eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El Fiscal dice que los casos con "sor María" como imputada están abocados al archivo

- PUBLICIDAD -
Interior hará "todo lo que pueda" en la causa "justa y humana" de los niños robados

Interior hará "todo lo que pueda" en la causa "justa y humana" de los niños robados

El fiscal superior de Madrid, Manuel Moix, ha dicho hoy que los dos presuntos casos de robo de bebés, que se investigan en juzgados madrileños y en los que la religiosa María Gómez Valbuena, conocida como "sor María", es la única imputada, "están abocados al archivo", tras el fallecimiento de la monja.

En declaraciones a Efe, Moix ha explicado que si no hay más imputados que la religiosa, esos casos están abocados al archivo, ya que no se puede dirigir la acusación contra nadie, porque el presunto responsable ha fallecido.

"Si la investigación pudiera determinar que pudiera haber otras personas imputadas, se podría seguir adelante", pero, en principio, en esos procedimientos, la única imputada es "sor María", por lo que tendrán que archivarse, tras el fallecimiento de la religiosa, ha precisado.

"Lo que puede ocurrir a continuación dependerá de los resultados de la investigación judicial y no se puede anticipar nada", ha recalcado Moix.

El fiscal superior de Madrid ha manifestado que desconoce el estado de los dos procedimientos judiciales abiertos a raíz de las denuncias presentadas por María Luisa Torres y Purificación Betegón por el presunto robo de sus hijas, en los que la única imputada es María Gómez Valbuena.

En general, en los casos de "niños robados", ha afirmado Moix, "no hay pruebas suficientes que acrediten las denuncias interpuestas" porque tan solo hay una serie de testimonios y documentos que ponen de manifiesto el nacimiento del bebé, la muerte, la inscripción en el Registro Civil y el entierro en el cementerio correspondiente.

A partir de los diez años, ha detallado, los restos de los bebés pasaban a ser enterrados en una fosa común, lo que impide buscar ningún rastro de esos bebés para hacer las pruebas de ADN, que es el objetivo de muchos de los afectados.

"No hay datos más allá de las manifestaciones de estas personas que puedan probar lo que ellas afirman: que su hijo nació vivo y que fue dado a otra persona", ha indicado el fiscal, quien ha añadido que el caso de "sor María" era el único en el que existían dudas de que podía ser cierta esa versión y, por eso, está en los Juzgados.

La Fiscalía, ha destacado, no está encontrando pruebas que avalen las denuncias de los afectados, porque se trata de hechos de los años setenta, en los que "el gran problema es que los restos de los recién nacidos están en fosas comunes y, a partir de ahí, se rompe la investigación".

"No se puede afirmar que todas las denuncias no puedan probarse, pero nos encontramos con que carecemos de pruebas para decir que los hechos sucedieron como dicen las madres", ha apuntado Moix, quien ha matizado: "No digo que ellas mientan, sino que no tenemos pruebas para contrastar que eso sea verdad".

Con los datos de los que dispone la Fiscalía de Madrid, "no hay ninguna trama" dedicada al robo de niños en España, porque "hay casos en todo el país y están absolutamente desconectados entre sí", ha subrayado Moix.

En Madrid, en las dos exhumaciones que se han hecho, los bebés estaban enterrados estaban allí y eran hijos de los padres que presentaron las denuncias, según el fiscal.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha