree que sería una decisión correcta por parte de la dirección de IU?

Pero no solo eso. Es que con el tiempo que tenemos, y se puede hacer, hay que iniciar un proceso de reflexión y reconstitución. En 2008 ya escribí un documento que se llamaba 'No hay tiempo para más dilaciones', en el que planteaba la situación de IU, cambiar las direcciones, el discurso... Un papel que me aprobó la Conferencia Nacional del PCE y que ha ido a un cajón. Ellos reclaman opiniones, de mí y de otros, las aprueban, pero... Y eso ya me cabrea.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha