Focos

Aznar da lecciones a Rajoy sin asumir su responsabilidad sobre el accidente del Yak-42

El expresidente reaparece en el primer acto desde la separación oficial de FAES y el PP y despeja los temores de que funde un nuevo partido de derechas

Andrea Levy, enviada por el PP junto a Maroto al acto de Aznar, asegura que Rajoy "siempre escucha porque las ideas son bienvenidas"

48 Comentarios

- PUBLICIDAD -
José María Aznar y su ministro de Defensa, Federico Trillo, en 2004.

José María Aznar y su ministro de Defensa, Federico Trillo, en 2004.

Como si él no hubiera estado al frente del Gobierno cuando Federico Trillo era ministro de Defensa y responsable de la gestión del accidente del Yak-42, José María Aznar volvió a convertir este miércoles un acto de FAES en una sarta de reproches con Mariano Rajoy como destinatario. En plena polémica por el informe del Consejo de Estado que responsabiliza al Gobierno de entonces y que ha hecho suyo María Dolores de Cospedal, Aznar presentó en público la nueva FAES divorciada del PP a través de un coloquio con dos exministros, Josep Piqué y Alberto Ruiz-Gallardón.

"Buenos días" ha sido toda su respuesta a las preguntas sobre el exministro Federico Trillo y las conclusiones del órgano consultivo del Gobierno sobre la responsabilidad del Ministerio en las condiciones en las que volaron los 62 militares fallecidos. Pocas horas antes de que Trillo confirmara de que había pedido adelantar su relevo previsto para las próximas semanas.

Aznar también contestó con un "buenos días" sobre la posible creación de una nueva formación política de derechas, una vez completado un divorcio entre FAES y el PP que comportó que renunciara el mes pasado a su cargo de presidente de honor y se quedara como simple militante.

Una vez dejó claro que no tenía ninguna intención de decir su opinión sobre su época al frente del Ejecutivo, el diálogo moderado por Javier Zarzalejos giró en torno al título del acto "Ideas para la sociedad española", pero también sobre multitud de temas. En el acto, vedado a las preguntas de la prensa, Piqué y Gallardón conversaron sobre política territorial, populismos y el papel del PP.

Así, Alberto Ruiz-Gallardón elucubró sobre uno de los reproches del ala más dura del PP: el abandono de los principios tradicionales del partido conservador. El exministro de Rajoy, que tiró la toalla ante la imposibilidad de aprobar una nueva ley del aborto más restrictiva, aseguró que uno de los problemas del centroderecha es haber renegado de sus ideas en su afán de ganar más votos.

"Hemos estado en los últimos años escondiéndonos, avergonzándonos de proclamar aquello que de verdad pensábamos", dijo Gallardón. El exdirigente, que insistió en que no va a volver a la política activa, lo reconoció como un mea culpa y admitió que había "sacrificado la proclamación" de algunos de sus principios políticos.

Josep Piqué echó en falta la escasez de pedagogía en Cataluña sobre la independencia, pero no dejó que su reproche fuera aprovechado por Aznar ya que ha criticado duramente a la vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, por su afán en recuperar el diálogo con la Generalitat.

"El populismo independentista no ha tenido respuesta. Que nadie me malinterprete, ha sucedido durante un periodo más largo, no me refiero a los últimos años", precisó el exministro de Exteriores de Aznar y portavoz de su Gobierno.

El temor despejado una vez el expresidente clausuró el acto es que se disponga a propiciar un nuevo partido de derechas que compita con el PP. Así, Aznar dejó claro que el papel de FAES siempre ha sido el de "dar ideas" y prometió que seguirá haciéndolo en el futuro con toda libertad. "Ahí vamos a permanecer y ahí nos podrán encontrar", zanjó el exmandatario.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha