eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Litvinenko cobraba 2.600 euros de los servicios secretos británicos, según la viuda

- PUBLICIDAD -
Litvinenko cobraba 2.600 euros de los servicios secretos británicos, según la viuda

Litvinenko cobraba 2.600 euros de los servicios secretos británicos, según la viuda

El exespía ruso Alexander Litvinenko, asesinado en Londres en 2006, cobraba 2.000 libras (2.600 euros) al mes como asesor de los servicios secretos británicos, reveló hoy su viuda, Marina Litvinenko.

Marina Litvinenko, de 52 años, testificó durante una audiencia de la investigación pública que se lleva a cabo en el Reino Unido sobre la muerte del exagente del KGB, fallecido el 23 de noviembre de 2006 tras ser envenenado con la sustancia radiactiva polonio-210.

Las autoridades británicas acusan del crimen a los antiguos agentes secretos rusos Andréi Lugovói y Dmitri Kovtun, con quienes Litvinenko tomó el té en un hotel de Londres el 1 de noviembre, pero ellos niegan su implicación y Moscú ha rechazado su extradición.

En la vista de hoy, la viuda explicó que, tras recibir asilo en el Reino Unido en 2001, su esposo, que huía del régimen de Vladímir Putin, colaboró con los servicios secretos británicos y españoles.

Antes de su muerte, precisó, cobraba 2.000 libras mensuales como "consultor" del MI6 británico, el servicio de espionaje exterior, aunque no estaba en nómina como agente a tiempo completo.

Marina Litvinenko, quien durante años pidió la investigación pública que ahora se efectúa, intenta demostrar, con la ayuda de sus abogados que su marido y padre de su hijo Anatoly fue asesinado por orden del Kremlin por su campaña contra Putin.

En su declaración, que proseguirá mañana, explicó que su esposo escribió varios libros sobre Putin, donde alegaba que éste empezó a trabajar para el KGB -luego llamado FSB- en su etapa universitaria y desarrolló contactos con el mundo del hampa durante su época de vicealcalde de San Petersburgo.

Su acusación "más notoria", precisó la viuda, fue que el FSB planeó los bombardeos de 1999 en varios bloques de apartamentos de ciudades rusas que causaron 293 víctimas mortales y que llevaron a la segunda guerra de Chechenia.

Además, Marina Litvinenko narró que su familia estaba vigilada desde que en 1998 su esposo denunció públicamente que el FSB le había pedido que matara al empresario ruso Boris Berezovski.

Berezovski, también exiliado en el Reino Unido y que fue encontrado muerto por ahorcamiento en su mansión inglesa en 2013, ayudó económicamente a la familia Litvinenko durante sus primeros años en Londres e, incluso, tras el fallecimiento del antiguo espía.

Marina Litvinenko dijo que conoció a su marido en 1993 y se casaron un año después y aseguró que estaba "muy orgulloso" de recibir la nacionalidad británica y de que su hijo también la tuviera.

En otro momento de su declaración, la viuda relató, como un ejemplo más de las alegaciones contra Putin que pudieron llevar a su muerte, que su esposo acusó al presidente ruso de pederastia después de un incidente en el que besó a un niño en la barriga durante un visita guiada por el Kremlin.

La investigación judicial británica por la muerte de Litvinenko empezó el pasado 27 de enero con autorización del Gobierno de David Cameron, que en un principio se había negado a celebrarla por temor a dañar las relaciones con Rusia.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha