eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Dácil Pérez de Guzmán devuelve la magia de la infancia con "La última isla"

- PUBLICIDAD -
Dácil Pérez de Guzmán devuelve la magia de la infancia con "La última isla"

Dácil Pérez de Guzmán devuelve la magia de la infancia con "La última isla"

La debutante Dácil Pérez de Guzmán, hasta ahora en los equipos técnicos de cintas como "Cuando vuelvas a mi lado" o "Solas", ha filmado una película mágica, "La última isla", donde Julieta Serrano y Carmen Sánchez devuelven al espectador la ilusión de ser niño y el encanto de vivir en la naturaleza.

Una película que ha costado más de seis años comenzar a rodar y otros dos para lograr la distribución, todo un récord que solo habla del empeño y la confianza de esta joven directora que rodó en cuatro semanas y tuvo que llevar en barco hasta la isla todos los materiales necesarios.

"Nos caímos y nos volvimos a levantar, una y otra vez, pero es que si no, no lo hubiéramos sacado adelante porque las posibilidades de financiación eran muy pocas, la cosa está muy complicada, y fue a base de cabezonería", indica Pérez de Guzmán en una entrevista con Efe, realizada con motivo del estreno de la cinta mañana en cines de toda España.

Además de Sánchez y Serrano, todo el reparto -Antonio Dechent, Eduardo Velasco, Maite Sandoval y los estupendos niños Pablo y Lucía Paredes- son "amigos", explica Dácil, que sabía de las dificultades de trabajar en una isla "ya bastante asilada", donde se necesitaba "que todo el mundo estuviera muy por la labor".

Las dificultades que se intuyen quedan totalmente diluidas al ver la belleza de la isla del Hierro, agreste y salvaje, real su reflejo hasta en el hecho de que "allí no hay apenas niños", contaba a Efe Sánchez, actriz de series de televisión como "Isabel", "Ángel o demonio" o "El internado", que reconoce que tras su paso por la isla usa "mucho menos el móvil".

La joven explica que su personaje es "una malcriada y caprichosa de la que sus padres no se pueden ocupar un verano y acaba con la tía Belinda; y tiene que aprender a sobrevivir sin sus aparatos electrónicos y sin móvil".

Y Belinda "deja que ella vaya descubriendo la vida y que poco a poco se conecte con el mar, con la luz, con esa belleza que es El Hierro", añade la veterana actriz barcelonesa, que valora la parte de defensa de la naturaleza y la ecología de la película.

Para Julieta Serrano, Alicia es "un ser inocente mediatizado por la cultura en la que vive dentro de una ciudad moderna y tecnificada que de repente se encuentra con la naturaleza; la película es el camino que recorre hasta conectarse con la vida, y crecer. Y mi personaje le ayuda a eso, pero dejándola ser ella misma".

La directora, que ha metido en la historia su propia infancia, su experiencia vital y su conocimiento de la isla, donde vivió de pequeña, afirma que uno de los motivos de rodar "La última isla" fue su convencimiento de que "estamos equivocando la educación del ser humano".

"Les adiestramos el cerebro y nos olvidamos de todo lo demás; la danza, el contacto con la naturaleza, que se está dejando de lado, debería ser tan importante como las matemáticas, y eso también lo quiero agitar: los niños saben mucha tecnología, pero ni social, ni emocional, ni sensorial ni físicamente están más avanzados que los que nos criamos embrutecidos en mitad de ninguna parte", reflexiona.

Al cabo de un centenar de películas, Serrano, "chica Almodóvar" desde los comienzos, confiesa que "con lo dura que es la profesión, si no se siente amor por este trabajo, este juego que dicen los franceses, es que no sirves, porque te exige una entrega total, y Dácil la tiene".

"Los que consiguen hoy hacer cine es a base de tenacidad y esfuerzo y de contar con la complicidad de los equipos", opina la octogenaria actriz, en la actualidad de gira con Cayetana Guillén Cuervo en "La malquerida".

Y Velasco, que duplica personaje al interpretar a unos gemelos "simétricos" -uno tiene perdida la cabeza tras la muerte de los padres, y el otro, geólogo, vive dentro de una cueva para investigar "desde dentro"-, agradece sus papeles como "un regalo", pero más, dice, "que Dácil me ha hecho enamorarme de una isla que no conocía". Alicia G.Arribas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha