eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Montse Gasull, exconcejal de ERC: La ética debe estar por encima de todo

- PUBLICIDAD -
Montse Gasull, exconcejal de ERC: La ética debe estar por encima de todo

Montse Gasull, exconcejal de ERC: La ética debe estar por encima de todo

La exconcejal de ERC de Torredembarra Montse Gassull, que con sus denuncias destapó los casos Torredembarra y del 3 %, ha afirmado que pese a los "reproches" que recibe porque sus denuncias "dañan" el proceso soberanista, cree que "la ética y la transparencia deben estar por encima de todo".

Las más de veinte denuncias de la exedil republicana de Torredembarra sobre la gestión del exalcalde convergente Daniel Masagué han desembocado en el caso Petrum o también conocido como el del 3 %, la investigación de una trama sobre presuntas comisiones a cambio de adjudicar obra pública.

Torredembarra, un pueblo turístico de la Costa Daurada de poco más de 15.000 habitantes, es el epicentro de este escándalo.

Las denuncias de Gassull, primero con el grupo municipal de ERC y ante la Fiscalía y luego, ya sola, ante la Guardia Civil, han destapado esta presunta trama que "no sabemos hasta dónde llegará; mi abogada dice -ha subrayado Gasull- que las dimensiones son enormes".

Durante la entrevista de Efe con Gasull, varios vecinos han interrumpido la conversación para felicitarla, animarla a seguir adelante y preguntar por el caso, que "será gordo, pero no puedo decir nada por el secreto de sumario", contesta ella.

"No siempre ha sido así, me he sentido sola muchas veces, decían que le tenía manía a Masagué; incluso mi partido me dio la espalda y me fui", explica Gasull.

El exalcalde "me dijo un día que él era un miura y que no podría con él, yo le repliqué que la ley, sí que podría... y el tiempo me ha dado la razón".

En 2012, Gassull llevó a la Fiscalía seis presuntas irregularidades del equipo de Gobierno (CiU-PP y los independientes del GIT).

"Siempre que venían altos cargos por Torredembarra les entregábamos cartas para que supieran lo que pasaba en ese ayuntamiento, estábamos atados de pies y manos", evoca Gassull sobre su actuación y la del concejal de ERC y ahora alcalde, Eduard Rovira.

El 27 de julio del 2013, el presidente Artur Mas inauguró la remodelación del barrio de Baix a Mar. Le intentaron dar la carta en mano, pero previamente, el 12 de junio, "la registramos en la Generalitat, para advertirle que las obras eran ilegales y de lo que hacía su alcalde".

La carta revela que las obras "son presuntamente ilegales porque no cumplen las condiciones del pliego de cláusulas aprobado y adjudicado, ni el contrato que se firmó".

También informaron a Mas de un ambiente enrarecido, de "gueto, cerrado bajo llave, espiado y controlado", y que fueron al "Síndic de Greuges, la Defensora del Pueblo, el Tribunal de Cuentas, la Oficina Antifraude, la Autoridad Catalana de Protección de Datos y a la Fiscalía, que lo ha denunciado al Juzgado".

Pese a la rotundidad de la misiva, de la que enviaron copia al presidente de ERC, Oriol Junqueras, "nadie movió ni un dedo, ahora no pueden decir que no sabían nada".

La exconcejal explica "avisé a los otros concejales varias veces de que participarían en votaciones ilegales, les decía que fueran al lavabo para no votar, pero ni caso".

Al final, "harta de que no me escucharan, explicaba todo lo que hacía Masagué por las redes sociales y él se querelló por injurias y calumnias".

Al recopilar todos los tuits, las publicaciones en Facebook y la documentación que las sustentaba, "mi abogada fue la primera en darse cuenta de que todo aquello llegaría muy lejos".

Gassull es independentista y "a menudo recibo reproches -ha explicado- de que todo este escándalo daña al proceso soberanista, pero si hay presuntos corruptos, la justicia ya actuará y que cada uno pague lo que ha hecho. La ética y la transparencia deben estar por encima de todo", concluye.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha