eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Marxistas y comunistas lusos reivindican sus ideas sin dejar de apoyar al PS

- PUBLICIDAD -

Marxistas y comunistas portugueses coincidieron hoy en defender que pueden mantener sus ideas y tesis históricas sin dejar de apoyar al nuevo Gobierno del Partido Socialista (PS), más allá de las diferencias programáticas que los separan.

Durante el debate parlamentario de hoy, los portavoces de ambas bancadas se reafirmaron en su compromiso de respaldar el Ejecutivo liderado por el moderado António Costa para "cambiar de políticas" y pasar la hoja la página de la austeridad.

Desde el Bloque de Izquierda (hermanado en la UE con el español Podemos y el griego Syriza), Catarina Martins volvió a abogar por la reestructuración de la deuda, uno de los puntos de su programa al que los socialistas se oponen.

"La reestructuración de la deuda nos parece un camino inevitable, el peso de la deuda sobre la economía portuguesa -cercano al 130 % del PIB- nos parece insostenible. Ignorarlo sería irresponsable", esgrimió la líder del partido, tercera fuerza más importante en el hemiciclo tras las elecciones del pasado 4 de octubre.

Martins consideró que es compatible participar en esta solución política encaminada a impedir un Gobierno conservador y permitir el ascenso al poder de los socialistas con "no abdicar" del programa electoral del Bloque de Izquierda.

El portavoz del Partido Comunista -quinta fuerza con más diputados en la Cámara-, Joao Oliveira, reconoció durante su intervención la existencia de importantes diferencias ideológicas con los socialistas que "nunca fueron escondidas".

A pesar de ello, incidió en que su formación está comprometida con "contribuir para el cambio de políticas, en convergencia con el Partido Socialista", y lograr así revertir la austeridad implementada durante la anterior legislatura.

La alianza con la izquierda fue muy criticada por los conservadores portugueses, que advirtieron de la fragilidad de un Ejecutivo en minoría como el actual, dependiente de este pacto con marxistas y comunistas, históricamente beligerante con los socialistas y con ideas opuestas sobre Europa.

El debate de hoy pondrá punto y final a la presentación del Gobierno socialista, que comenzó el miércoles y culminará con la votación de una "moción de rechazo" presentada por los dos partidos de centro-derecha.

Sin embargo, se da por seguro que la iniciativa -que de ser aprobada supondría la caída inmediata del Ejecutivo- no saldrá adelante, ya que no cuentan con mayoría en el Parlamento.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha