eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Manuel Baltar avisa de que no se llamó a su padre para "contrastar ningún dato" sobre los contratos de la Diputación

Dice que "las puertas están abiertas para investigar" su etapa al frente de la institución y defiende legalidad de sus contrataciones

- PUBLICIDAD -

El presidente de la Diputación de Orense, Manuel Baltar, advierte de que el fiscal "en ningún momento" llamó al expresidente del ente provincial José Luis Baltar Pumar para "contrastar ningún dato" sobre la querella por supuestas contrataciones a dedo presentada contra el veterano político, que es su padre.

En declaraciones este lunes a los medios tras intervenir en la Comisión de Orzamentos del Parlamento para presentar los presupuestos de la Diputación, Manuel Baltar ha declinado evaluar si prosperará el recurso presentado contra la admisión a trámite, por del Juzgado de Instrucción número 1 de Orense, de la querella impulsada por el fiscal contra Baltar Pumar por un supuesto delito de prevaricación continuada.

"No me voy a pronunciar sobre un procedimiento en trámite, cada uno articula su defensa como estime oportuna", ha manifestado Manuel Baltar quien, a renglón seguido, argumentó que en el procedimiento abierto "el querellado en ningún momento fue llamado para hacer ninguna declaración, contrastar ningún dato o tomar algún tipo de manifestación sobre este asunto". Dicho esto, ha considerado que hay que "dejar a la Justicia que actúe", que es lo que "tiene que hacer".

En este contexto, y después de defender que "la forma de contratación de la diputación es la que se ajusta a la normativa legal" y de recordar que los últimos 133 contratos de este ente se hicieron "mediante una comisión mixta entre la diputación y la Xunta, Baltar Blanco remarcó que "si quieren investigar, las puertas están abiertas para investigar lo que quieran".

Con todo, se ha preguntado por qué "se decidieron (los socialistas)" a presentar en 2012 una serie de contratos al fiscal. "No sé por qué no lo decidieron en años anteriores, alguna responsabilidad tendrán los portavoces anteriores socialistas y nacionalistas, como Manuel Vázquez y Tereixa Paz", ha manifestado el presidente provincial, quien resolvió que, "si no lo hicieron", ahora él no va a decir que "fueron encubridores de aquella política".

CRÍTICAS A LA POLÍTICA DE CONTRATACIÓN

Precisamente, la nacionalista Tereixa Paz, diputada del BNG por la provincia, cargó durante la comparecencia en comisión contra la política de personal del ente provincial y de quien llamó "Baltar Segundo", de manera que acusó al presidente actual de "heredar con todas las consecuencias y seguir practicando esas políticas".

De esta forma, Paz le reclamó que explicase "qué cambios" se introdujeron en la política de contratación para las 133 personas del servicio de ayuda en el hogar, que se hizo el año pasado con cargo a un convenio suscrito con la Xunta por valor de 1,2 millones de euros.

"Explique, de no ser así, ¿por qué esas 133 contrataciones son igual de escandalosas en cuanto a afiliación política y personal de quienes resultaron contratados, como las 104 que hizo 'Baltar Primero' en el entorno del congreso del PP de 2010 o en los 20 años anteriores?", ha inquirido la parlamentaria nacionalista.

Aunque a ello no contestó en el marco de la comparecencia, en la que recordó que él venía a explicar sus presupuestos, posteriormente a preguntas de los medios, Baltar Blanco subrayó que "la forma de la contratación" de la diputación es la que se "ajusta a la normativa legal".

Así, sobre los cambios en las contrataciones, ha explicado que la Diputación lo que hizo fue "un ajuste" a una ordenanza que regula las contrataciones en virtud de una sentencia de julio de 2012 y adelantándose a una cuestión que se iba a trasladar al Tribunal Superior de Justicia de Galicia (TSXG). Se trata, tal y como ha incidido, de un "párrafo de un artículo".

Sobre la vinculación de esos contratos con el PP, que le atribuyó Tereixa Paz, quien dijo que había una "coincidencia" entre los contratados y los nombres que fueron apoderados e interventores del PP, Manuel Baltar afirmó que "aquí se escuchó de todo" y rechazó hacer desmentidos.

"NO VENGO A DESMENTIR"

"No vengo aquí para desmentir, mi trabajo no es desmentir a socialistas y nacionalistas, aquí vengo a hablar de lo que va a hacer la diputación, la labor de otros será investigar lo que quieran...", ha expresado al ser preguntado por si son verdad las declaraciones de la diputada del Bloque.

De esta manera, Baltar Blanco consideró que "los pronunciamientos de los grupos de la oposición eran previsibles" y recordó que él fue convocado para hablar de los presupuestos y que, "cualquier vinculación, ahí están los tribunales de justicia". "El resto de circunstancias de contratación es el discurso de esta gente durante mucho tiempo. Yo no voy a contestar", ha resuelto.

En este contexto, el presidente de la Diputación de Orense ha remarcado que "siempre hubo absoluta transparencia" en el ente provincial. "No pueden decir que se negó información", ha remarcado, para a renglón seguido, subrayar que en el año que va a cumplir al frente de la institución habrá respondido al "doble" de las preguntas que se presentaron entre 2009 y 2011 juntas. "Si quieren investigar, (las puertas) están abiertas, que investiguen lo que quieran", ha zanjado.

ACCIONES LEGALES

Por otro lado, Baltar Blanco ha confirmado que "en los próximos días" se emprenderán acciones legales para "defender la integridad" de la institución provincial y contra las "personas que se extralimitaron en sus apreciaciones" y que "dijeron determinadas cosas que no se deben decir salvo que se tengan pruebas".

"Llegó el momento de decir basta ya contra este tipo de comportamientos. En política no vale todo y mi obligación, pero también debería ser la de todos los diputados provinciales, de todos los signos, es la defensa de esta institución", ha aseverado el presidente provincial, quien ha indicado que se concretarán "en los próximos días" los sujetos contra los que se actuará en nombre de la Diputación Provincial de Orense.

A la pregunta de si no considera que está bastante judicializada la política en Orense, Baltar Blanco ha incidido en que "no fueron representantes del partido que representa" los que llevaron nada a la Justicia y ha argumentado la necesidad de "defender la institución".

"En este caso hay una institución atacada de una forma brutal, con pronunciamientos que no tienen cabida, y mi obligación es defenderla", ha resuelto el presidente de la Diputación de Orense.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha