eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Lorenzo de Bélgica involucrado en nueva polémica tras contactos con Angola

- PUBLICIDAD -

Lorenzo de Bélgica está en el centro de una nueva polémica, tras conocerse que tuvo contactos con diplomáticos de Angola sobre los proyectos energéticos que desarrolla la fundación del príncipe y de los que no informó al Gobierno ni a la Casa Real, publica hoy el diario flamenco De Morgen.

"Afecta a una oferta global en materia de energía renovable para la capital, Luanda. Por el momento no se ha firmado nada", señaló Alex Tallon, el liquidador de la fundación GRECT, de la que es fundador y presidente el tercer hijo de los reyes Alberto y Paola de los belgas, según la misma fuente.

El diario flamenco recuerda que, tras protagonizar varios escándalos, Lorenzo firmó en 2011 un documento por el que se comprometía a informar al Ejecutivo belga de sus actividades en el exterior, bajo pena de perder la dotación de 300.000 euros anuales que recibe del Estado.

Según ese documento, publicado hoy en la edición digital de Le Soir, que también reproduce la información del diario flamenco, el príncipe se comprometió a informar antes de cualquier viaje al Ejecutivo belga.

"Me comprometo, para todo desplazamiento al exterior que implique contactos con personalidades políticas o que conlleve una perspectiva de proyecto de desarrollo con otros socios, a consultar antes con el ministro de Asuntos Exteriores sobre el contenido y la oportunidad del desplazamiento, y a seguir escrupulosamente la opinión que me sea dada", dice el documento.

"En la actualidad, ni Asuntos Exteriores, ni el gabinete del primer ministro o Casa Real han sido informados", señala De Morgen.

En 2011 Lorenzo de Bélgica realizó una visita extraoficial y sin informar a su padre, el rey Alberto II, a la República Democrática del Congo, un desplazamiento que el entonces primer ministro Yves Leterme le había pedido que no realizara.

"Así, el príncipe ha estado bajo una forma de tutela del Gobierno", recuerda ese rotativo, que también precisa que cualquier proyecto realizado por la fundación GRECT "tiene que recibir el aval" por parte del primer ministro.

El portavoz de la Casa Real belga, Bruno Nève, indicó a De Morgen que "ahora se analiza (la información), para verificar con exactitud si todo se mantiene en el marco de lo previsto en su día por el Gobierno Leterme", al tiempo que se declaró "de nuevo sorprendido" por la revelación de la que no fueron informados por el príncipe.

Por su parte, el abogado del príncipe belga, Pierre Legros, declaró a ese medio que su cliente no había roto su compromiso de 2011, al tiempo que señaló que Lorenzo "no ha tenido contactos políticos o diplomáticos" relacionados con el país africano.

El tercer hijo de los reyes belgas se ha visto involucrado en varios escándalos, e incluso la misma Casa Real belga evitó que asistiera a los actos oficiales de la fiesta nacional en 2011 y el Parlamento le advirtió de que podía retirarle la dotación que le corresponde como miembro de la familia real.

En las navidades de 2006, el propio Alberto II llamó al orden a su hijo para que enderezara su comportamiento durante el discurso tradicional de cada final de año.

Alberto II de Bélgica y la reina Paola son padres de tres hijos, el heredero Felipe, de 52 años y casado con Mathilde d'Udekem; Astrid, de 50, y esposa del archiduque Lorenz de Austria-Este, y Lorenzo, de 49, casado con Claire Coombs desde 2003.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha