eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Disturbios en el noreste de Nicaragua por los resultados de las elecciones

- PUBLICIDAD -
Disturbios en el noreste de Nicaragua por los resultados de las elecciones

Disturbios en el noreste de Nicaragua por los resultados de las elecciones

El noreste de Nicaragua fue escenario de disturbios debido al "silencio" del Consejo Supremo Electoral (CSE) sobre los resultados de las elecciones en la región autónoma Caribe Norte (RACN), informó hoy el partido indígena Yatama.

Los disturbios, ocurridos la noche del lunes, dejaron al menos tres agentes de seguridad y un número no determinado de civiles heridos, así como arrestados, además de motocicletas incendiadas y la destrucción parcial de la Casa de Gobierno de Bilwi, centro de la RACN, dijo a la prensa el dirigente del partido indígena, Brooklyn Rivera.

El último reporte sobre las elecciones brindado por el CSE, que dio una amplia ventaja a la reelección del presidente Daniel Ortega, fue emitido la mañana de ayer lunes con el 99,8 % de las mesas electorales escrutadas, pero Yatama afirmó que no incluyó los resultados de la RACN, donde el partido indígena habría ganado con holgura sobre el oficialista Frente Sandinista de Liberación Nacional (FSLN).

Las revueltas ocurrieron después de que seguidores de Yatama marcharan por las calles de la ciudad de Bilwi para exigir que el CSE brindara los resultados parciales, que influirán en el gobierno autónomo de la RACN.

"Realizamos la marcha para que el Consejo respete la voluntad de la población, que dio un respaldo masivo a Yatama en las elecciones, pero las autoridades no han emitido los resultados", dijo Rivera.

Según el líder indígena, los disturbios comenzaron cuando integrantes de Yatama recibieron pedradas desde el interior de la Casa de Gobierno, adonde los manifestantes no pudieron entrar por impedimento de la Policía Nacional.

Hasta ahora las autoridades estatales no han emitido un informe oficial sobre los disturbios, sin embargo, algunos medios oficialistas inculpan a los manifestantes por los daños.

Tanto la Policía nicaragüense, como un grupo de expertos internacionales invitados por el CSE para presenciar los comicios, donde no se permitió la observación electoral, han insistido en que el proceso se desarrolló sin incidentes.

Ortega y el FSLN ganaron con comodidad unas elecciones generales de Nicaragua en las que el abstencionismo se presentó como factor sorpresa.

Según datos del CSE, con el 99,8 % de las mesas escrutadas, la abstención se ubicó en el 42,8 % de un padrón compuesto por 4,9 millones de personas, aunque las autoridades insisten en ubicar el dato en 31,8 % sobre la base de los 3,8 millones de habitantes que esperaban que votarían.

Grupos opositores mantienen que el abstencionismo superó el 70 % del padrón electoral.

Con los resultados presentados como irreversibles por el CSE, el FSLN obtiene amplia mayoría en el Parlamento nicaragüense, y Ortega logra su cuarto mandato y tercero consecutivo, esta vez con su esposa, Rosario Murillo, como vicepresidenta.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha