eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Aznar de pequeño quería ser Alfredo Di Stéfano: "Siempre tuve una gran ambición personal"

El expresidente reconoce que tuvo una adolescencia "dispersa": "Me gustaba andar por ahí, ir a los guateques"

- PUBLICIDAD -
Aznar de pequeño quería ser Alfredo Di Stéfano: "Siempre tuve una gran ambición personal"

El expresidente del Gobierno José María Aznar, madridista confeso, ha desvelado que, cuando era pequeño, soñaba con "ser Di Stéfano directamente, no otra cosa" porque siempre le ha gustado "competir y ganar" en todos los ámbitos de la vida.

"Siempre he tenido una gran ambición personal", ha explicado Aznar en una entrevista a Bertín Osborne en el programa 'Mi casa es la tuya' de Telecinco, donde el político que acabó con la hegemonía del PSOE en 1996 ha revelado algunos detalles de su vida personal.

Aznar ha recordado el momento en el que conoció a su mujer, Ana Botella, hace casi 40 años, durante un viaje universitario. "Esta es mía, me la quedo", fue su pensamiento, utilizando sus propias palabras, tras entablar contacto por primera vez con la que sería su futura esposa. Algo que ocurrió en el pasillo de un avión que volaba de Estambul a Atenas.

"Ese es el momento capital de mi vida", asegura Aznar, que poco antes del encuentro estuvo a punto de abandonar la carrera de Derecho para estudiar Filosofía, lo que habría evitado que conociera a Botella. "Pero tomé la decisión conservadora: ya que llevo tres años, voy a terminarlo". Según Aznar, a los tres días de relación con Botella, sabía que los dos acabarían en el altar. "Te vas a casar conmigo", asegura que la dijo entonces.

La determinación del Aznar veinteañero contrasta con la etapa "dispersa" que tuvo siendo adolescente, ha explicado el expresidente. "Tuve, de los 14 a los 16, unos años complicados", según Aznar. En aquel momento, el que acabaría siendo líder de la derecha española lucía "pelo largo", "no prestaba mucha atención a las cosas" y le tentaba la jarana.

"Me gustaba mucho andar por ahí, ir a los guateques y llevar el pelo largo. Perdí mucho el tiempo", ha resumido Aznar recordándose adolescente, cuando ya había aceptado que no sería el delantero del Real Madrid, como anhelaba de pequeño, cuando no comprendía que sus compañeros de colegio no leyeran "todos los periódicos" como hacía él en casa.

"Me llamaba la atención. Les decía: ¿en vuestra casa no se lee el periódico? Era una forma de estar pendiente de la vida pública. Pero en un momento dado tuve que decidir si contaba las cosas o prefería que otro contara las que yo hacía", ha dicho para explicar por qué acabó decantando por la política y evitó seguir los pasos de su padre y de su abuelo, ambos periodistas.

DE LOGROÑO A MONCLOA

Aznar ha detallado el momento y el lugar en que decide militar en Alianza Popular: Logroño, 1978. "Porque en el 77 yo voté a la UCD de Adolfo Suárez", ha puntualizado, "pero ya entonces daba síntomas de desintegración y de que la evolución del centro derecha iría por Fraga", que entonces dirigía el partido que acabaría convirtiéndose en el PP.

En la capital riojana, donde el matrimonio Aznar-Botella fue a vivir poco después de su boda y con sendas oposiciones aprobadas, el futuro presidente del Gobierno conoció a Fraga y "tuvo sus primeros escarceos" con la vida política. "Y mi mayor adversario era Ana Botella", ha asegurado.

Según Aznar, su mujer "no quería de ninguna manera" que militara en un partido. "Pero al final ella fue participando y acompañándome", ha dicho sobre su esposa, que acabaría siendo alcaldesa de Madrid. "He sido un tipo afortunado porque la vida me ha tratado muy bien", ha proclamado Aznar durante la entrevista, grabada en la casa de Bertín Osborne, a la que acudió con un presente. "Te he traído aceite, eh, buenísimo. Y español, por supuesto", fueron las palabras de Aznar al entrar en la vivienda del presentador.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha