eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Duro golpe policial al 15-M

La policía desaloja y tapia el centro social ocupado Casablanca, lugar de archivo y referencia para el 15-M madrileño

El desalojo se produce a una semana del 25-S, dos años después de que la propiedad del edificio denunciara la okupación

30 Comentarios

- PUBLICIDAD -
Primera reunión de la Coordinadora 25-S en el CSO Casablanca / Juan Luis Sánchez

Primera reunión de la Coordinadora 25-S en el CSO Casablanca / Juan Luis Sánchez

Dos años y medio después, la policía ha desalojado el Centro Social Okupado (CSO) Casablanca, uno de los últimos referentes de los movimientos sociales en Madrid. Ocupado en abril de 2010, fue el centro de reuniones más importante del movimiento 15-M y era el lugar escogido para algunos encuentros de la Coordinadora 25-S, que prepara la acción Rodea el Congreso del próximo día 25 de septiembre.

El desalojo se produjo tras la denuncia de la propietaria, la inmobiliaria Monteverde, según ha confirmado la empresa y la Delegación del Gobierno a eldiario.es. "Denunciamos al día siguiente de saber que había sido ocupado, hace más de dos años", han afirmado desde Monteverde -representantes de la misma han asistido al desalojo-.

El centro albergaba todo el archivo de documentación de la acampada de la Puerta del Sol del pasado año así como los alrededor de 10.000 libros que conformaban su biblioteca, todo un material que ahora se encuentra tapiado junto con discos, instrumentos de teatro y de demás proyectos sociales y culturales que se organizaban en su interior.

La policía llevó a cabo el desalojo poco antes de las 7.00 horas, momento en el cual el centro estaba vacío, tal y como han confirmado tanto la Jefatura Superior de Policía como el CSO. Únicamente se ha permitido el acceso a unas diez personas que han podido retirar muy pocas cosas en carros de compra. Hay un detenido por resistencia a la autoridad.

Se desconoce si el material podrá ser recuperado. Según la Jefatura Superior, en estos casos todo suele llevarse a un depósito, aunque han dicho desconocer que sucederá con el Casablanca. Por su parte, desde la Delegación del Gobierno han advertido de que es la propietaria quien debe decidir si lo permite o no. Esta ha preferido no hacer comentarios al respecto.

Una de las principales quejas de las personas que trabajaban en la gestión del CSO es que la policía no mostró en ningún momento la orden judicial. Según ellos, la Audiencia Provincial de Madrid "había archivado el caso, dejando claro que no existía ningún delito de usurpación, por lo que tampoco procedía ninguna medida cautelar como el desalojo".

Desde la Delegación del Gobierno han afirmado que sí existía una orden de desalojo y la Jefatura Superior, preguntada sobre el asunto, se ha excusado en que solo tienen obligación de enseñarla a la propietaria del inmueble.

A este respecto, fuentes de Legal Sol han señalado que es verdad que la policía no debía enseñar nada si el inmueble se encontraba vacío en el momento del desalojo. No obstante, han denunciado que el Juzgado de Instrucción número 38, el que lleva el caso, no ha avisado en ningún momento de lo que se iba a producir. "Tienen obligación de avisar antes de mandar a la policía. Deben dar opción a que la gente abandone por su cuenta", han comentado.

Las mismas fuentes han afirmado que se personarán en el juzgado y reclamarán al menos la devolución de todos los materiales.

Fuentes de Monteverde, empresa vinculada a la trama corrupta Malaya y propietaria de otros edificios abandonados en Madrid como el teatro Albeniz y el Hotel Madrid, no han querido decir si utilizirán el inmuebe o dejarán que siga vacío.

La asamblea del CSO, por su parte, ha reafirmado "su intención de continuar con el proyecto social que se realiza".

***

Stéphane M. Grueso ha grabado esta mañana tras el desalojo para el blog de eldiario.es Interferencias.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha